examenes-resueltos-selectividad

Views:
 
Category: Entertainment
     
 

Presentation Description

Reflexión acerca de los beneficios de practicar con exámenes de selectividad resueltos para aquellos alumnos que están preparando la selectividad.

Comments

Presentation Transcript

En mi opinión, la mejor forma de preparar selectividad es practicar. De nada vale conocer el temario a fondo y ser capaz de memorizar y repetir cada uno de los temas de una asignatura si no se tiene la suficiente madurez para afrontar el examen. Por eso creo que la mejor forma de afrontar esos 3 días de exámenes que sirven para decidir el futuro laboral de los estudiantes que se presentan es practicar con exámenes de selectividad resueltos. Aparte de la ventaja evidente que supone hacer ejercicios similares a aquellos a los que el alumno se enfrentará durante la selectividad, otros beneficios quizás menos evidentes se desprenden de practicar con exámenes de selectividad resueltos. Por ejemplo, uno de los principales problemas a los que el alumno se enfrenta cuando aborda un examen de selectividad o PAU es la falta de tiempo. Al tratarse de una hora y media, es necesario abordar el examen con las ideas lo suficientemente claras y una noción del tiempo lo suficientemente buena como para que el límite de tiempo no suponga una traba a la hora de superar el examen. Por tanto, si el alumno practica con exámenes de otros años, podría, acompañado de un cronómetro, realizar un examen con la misma duración que el de selectividad. De esta manera será capaz de ver si la hora y media de la que dispondrá le será suficiente o si por el contrario necesita resumir más o ganar agilidad a la hora de responder. Finalmente, otra de las ventajas que tiene el practicar con ejecicios de años anteriores es habituarse al vocabulario empleado así como al tipo de problemas que suelen aparecer en un examen. Es cierto que siempre habrá alguna pequeña novedad dentro del examen que le diferenciará del de otros años pero evidentemente el riesgo de quedarse en blanco se minimizará si el alumno ha practicado modelos similares con anterioridad. En conclusión, practicar con exámenes de selectividad resueltos como forma de preparar la selectividad creo que es una de las prácticas más útiles que el estudiante puede llevar a cabo para afrontar esos 3 días tan importantes en su futura vida laboral. :

En mi opinión, la mejor forma de preparar selectividad es practicar. De nada vale conocer el temario a fondo y ser capaz de memorizar y repetir cada uno de los temas de una asignatura si no se tiene la suficiente madurez para afrontar el examen. Por eso creo que la mejor forma de afrontar esos 3 días de exámenes que sirven para decidir el futuro laboral de los estudiantes que se presentan es practicar con exámenes de selectividad resueltos . Aparte de la ventaja evidente que supone hacer ejercicios similares a aquellos a los que el alumno se enfrentará durante la selectividad, otros beneficios quizás menos evidentes se desprenden de practicar con exámenes de selectividad resueltos . Por ejemplo, uno de los principales problemas a los que el alumno se enfrenta cuando aborda un examen de selectividad o PAU es la falta de tiempo. Al tratarse de una hora y media, es necesario abordar el examen con las ideas lo suficientemente claras y una noción del tiempo lo suficientemente buena como para que el límite de tiempo no suponga una traba a la hora de superar el examen. Por tanto, si el alumno practica con exámenes de otros años, podría, acompañado de un cronómetro, realizar un examen con la misma duración que el de selectividad. De esta manera será capaz de ver si la hora y media de la que dispondrá le será suficiente o si por el contrario necesita resumir más o ganar agilidad a la hora de responder. Finalmente, otra de las ventajas que tiene el practicar con ejecicios de años anteriores es habituarse al vocabulario empleado así como al tipo de problemas que suelen aparecer en un examen. Es cierto que siempre habrá alguna pequeña novedad dentro del examen que le diferenciará del de otros años pero evidentemente el riesgo de quedarse en blanco se minimizará si el alumno ha practicado modelos similares con anterioridad. En conclusión, practicar con exámenes de selectividad resueltos como forma de preparar la selectividad creo que es una de las prácticas más útiles que el estudiante puede llevar a cabo para afrontar esos 3 días tan importantes en su futura vida laboral.

authorStream Live Help