Cuando el silencio

Views:
 
Category: Entertainment
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

CUANDO EL SILENCIO:

CUANDO EL SILENCIO Autor: Marcelino Menéndez González

Cuando el silencio está a la espera del ruido y se despierta el alma dormida del paisaje,:

Cuando el silencio está a la espera del ruido y se despierta el alma dormida del paisaje,

desprendiendo una música humilde,:

desprendiendo una música humilde,

las hojas de las ramas con sus oscilaciones,:

las hojas de las ramas con sus oscilaciones,

se recrean con ligeras cadencias meciéndose al compás de una suave brisa.:

se recrean con ligeras cadencias meciéndose al compás de una suave brisa.

Si bien las tinieblas necesitan de los ojos y de la memoria de la luz, ésta, en una elegante huída, se va cubriendo de penumbras hacia las sombras,:

Si bien las tinieblas necesitan de los ojos y de la memoria de la luz, ésta, en una elegante huída, se va cubriendo de penumbras hacia las sombras,

en busca de la noche quizá, tras un vago secreto de ternura o ansiadas respuestas ocultas,:

en busca de la noche quizá, tras un vago secreto de ternura o ansiadas respuestas ocultas,

en esa profunda oscuridad:

en esa profunda oscuridad

Y haciendo inseparables mi pensamiento y conciencia,:

Y haciendo inseparables mi pensamiento y conciencia,

-mientras subyace lo intangible- permanezco ocupando:

-mientras subyace lo intangible- permanezco ocupando

los sentidos en el centro de su esencia y su capacidad de ser,:

los sentidos en el centro de su esencia y su capacidad de ser,

entre tanto siga flotando, el liquido de la transparencia y la armonía del equilibrio emocional.:

entre tanto siga flotando, el liquido de la transparencia y la armonía del equilibrio emocional.

CUANDO EL SILENCIO:

Cuando el silencio está a la espera del ruido y se despierta el alma dormida del paisaje, -desprendiendo una música humilde-, las hojas de las ramas con sus oscilaciones, se recrean con ligeras cadencias meciéndose al compás de una suave brisa. Si bien las tinieblas necesitan de los ojos y de la memoria de la luz, ésta, en una elegante huida, se va cubriendo de penumbras hacia las sombras, en busca de la noche quizá, tras un vago secreto de ternura o ansiadas respuestas ocultas, en esa profunda oscuridad. Y haciendo inseparables mi pensamiento y conciencia, -mientras subyace lo intangible- permanezco ocupando los sentidos en el centro de su esencia y su capacidad de ser, entre tanto siga flotando, el líquido de la transparencia y la armonía del equilibrio emocional. Autor: Marcelino Menéndez González CUANDO EL SILENCIO

authorStream Live Help