E. Cassirer: Antropologia

Views:
 
Category: Education
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

La antropología filosófica de Ernst Cassirer : 

La antropología filosófica de Ernst Cassirer Cassirer E.: Antropología filosófica: introd. a una filosofía de la cultura. FCE, 1997. 17ª ed. Trad. Eugenio Ímaz. Toda referencia es de esta edición. Presentado por: Moisés Gómez Alumno Lic. en filosofía.

Esquema : 

Esquema Supuestos: Biología moderna: circulo funcional sistema receptor-efector; método behavorista. Kantismo: podemos conocer fenómenos no el noúmeno: categorías del conocimiento son lógicas no metafísicas; ser y devenir son categorías y supuestos de nuestro conoc. empírico. Estas categorías son princ. universales. ¿se trata de un optimismo historicista, de un avance positivo de la humanidad a través de la ciencia y técnica? ¿podría afirmarse que presupone una “naturaleza” humana que puede definirse “funcionalmente” no metafísicamente, no físicamente? (natura humana igual capacidad de dar sentido, significado) Se trata de una antrop. Pragmática: lo que el hombre hace con lo que le da la naturaleza. La historia como manifestación del sentido humano, muestra al hombre en su “obra” Definición de hombre > por medio del estudio de su obra simbólica plasmada en la cultura>mito,religión,lenguaje,arte,historia,ciencia.=hombre como animal simbólico

Introducción : 

Introducción Cassirer, Ernst (1874-1945), filósofo y pedagogo alemán, nacido en Breslau (hoy Wroclaw, Polonia) formado en las universidades de Berlín, Leipzig, Munich, Heidelberg y Marburgo. Fue profesor de filosofía en la universidad de Hamburgo desde 1919 y allí enseñó hasta que fue expulsado en 1933, cuando Adolf Hitler llegó al poder. Enseñó después en las Universidades de Oxford y Goteborg antes de ser profesor emérito en la Universidad de Yale en 1941, para pasar luego a la Universidad de Columbia en 1944. Gran admirador de la filosofía del pensador alemán Inmanuel Kant, fue uno de los líderes de la denominada escuela neokantiana de filosofía de Marburgo. Sus obras versan sobre la teoría del conocimiento, la historia de la epistemología, y la filosofía de la ciencia. También revisó y anotó diversos escritos de Kant. Entre las obras de Cassirer cabe mencionar The Problem of Knowledge (El problema del conocimiento, 3 volúmenes, 1906-1920) y The Philosophy of Symbolic Forms (La filosofía de las formas simbólicas, 3 volúmenes, 1923-1929). Antropología filosófica: introd. a una filosofía de la cultura. FCE, 1944.

I. Antecedentes : 

I. Antecedentes Según Beorlegui la carta fundacional de la A. F es la obra póstuma El puesto del hombre en el cosmos de M. Scheller, publicada en 1928. El panorama de las antropologías se hallaba compuesto por tres escuelas: Antropología teológica: lo define al hombre por referencia a Dios Filosofía antropológica: define al hombre como animal racional que posee logos. Antropologías de corte científico: postulan que el hombre es producto final de la evolución y solo se diferencia de sus predecesores en el reino animal por el grado de complejidad de las combinaciones de la energía y facultades que también existen en la natura infrahumana. En estos planteamientos hay dos fallos que se deben superar: Exclusivismo: solo se centran en una parte de lo humano y olvidan el resto, la parte privilegiada se erige a espaldas de las demás partes. (ver: Beorlegui, C.: Lecturas de antropología filosófica, Ed. Desclée de Brouwer, Bilbao, 1995, Págs. 26-28)

I. Antecedentes : 

I. Antecedentes Imperialismo: se considera la única y definitiva y la que tiene la verdad específica y esencial del hombre. Scheller propone construir una nueva antropología que recoja todo lo que las ciencias humanas han aportado pero, sistematizado desde una nueva síntesis. Se trata de hacer un estudio específico de lo humano en sí mismo renunciando a postulados metafísicos y también a principios humanos no verificables. Se trata de entender al hombre desde los métodos empíricos de las ciencias del hombre. Para Scheller lo específico del hombre es la vitalidad y su espíritu: la vitalidad lo acerca y asemeja a los entes de la biosfera y por su espíritu que lo diferencia del resto de la naturaleza y es capaz de trascender lo material. Por ser espíritu es persona. Es radicalmente indefinible por la tensión que generan los elementos anteriores.

II. Punto de Partida: la biología : 

II. Punto de Partida: la biología Von Uexküll desarrolla un esquema verdaderamente ingenioso y original del mundo biológico; procurando evitar toda interpretación psicológica sigue, por entero, un método objetivo o behaviorista. La única clave para la vida animal nos la proporcionan los hechos de la anatomía comparada; si conocemos la estructura anatómica de una especie animal estamos en posesión de todos los datos necesarios para reconstruir su modo especial de experiencias. Un estudio minucioso de la estructura del cuerpo animal, del número, cualidad y distribución de los diversos órganos de los sentidos y de las condiciones del sistema nervioso, nos proporciona una imagen perfecta del mundo interno y externo del organismo. Uexküll comenzó sus investigaciones con el estudio de los organismos inferiores y las fue extendiendo poco a poco a todas las formas de la vida orgánica. En cierto sentido se niega a hablar de formas inferiores o superiores de vida. La vida es perfecta por doquier, es la misma en los círculos más estrechos y en los más amplios. Cada organismo, hasta el más ínfimo, no sólo se halla adaptado en un sentido vago sino enteramente coordinado con su ambiente. A tenor de su estructura anatómica posee un determinado sistema "receptor" y un determinado sistema "efector." El organismo no podría sobrevivir sin la cooperación y equilibrio de estos dos sistemas. El receptor por el cual una especie biológica recibe los estímulos externos y el efector por el cual reacciona ante los mismos se hallan siempre estrechamente entrelazados. Son eslabones de una misma cadena, que es descrita por Uexküll como "círculo funcional". Pp.46

Aplicando esquema al hombre: : 

Aplicando esquema al hombre: En el mundo humano encontramos una característica nueva que parece constituir la marca distintiva de la vida del hombre. Su círculo funcional no sólo se ha ampliado cuantitativamente sino que ha sufrido también un cambio cualitativo. El hombre, como si dijéramos, ha descubierto un nuevo método para adaptarse a su ambiente. Entre el sistema receptor y el efector, que se encuentran en todas las especies animales, hallamos en él como eslabón intermedio algo que podemos señalar como sistema "simbólico". Esta nueva adquisición transforma la totalidad de la vida humana. Pp.47

Entonces… : 

Entonces… El hombre no puede escapar de su propio logro, no le queda más remedio que adoptar las condiciones de su propia vida; ya no vive solamente en un puro universo físico sino en un universo simbólico. El lenguaje, el mito, el arte y la religión constituyen partes de este universo, forman los diversos hilos que tejen la red simbólica, la urdimbre complicada de la experiencia humana. Pp 47

III ¿Qué entiende Cassirer por A.F.? : 

III ¿Qué entiende Cassirer por A.F.? “Se trataría de hacer una descripción de la actitud simbólica del hombre en una forma más rigurosa, para así poderla distinguir de otros modos de comportamiento simbólico que se dan en el reino animal” pp 51 Por lo tanto, en lugar de definir al hombre como un animal racional lo definiremos como un animal simbólico. De este modo podemos designar su diferencia específica y podemos comprender el nuevo camino abierto al hombre: el camino de la civilización. Pp.49

IV. La metodología: : 

IV. La metodología: ¿Existe otro camino, además del que nos señalan la introspección psicológica, la observación y el experimento y la investigación histórica? He tratado de descubrir esa nueva vía en mi Filosofía de las formas simbólicas. El método de esa obra no significa, en modo alguno, una innovación radical; no trata de suprimir sino de completar puntos de vista anteriores. La filosofía de las formas simbólicas parte del supuesto de que, si existe alguna definición de la naturaleza o esencia del hombre, debe ser entendida como una definición funcional y no sustancial. No podemos definir al hombre mediante ningún principio inherente que constituya su esencia metafísica, ni tampoco por ninguna facultad o instinto congénitos que se le pudiera atribuir por la observación empírica. La característica sobresaliente y distintiva del hombre no es una naturaleza metafísica o física sino su obra. Pp 107 En medio de la multiplicidad y de la variedad sin límites de las imágenes míticas, de los dogmas religiosos, de las formas lingüísticas, de las obras de arte, el pensamiento filosófico nos revela la unidad de una función general en cuya virtud todas estas creaciones se mantienen vinculadas. Pp 112

Objetivos: : 

Objetivos: Pero la síntesis filosófica significa algo diferente. No buscamos una unidad de efectos sino una unidad de acción, no una unidad de productos sino una unidad del proceso creador. Si el término humanidad tiene alguna significación quiere decir que, a pesar de todas las diferencias y oposiciones que existen entre sus varias formas, cooperan en un fin común. Habrá que encontrar, a la larga, un rasgo sobresaliente, un carácter universal en el cual concurran y se armonicen todas. Pp 111 Una filosofía del hombre sería, por lo tanto, una filosofía que nos proporcionara la visión de la estructura fundamental de cada una de esas actividades humanas y que, al mismo tiempo, nos permitiera entenderlas como un todo orgánico. El lenguaje, el arte, el mito y la religión no son creaciones aisladas o fortuitas, se hallan entrelazadas por un vínculo común. Pp 108

a) Mito y religión: : 

a) Mito y religión: Los antropólogos y los etnólogos se han sorprendido muchas veces al encontrar los mismos pensamientos elementales repartidos sobre toda la superficie de la tierra y en las condiciones sociales y culturales más diversas. Lo mismo ocurre con la historia de la religión. Los artículos de fe, los credos dogmáticos y los sistemas teológicos se hallan involucrados en una lucha interminable. También los ideales éticos de las diversas religiones son ampliamente divergentes y escasamente reconciliables. Sin embargo, nada de esto afecta a la forma específica del sentimiento religioso y a la unidad interna de su pensamiento. Pp 114 Los símbolos cambian incesantemente, pero el principio que se halla en su base, la actividad simbólica como tal, permanece la misma: una est religio in ritiuum varietate. pp.115 ej. “tabú” INICIO DE TAREA DESCRIPTIVA…

b) Determinación conceptual del lenguaje : 

b) Determinación conceptual del lenguaje La diferencia entre el lenguaje preposicional y el lenguaje emotivo representa la verdadera frontera entre el mundo humano y el animal. En toda la abundante bibliografía sobre la materia no parece haber prueba concluyente de que ningún animal diera jamás este paso decisivo de lo subjetivo a lo objetivo, del lenguaje afectivo al lenguaje proposicional. Koehler insiste enérgicamente en que el lenguaje se halla definitivamente fuera del alcance del mono antropoide. Sostiene que la falta de ese recurso técnico inestimable y la gran limitación de esos componentes tan importantes del pensamiento, las llamadas imágenes, constituyen las causas que impiden que el animal logre jamás un inicio de desarrollo cultural. A la misma conclusión llega Révész. El lenguaje, afirma, es un concepto antropológico que, por lo tanto, tiene que ser enteramente descartado del estudio de la psicología animal. Pp 54-55

Distinción signo-símbolo : 

Distinción signo-símbolo Señales y símbolos corresponden a dos universos diferentes del discurso: una señal es una parte del mundo físico del ser; un símbolo es una parte del mundo humano del sentido. Las señales son "operadores"; los símbolos son "designadores". Las señales, aun siendo entendidas y utilizadas como tales, poseen, no obstante, una especie de ser físico o sustancial; los símbolos poseen únicamente un valor funcional. Pp 57. Se habla de inteligencia e imaginación simbólicas y de la función general del lenguaje. El análisis del lenguaje nos provee de una riqueza de materiales para estudiar el carácter del proceso mental que conduce finalmente a la realización de esa tarea. El lenguaje humano progresa de una etapa primera, relativamente concreta, a una etapa más abstracta. Pp 202

c) El arte: : 

c) El arte: Si el arte es goce no es goce de las cosas sino de las formas. La delicia por las formas es diferente de las delicias por las cosas o de las impresiones sensibles. Las formas no pueden ser sencillamente impresas en nuestra mente sino que tenemos que producirlas para sentir su belleza. Una falla común a todos los sistemas antiguos y modernos del hedonismo estético consiste en que nos ofrecen una teoría psicológica del placer estético incapaz por completo de explicar el hecho fundamental de la creación. En la vida estética experimentamos una transformación radical. El placer mismo ya no es una mera afección sino que se convierte en una función. La capacidad humana para poder para extraer de este material estático una vida dinámica de formas. Sólo en este caso puede objetivarse el placer que encontramos en el arte. Definir, por lo tanto, la belleza como placer objetivado contiene todo el problema en forma concentrada. La objetivación constituye siempre un proceso constructivo. Pp. 237

d) La historia: : 

d) La historia: En nuestro mundo moderno, dice Ortega y Gasset, estamos experimentando un derrumbamiento de la teoría clásica, griega, del ser y, en consecuencia, de la teoría clásica del hombre. Pp 252 El conflicto entre el ser y el devenir, descrito en el Teetetes de Platón como el tema fundamental del pensamiento filosófico griego, no se resuelve, sin embargo, si pasamos del mundo de la naturaleza al de la historia. Pp 253 Tampoco el mundo de la historia puede ser comprendido e interpretado en términos de puro cambio. Este mundo incluye un elemento sustancial, un elemento de ser. aunque no debe ser definido en el mismo sentido que en el mundo físico. Sin este elemento difícilmente podríamos hablar, como hace Ortega y Gasset, de la historia como sistema. Un sistema presupone siempre, si no una naturaleza idéntica, por lo menos una estructura idéntica. De hecho esta identidad estructural — una identidad de forma y no de materia — ha sido siempre subrayada por los grandes historiadores. Pp 254 El historiador, lo mismo que el físico, vive en un mundo material, pero, en los inicios mismos de su investigación, no encuentra un mundo de objetos físicos sino un universo simbólico, un mundo de símbolos. Debe aprender, antes que nada, a leerlos, pues todo hecho histórico, por muy simple que parezca, no se determina y comprende más que mediante un análisis previo de símbolos. Pp 257-58

e) La ciencia : 

e) La ciencia La ciencia ya no habla con el lenguaje de la experiencia sensible común; habla el lenguaje pitagórico. El puro simbolismo del número reemplaza y suprime el simbolismo del lenguaje corriente. No sólo el macrocosmo sino también el microcosmo — el mundo de los fenómenos intraatómicos — se puede describir ahora con este lenguaje; y esto se nos muestra como la iniciación de una interpretación sistemática enteramente nueva. Pp 315

conclusiones : 

conclusiones Sin el simbolismo la vida del hombre sería, la de los prisioneros en la caverna de Platón. Se encontraría confinada dentro de los límites de sus necesidades biológicas y de sus intereses prácticos; sin acceso al mundo ideal que se le abre, desde lados diferentes, con la religión, el arte, la filosofía y la ciencia. Pp 70

Lo real y lo posible: : 

Lo real y lo posible: La gran misión de la utopía no consiste sino en hacer lugar a lo posible, como lo opuesto a la aquiescencia pasiva al estado actual de los asuntos humanos. Este pensamiento simbólico supera la inercia natural del hombre y le dota de una nueva facultad: la de reajustar constantemente su universo humano. Pp 98

¿Qué es el ser humano? : 

¿Qué es el ser humano? podríamos decir que el hombre es creador, y al mismo tiempo, creatura de la cultura por su condición de animal simbólico.

¿Hay continuidad o ruptura con el planteamiento original de la A. F desarrollada por Scheler? : 

¿Hay continuidad o ruptura con el planteamiento original de la A. F desarrollada por Scheler? Hay continuidad en el sentido de hacer un estudio especifico de lo humano en sí mismo. En reinterpretar los datos de la ciencia, en el estudio de la cultura Cassirer no anula lo espiritual sino que lo subsume a la capacidad de expresión simbólica: arte, religión etc. Hay una pretensión metafísica (después de todo…) Hay ruptura en el sentido que su hombre como animal simbólico es mucho más empírico que el hombre vital y espiritual de Scheler

Definición de metafísica: : 

Jesús Conill: en su texto El crepúsculo de la metafísica (1988) afirma que la metafísica es un saber de los fundamentos del acontecer, del conocer y del actuar y tiene pretensiones de validez universal. Al saber metafísico le acompañan rasgos como universalidad, fundamentalidad, necesidad y comunidad. Pretende hacer una ordenación de la experiencia frente al caos y una unidad de la razón, dar sentido frente al absurdo. Se caracteriza por su radical apertura al no tener objeto definido, se enraiza en la tendencia natural del hombre al saber verdadero (p.17). para Conill el sentido de la metafísica puede significar filosofía primera: se remonta hasta Aristóteles y podría englobar desde la teología en Aristóteles hasta la semiótica como en Apel. Se trata de principios formales, no se trata de objetos o contenidos determinados sino de algún tipo de formalidad, sea ontológica, noológica, lingüístico, hermenéutica o semiótica (p.24-25). Definición de metafísica: