Don-quijote.1ª parte

Views:
 
Category: Entertainment
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

Slide 1: 

En un lugar de La Mancha… Don Quijote es armado caballero. La aventura de los molinos La aventura de los yangüeses El manteo de Sancho El combate con los rebaños

“EN UN LUGAR DE LA MANCHA…” : 

“EN UN LUGAR DE LA MANCHA…” Libro 1 Daniel, Agustina y Miguel Ángel

Don Alonso Quijano vivía en un lugar de La Mancha. Empezó a leer libros, pero no entendía nada de ellos; y así, estaba leyendo noche y día. : 

Don Alonso Quijano vivía en un lugar de La Mancha. Empezó a leer libros, pero no entendía nada de ellos; y así, estaba leyendo noche y día.

De pronto se quiso hacer caballero andante y decidió ir poniéndose nombres. Él se llamó Don Quijote. A su caballo Rocinante. Y a una preciosa mujer, su amada, Dulcinea Del Toboso. : 

De pronto se quiso hacer caballero andante y decidió ir poniéndose nombres. Él se llamó Don Quijote. A su caballo Rocinante. Y a una preciosa mujer, su amada, Dulcinea Del Toboso.

Don Quijote cogió la armadura de su bisabuelo y, en pleno mes de julio, salió al campo. Decidió ser armado caballero por el primer alcalde que encontrase.Llegó a una venta, que él creyó un castillo. Allí pasó la noche. : 

Don Quijote cogió la armadura de su bisabuelo y, en pleno mes de julio, salió al campo. Decidió ser armado caballero por el primer alcalde que encontrase.Llegó a una venta, que él creyó un castillo. Allí pasó la noche.

Era muy gracioso ver comer a Don Quijote porque, las mozas no conseguían quitarle el casco de la armadura.Tras cenar veló sus armas, durante toda la noche, en el patio de la venta. Así podría ser armado caballero al amanecer. : 

Era muy gracioso ver comer a Don Quijote porque, las mozas no conseguían quitarle el casco de la armadura.Tras cenar veló sus armas, durante toda la noche, en el patio de la venta. Así podría ser armado caballero al amanecer.

Don Quijote, tuvo su primera lucha con un hombre que sólo quería coger agua del pozo, donde nuestro protagonista había puesto sus armas. : 

Don Quijote, tuvo su primera lucha con un hombre que sólo quería coger agua del pozo, donde nuestro protagonista había puesto sus armas.

El buen hombre fue vencido por Don Quijote. Pidió auxilio, pero el ventero ya había explicado, la locura del caballero, a todos los que se hospedaban allí. Tenía una fórmula mejor para mandarlo muy lejos en el momento que llegara el día… : 

El buen hombre fue vencido por Don Quijote. Pidió auxilio, pero el ventero ya había explicado, la locura del caballero, a todos los que se hospedaban allí. Tenía una fórmula mejor para mandarlo muy lejos en el momento que llegara el día…

“DON QUIJOTE ES ARMADO CABALLERO” : 

“DON QUIJOTE ES ARMADO CABALLERO” Libro 2 Juan Bautista, David y Alfonso

El ventero nombró a Don Quijote caballero. Iba montado en Rocinante cuando se encontró a un muchacho gritando. Estaba atado a un árbol recibiendo golpes con una rama. : 

El ventero nombró a Don Quijote caballero. Iba montado en Rocinante cuando se encontró a un muchacho gritando. Estaba atado a un árbol recibiendo golpes con una rama.

El hombre que pegaba al muchacho le dijo a Don Quijote que era su criado. Perdía una oveja al día y por eso le estaba dando un escarmiento. : 

El hombre que pegaba al muchacho le dijo a Don Quijote que era su criado. Perdía una oveja al día y por eso le estaba dando un escarmiento.

Don Quijote le advirtió que no le pegara y el hombre juró que no le iba a pegar por la Orden de Caballería. También dijo que lo dejaría libre. Don Quijote se marchó y el hombre no cumplió lo dicho y pegó, de nuevo, al mozo. : 

Don Quijote le advirtió que no le pegara y el hombre juró que no le iba a pegar por la Orden de Caballería. También dijo que lo dejaría libre. Don Quijote se marchó y el hombre no cumplió lo dicho y pegó, de nuevo, al mozo.

Don Quijote le dijo a Rocinante que caminara sin rumbo pues había dos caminos y, en los dos, habría aventura. A los pocos metros se encontró con unos mercaderes de Toledo. : 

Don Quijote le dijo a Rocinante que caminara sin rumbo pues había dos caminos y, en los dos, habría aventura. A los pocos metros se encontró con unos mercaderes de Toledo.

Los mercaderes toledanos no dejaban de mirarse unos a otros, como preguntándose hasta donde querría llegar “ese loco”. El bromista siguió diciendo burlas a Don Quijote. : 

Los mercaderes toledanos no dejaban de mirarse unos a otros, como preguntándose hasta donde querría llegar “ese loco”. El bromista siguió diciendo burlas a Don Quijote.

Los mercaderes lo tiraron del caballo y le pegaron patadas. Uno de los toledanos partió la lanza de Don Quijote en todos los trozos que pudo. : 

Los mercaderes lo tiraron del caballo y le pegaron patadas. Uno de los toledanos partió la lanza de Don Quijote en todos los trozos que pudo.

“LA AVENTURA DE LOS MOLINOS” : 

“LA AVENTURA DE LOS MOLINOS” Libro 3 Gema, Víctor Manuel y Jesús

Don Quijote había desaparecido y el caballo, Rocinante, estaba cansado y, no quería andar. La sobrina y el ama estaban preocupadas. Un vecino encontró a Don Quijote. : 

Don Quijote había desaparecido y el caballo, Rocinante, estaba cansado y, no quería andar. La sobrina y el ama estaban preocupadas. Un vecino encontró a Don Quijote.

Volvieron a casa y todos se pusieron muy contentos. Abrazaron a Alonso Quijano, Don Quijote. : 

Volvieron a casa y todos se pusieron muy contentos. Abrazaron a Alonso Quijano, Don Quijote.

Don Quijote estaba cansado y se acostó. El ama, la sobrina, el cura y el barbero decidieron quemarle los libros. : 

Don Quijote estaba cansado y se acostó. El ama, la sobrina, el cura y el barbero decidieron quemarle los libros.

Cuando Don Quijote se levantó, fue a la biblioteca y no encontró ninguna puerta. : 

Cuando Don Quijote se levantó, fue a la biblioteca y no encontró ninguna puerta.

Don Quijote estuvo durante quince días hablando con el cura y el barbero; parecía muy recuperado de sus andanzas. : 

Don Quijote estuvo durante quince días hablando con el cura y el barbero; parecía muy recuperado de sus andanzas.

Pero una noche, Sancho y Don Quijote se fueron rumbo a Puerto Lápice. Y allí tuvo una gran batalla contra unos molinos de viento que, él creía eran gigantes. Los molinos le dieron vueltas, lo marearon y le hicieron heridas. : 

Pero una noche, Sancho y Don Quijote se fueron rumbo a Puerto Lápice. Y allí tuvo una gran batalla contra unos molinos de viento que, él creía eran gigantes. Los molinos le dieron vueltas, lo marearon y le hicieron heridas.

“LA AVENTURA DE LOS YANGÜESES” : 

“LA AVENTURA DE LOS YANGÜESES” Libro 4 Sergio, Pedro y Mª Ángeles

Tras la pelea con los molinos de viento, Don Quijote no quería quejarse de sus heridas, porque era un caballero. Sancho no estaba de acuerdo. : 

Tras la pelea con los molinos de viento, Don Quijote no quería quejarse de sus heridas, porque era un caballero. Sancho no estaba de acuerdo.

Comieron a la orilla de un riachuelo y, decidieron pasar la noche allí. Sancho se durmió pero, Don Quijote pasó toda la noche pensando en su amada Dulcinea. : 

Comieron a la orilla de un riachuelo y, decidieron pasar la noche allí. Sancho se durmió pero, Don Quijote pasó toda la noche pensando en su amada Dulcinea.

Se pusieron de nuevo en marcha y, en Puerto Lápice encontraron a unos cabreros que estaban cenando y tocando música alrededor de una hoguera. : 

Se pusieron de nuevo en marcha y, en Puerto Lápice encontraron a unos cabreros que estaban cenando y tocando música alrededor de una hoguera.

A la mañana siguiente, tras dejar a los cabreros, vieron una manada de yeguas en un arroyo. Rocinante se enamoró de una de ellas y los yangüeses , que las cuidaban, apalearon al pobre caballo. : 

A la mañana siguiente, tras dejar a los cabreros, vieron una manada de yeguas en un arroyo. Rocinante se enamoró de una de ellas y los yangüeses , que las cuidaban, apalearon al pobre caballo.

Don Quijote se despertó y fue a defender a su caballo. Sancho también peleó contra los yangüeses. : 

Don Quijote se despertó y fue a defender a su caballo. Sancho también peleó contra los yangüeses.

Pero, comenzó a llover y los yangüeses dejaron la pelea y fueron a buscar a sus yeguas. Don Quijote y Sancho siguieron su camino hasta llegar a una venta, que a Don Quijote le parecía un castillo. : 

Pero, comenzó a llover y los yangüeses dejaron la pelea y fueron a buscar a sus yeguas. Don Quijote y Sancho siguieron su camino hasta llegar a una venta, que a Don Quijote le parecía un castillo.

“EL MANTEO DE SANCHO” : 

“EL MANTEO DE SANCHO” Libro 5 Sebas, Mª José y Francisco

Don Quijote y Sancho Panza , doloridos tras la última aventura con los yangüeses; van a un lugar a descansar, a una venta o un castillo, porque no se ponen de acuerdo. Allí les dan una habitación donde dormir. : 

Don Quijote y Sancho Panza , doloridos tras la última aventura con los yangüeses; van a un lugar a descansar, a una venta o un castillo, porque no se ponen de acuerdo. Allí les dan una habitación donde dormir.

La moza, Maritornes, olvidó su toquilla en la habitación de nuestros aventureros. Don Quijote se despertó, también Sancho y un arriero que compartía el aposento. Todos comenzaron a pelearse. : 

La moza, Maritornes, olvidó su toquilla en la habitación de nuestros aventureros. Don Quijote se despertó, también Sancho y un arriero que compartía el aposento. Todos comenzaron a pelearse.

Un miembro de la Santa Hermandad que allí se alojaba, subió a ver a Don Quijote y, le pegó con un candil en la cabeza. : 

Un miembro de la Santa Hermandad que allí se alojaba, subió a ver a Don Quijote y, le pegó con un candil en la cabeza.

Don Quijote preparó un bálsamo, llamado de Fierabrás, y lo bebió. A Sancho Panza le sentó muy mal. : 

Don Quijote preparó un bálsamo, llamado de Fierabrás, y lo bebió. A Sancho Panza le sentó muy mal.

Se despidieron del ventero diciéndole “muchas son las mercedes, señor alcalde”. El ventero quería el dinero de la posada y tiró de la cola de Rucio y Sancho tiraba por delante. : 

Se despidieron del ventero diciéndole “muchas son las mercedes, señor alcalde”. El ventero quería el dinero de la posada y tiró de la cola de Rucio y Sancho tiraba por delante.

El ventero se empezó a reír y castigó a Sancho, manteándolo. Don Quijote lo veía todo desde fuera de la venta. : 

El ventero se empezó a reír y castigó a Sancho, manteándolo. Don Quijote lo veía todo desde fuera de la venta.

“EL COMBATE CON LOS REBAÑOS” : 

“EL COMBATE CON LOS REBAÑOS” Libro 6 Carlos, Rosa y Lisa

Don Quijote y Sancho vuelven a armarse para luchar. Sancho sale dolorido y cansado, mientras su amo le espera fuera. : 

Don Quijote y Sancho vuelven a armarse para luchar. Sancho sale dolorido y cansado, mientras su amo le espera fuera.

Y cogieron su caballo y su burro para seguir sus aventuras. Sancho, mientras caminan le dice a su señor que, aquellos bellacos que lo habían manteado, no eran fantasmas sino hombres de carne y hueso. El nombre de uno de ellos era Pedro Martínez. : 

Y cogieron su caballo y su burro para seguir sus aventuras. Sancho, mientras caminan le dice a su señor que, aquellos bellacos que lo habían manteado, no eran fantasmas sino hombres de carne y hueso. El nombre de uno de ellos era Pedro Martínez.

Don Quijote cada vez más animado explica a Sancho los detalles de la lucha y el miedo que tenía Sancho. : 

Don Quijote cada vez más animado explica a Sancho los detalles de la lucha y el miedo que tenía Sancho.

A lo lejos divisan un rebaño de ovejas, que Don Quijote ve como un ejército. Los pastores no pueden creer lo que están viendo. Mientras nuestro caballero arremete contra ovejas y carneros. : 

A lo lejos divisan un rebaño de ovejas, que Don Quijote ve como un ejército. Los pastores no pueden creer lo que están viendo. Mientras nuestro caballero arremete contra ovejas y carneros.

Tras la batalla prosiguen su camino en silencio. Lo único que alumbraba eran las estrellas. Después de caminar mucho llegan a un escondite en un valle; y paran a descansar y comer algo. : 

Tras la batalla prosiguen su camino en silencio. Lo único que alumbraba eran las estrellas. Después de caminar mucho llegan a un escondite en un valle; y paran a descansar y comer algo.

El escudero tiene cada vez más miedo y, además está sediento y molido. : 

El escudero tiene cada vez más miedo y, además está sediento y molido.