Relaciones Entre La Epistemología y Metodología de la Investigación

Views:
 
Category: Entertainment
     
 

Presentation Description

Sugerido por: Juan Alfonso Veliz Flores

Comments

Presentation Transcript

slide 1:

Paradigmas ISSN: 1909-4302 http://publicaciones.unitec.edu.co/ojs/ P a r a d i g m a s ene.-jun. 2011 Vol. 3 No. 1 109-126 | 109 Evolución de las relaciones entre la epistemología y la metodología de la investigación Pablo Cazau Resumen La epistemología y la metodología son dos áreas del conocimiento que suelen tratarse conjuntamente pero en otras ocasiones sue- le presentárselas por separado como si fueran dominios diferentes. El presente artículo apor- ta elementos de juicio algunos de ellos históri- cos para refexionar sobre las relaciones entre ambas disciplinas una temática donde no exis - te un consenso universal. Puede decirse que a medida que avanzaron los siglos la metodolo- gía de la investigación se fue escindiendo cada vez más de los estudios epistemológicos esci- sión que se revela de manera particular en el currículum de la enseñanza universitaria. Palabras clave: epistemología metodo- logía investigación. Universidad Fundación Favaloro Argentina CORRESPONDENCIA AL AUTOR pcazaugmail.com INFORMACIÓN DEL ARTÍCULO Recibido: 17.01.2011 Revisado: 16.05.2011 Aceptado: 08.10.2011 • Para citar este artículo • To cite this article • Para citar este artigo: Cazau P . 2011. Evolución de las relaciones entre la epistemología y la metodología de la investigación. Paradigmas 3 109-126. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia de Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 Colombia la cual permite su uso distribución y reproducción de forma libre siempre y cuando el o los autores reciban el respectivo crédito.

slide 2:

Cazau 110 | P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 The changing relationship between epistemology and research methodology Summary Epistemology and methodology are two ar- eas of knowledge that tend to be consid- ered jointly although on occasion they are presented as if they were diferent separate felds. Tis paper ofers elements some his- torical for refection on the relationship be- tween these two disciplines on which there is no universal agreement. What we have es- tablished is that throughout the centuries research methodology became increasingly disassociated from the study of epistemolo- gy a division which is particularly evident in university-level curricula. Keywords: epistemology methodology re- search. Evolução das relações entre a epistemologia e a metodologia de pesquisa Resumo A epistemologia e a metodologia são duas áreas do conhecimento que costumam tra- tar-se conjuntamente mas em outras ocasi- ões costumam ser apresentadas de forma se- parada como se fossem domínios diferentes. O presente artigo colabora com elementos de juízo alguns deles históricos para refetir so- bre as relações entre ambas disciplinas uma temática onde não existe um consenso uni- versal. Pode-se dizer que a medida que avan- çaram os séculos a metodologia de pesqui- sa foi se cindindo cada vez mais dos estudos epistemológicos cisão que se revela de ma- neira particular no currículo do ensino uni- versitário. Palavras-chaves: epistemologia meto- dologia pesquisa.

slide 3:

Evolución de las relaciones P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 | 111 E l término epistemología tuvo y tiene diferentes signifcados. Uno de ellos hoy por hoy el más difundido refere a la disciplina que estudia la ciencia entendida en su doble aspecto de actividad típicamente la investigación y de producto de esa actividad el conocimiento científco. Deben entonces dis- tinguirse tres niveles: la realidad la ciencia y la epistemología. Mientras la reali- dad un trozo de materia es estudiada por el científco un físico la actividad del científco es estudiada por el epistemólogo en el ejemplo la epistemología de la física. Un epistemólogo estudia qué hacen los científcos para estudiar la realidad y qué los diferencia de los no científcos cómo y por qué construyen sus teorías so- bre el mundo qué métodos utilizan cómo intentan probar sus hipótesis qué ca- racterísticas especiales tiene el lenguaje científco qué razonamientos emplean y en qué medida la investigación se ve infuenciada por las cosmovisiones de cada época y por determinantes políticas económicas etc. El epistemólogo estudia las herramientas del científco sus métodos su lógica entre otros aspectos mientras que el científco se limita simplemente a utilizarlas. A estos tres niveles puede incluso agregárseles un cuarto el nivel meta-epis- temológico el cual se ocupa del estudio de las teorías epistemológicas mismas. No hay en general una carrera o una profesión institucionalizada de episte- mólogo. La epistemología es ante todo un rol una actitud: un científco o un f- lósofo actúa como epistemólogo en la medida que examina a la ciencia misma. Muchos epistemólogos son o fueron flósofos o científcos: Gastón Bachelard co- menzó siendo químico Tomas Kuhn y Mario Bunge comenzaron siendo físicos y otros no abandonaron su actividad central de científcos pero tuvieron inquie- tudes epistemológicas este es el caso de Freud en cuya obra es posible identifcar párrafos donde propone su punto de vista acerca de cómo hay que hacer ciencia lo cual constituye un discurso epistemológico. Pueden mencionarse dos criterios para clasifcar las diversas orientaciones de los estudios epistemológicos. El concepto de epistemología

slide 4:

Cazau 112 | P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 1 Según un primer criterio los enfoques epistemológicos pueden ser descrip- tivos explicativos o normativos. El primero describe cómo se presenta la ciencia el segundo enfoque intenta una explicación de por qué la ciencia es como es y el ter- cero apunta a cómo debe ser la ciencia. Ahora toda investigación epistemológica incluye en mayor o menor medi- da tres ingredientes fundamentales: testimonial explicativo y normativo. Así la epistemología descriptiva es esencialmente testimonial limitándose a describir de la manera más objetiva posible cómo proceden los científcos cuál es la estructura de una teoría científca o cómo diversos autores y escuelas clasifcan las ciencias. En cambio la epistemología explicativa busca responder a los porqués: ¿por qué se aceptan ciertas hipótesis o teorías y no otras ¿por qué una teoría se constru- ye como un sistema hipotético-deductivo ¿por qué el científco procede cómo lo hace o ¿por qué la ciencia fue cambiando con el tiempo Así como la ciencia in- tenta explicar hechos la epistemología intentará explicar actividades o productos científcos. Primero el científco explica los hechos mediante hipótesis o teorías para luego explicar las hipótesis mediante criterios de evidencia por ejemplo la hipótesis o la teoría x es sostenible porque así lo indican los resultados de un ex- perimento. Finalmente la epistemología explica por qué el científco eligió esos criterios de evidencia. Este tercer tipo de explicación es el propiamente epistemo- lógico. Por ejemplo un cuerpo cae porque hay una fuerza de atracción gravitacio- nal primera explicación la teoría de la fuerza gravitacional es acertada porque así lo han demostrado muchos experimentos segunda explicación y fnalmente los científcos han intentado verifcar la teoría gravitacional de tal o cual manera porque es el modo de verifcación impuesto por la cosmovisión de la época o por- que los científcos entienden las teorías como modelos aproximados de la realidad y entonces las comprobaciones deben ser empíricas etc. tercera explicación. Un par de ejemplos de epistemología explicativa son la piagetiana –que busca ex- plicar el conocimiento científco a partir del desarrollo de la inteligencia– y la ba- chelariana –que hace lo propio a partir del psicoanálisis–. Por su parte la epistemología normativa es una orientación prescriptiva o va- lorativa de la ciencia porque busca examinar en qué medida se ajusta la ciencia a algún modelo ideal de conocimiento científco y cómo es posible acercarla a di- cho modelo. La preocupación del epistemólogo normativista es la de saber cómo debe ser la ciencia cómo es posible modifcar sus métodos para que pueda seguir

slide 5:

Evolución de las relaciones P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 | 113 progresando y perfeccionándose. Empleando una expresión típica de ciertas epis- temologías francesas la orientación normativa ejercería una especie de «vigilan- cia epistemológica» que alerta a los científcos de manera permanente sobre la necesidad de no sucumbir a los prejuicios. Un epistemólogo con una fuerte tendencia normativista es Popper 1967 quien no deja de insistir en que el científco debe intentar refutar sus teorías en vez de salvarlas de la falsación. Otros ejemplos son las epistemologías de Feyera- bend o la de Husserl. 2 Según un segundo criterio las epistemologías pueden ser internalistas o ex- ternalistas según si estudian la ciencia en su estructura interna su lógica intrínseca sus métodos y técnicas específcas o según si la estudian desde afuera es decir desde el conjunto de factores que ya como causas o como consecuencias estén vinculados al quehacer científco como pueden ser los factores psicológicos sociales cultura- les económicos políticos etc.. La epistemología internalista estudia la ciencia en sí mientras que la epistemología externalista intenta estudiarla en algún contexto. Un ejemplo importante de la orientación externalista son las epistemologías historicistas como la de Kuhn 1975 quien propone una comprensión de la cien- cia a partir de un contexto histórico. Kuhn explica la ciencia a partir de ciertos ciclos históricos donde se alternan momentos de crisis y momentos de ciencia normal y donde periódicamente van apareciendo nuevos paradigmas que reem- plazan de forma total o parcial los anteriores. Se trata de un estudio diacrónico di- ferente a las epistemologías no historicistas sincrónicas que estudian la ciencia tal y como se nos presenta actualmente sin importarle demasiado sus raíces históri- cas. El positivismo lógico surgido hacia la década de los años treinta es un ejem- plo de este tipo de orientación. Además de Kuhn autores como Bachelard Lakatos o Piaget asumen cierta perspectiva historicista. Lakatos 1993 por caso se centra en la idea de progra- ma de investigación hasta cierto punto similar a la de paradigma de Kuhn. Pia- get 1973 por su lado parece establecer como eje del análisis epistemológico una comparación entre los periodos del desarrollo de la inteligencia y las diferentes eras de la historia parafraseando la legendaria Ley de Haeckel según la cual la on- togenia recapitula la flogenia. En resumen es posible clasifcar cualquier autor o escuela epistemológica se- gún los dos criterios mencionados. Por ejemplo en el positivismo lógico dominan

slide 6:

Cazau 114 | P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 la orientación normativista –según el primer criterio– y la internalista –según el segundo–. El concepto de metodología de la investigación Puede entenderse a la metodología de la investigación como una disciplina que establece normas para la correcta aplicación del método científco las cuales serán diferentes según cada tipo de investigación: cualitativa cuantitativa explo- ratoria descriptiva correlacional explicativa entre otras. No estudia el método científco desde un punto de vista teórico sino práctico de allí que se enseñe en las universidades para que los alumnos comprendan cómo se hace una investigación científca es decir su orientación es esencialmente normativa. Sin embargo no hay normas universales. En Occidente por ejemplo la me- todología de la investigación anglosajona –a diferencia de lo que ocurre con la europea– tiende a centrarse más en los resultados cuantitativos en el experimen- to como forma de validar hipótesis y en la estadística como herramienta auxiliar para esto último. También hay quienes plantean diferentes orientaciones según se trate de investigar en las ciencias naturales o en las ciencias sociales. La epistemología y la metodología de la investigación son dos disciplinas que como la Luna y el Sol a veces se presentan juntas y otras veces separadas. Un reco- rrido histórico sobre ambas y una consideración sobre las actuales opiniones so- bre el tema contribuirán a esclarecer sus mutuas relaciones. Un recorrido histórico de la epistemología y la metodología de la investigación Se considerarán cuatro etapas en la historia de la epistemología: a la epis- temología aristotélica siglo iii a de C. b la revolución metodológica que dio

slide 7:

Evolución de las relaciones P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 | 115 origen a la ciencia moderna siglo xvi-xvii c el afanzamiento de las refexiones sobre el método siglo xix y d la diversifcación de los intereses epistemológicos siglo xx. En cada uno de estos tramos las relaciones entre epistemología y me- todología asumieron diferentes aspectos. La propuesta aristotélica Los primeros estudios epistemológicos sistemáticos fueron desarrollados por Aristóteles en los Segundos analíticos una de las cinco partes del Órganon una re- copilación medieval de los escritos de Aristóteles sobre lógica y epistemología. Una de las preocupaciones aristotélicas era defnir el conocimiento científco de acuerdo con ello señaló que aquello que identifca a una ciencia es un objeto y un método. El objeto distinguía una ciencia de otra mientras que el método aunque común a todas las ciencias era lo que distinguía al saber científco de otros sabe- res diferentes. Así por ejemplo Aristóteles habría estado de acuerdo con afrmar que la bio- logía tiene como objeto de estudio a los seres vivos la física tiene otro objeto distinto y así sucesivamente. Se trata de un supuesto ontológico de la doctrina aristotélica: según la metafísica del Estagirita las entidades están ordenadas en una jerarquía extensionalmente decreciente por ejemplo ser ser vivo animal ca- ballo etc. con el tiempo el estudio del ser en general quedó como el objeto de es- tudio de la flosofía primera y más concretamente de la metafísica mientras que los géneros derivados del ser como ser vivo fueron objeto de estudio de las flo- sofías segundas es decir de las diferentes ciencias. En cuanto al método Aristóteles propuso para la ciencia su método inducti- vo-deductivo o demostrativo el cual por obra y gracia de los pensadores medie- vales luego adoptaría la denominación de método resolutivo-compositivo. Según este método el científco debía inducir principios explicativos a partir de los fe- nómenos que se han de explicar para después deducir enunciados acerca de los fenómenos a partir de premisas que incluyesen esos principios. Aristóteles expli- có su método científco fundamentalmente en el Órganon aunque también pue- den encontrarse discusiones de ciertos aspectos del método en su Física y en su Metafísica. ¿Cómo concebir en esta primera etapa de la historia de la epistemología las relaciones entre esta y la metodología Simplemente no se había hecho una

slide 8:

Cazau 116 | P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 diferencia entre ambas disciplinas: la metodología era simplemente un capítulo más dentro de la epistemología dedicándose específcamente al estudio del mé- todo científco. El furor por el método La propuesta aristotélica se mantuvo vigente durante toda la Edad Media hasta llegar a los albores de la Modernidad donde se produjo la revolución me- todológica que dio origen a la ciencia moderna en los siglos xvi y xvii. Las crí- ticas estuvieron dirigidas no tanto al método consagrado por Aristóteles como a ciertas formas incorrectas de emplear dicho método como lo testimonian los planteos de Galileo y Francis Bacon. En una muy apretada e injusta síntesis los protagonistas de esta revolución fueron: a En el siglo xiii los medievalistas R. Grosseteste y su discípulo Roger Bacon proponen el método experimental mediante el cual era posible verifcar las conclu- siones alcanzadas por el método resolutivo-compositivo de inspiración aristotélica. La experimentación es en efecto una característica defnitoria de la ciencia moderna. b Galileo 1564-1642 merece también ser mencionado aquí no tanto por sus innovaciones metodológicas –al fn y al cabo fue un defensor del esquema in- ductivo-deductivo de Aristóteles y además tuvo una actitud ambigua respecto de la importancia del método experimental Losee 1979– sino por su idea de deli- mitar la ciencia de la religión a partir de un método propio identifcado precisa- mente con aquel método aristotélico. Vale la pena citar un vigoroso conmovedor y por entonces osado alegato que escribió Galileo a Cristina de Lorena Gran Duquesa de Toscana en uno de cuyos párrafos cruciales el sabio dice: «paréceme que en las discusiones relativas a los problemas naturales no se debería comenzar por invocar la autoridad de pasajes de las Escrituras debería apelarse ante todo a la experiencia de los sentidos y las demostraciones necesarias» Galilei 1615 citado por Babini 1967. Galileo propuso así un nuevo campo del saber separado de la religión pero al mismo tiempo y sin proponérselo explícitamente contribuyó a aclarar el pa- norama acerca de las diferencias entre el saber cotidiano verdades de hecho el saber flosófco verdades de razón el saber religioso verdades de fe y el saber propiamente científco fundado en verdades de hecho la experiencia de los sen- tidos y en verdades de razón las demostraciones necesarias reivindicando con

slide 9:

Evolución de las relaciones P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 | 117 esto último al método inductivo-deductivo de Aristóteles para las ciencias. Así la ciencia moderna maduró y se diferenció de la flosofía y del dogma religioso al amparo y bajo el signo de un método. Señala Bunge 1980: «el concepto general de método no se consolida y populariza hasta comienzos del siglo xvii al nacer la ciencia moderna. Los primeros pensadores modernos de gran estatura e infuen- cia que propugnan la adopción de métodos generales para lograr avances en el co- nocimiento son Francis Bacon y Descartes» p. 29. En efecto por la misma época otros pensadores emprenderán uno u otro camino: Francis Bacon 1561-1626 intentará fundar el conocimiento inductiva- mente y Descartes 1596-1650 hará otro tanto sobre la base de la deducción. Cabe examinar ambas posturas. c Bacon aceptó también el método científco de Aristóteles pero hizo fuertes críticas tanto para la etapa inductiva como para la deductiva. Respecto de la pri- mera cuestionó el procedimiento azaroso para recoger datos las generalizaciones apresuradas y la excesiva confanza en la inducción por enumeración simple por su parte respecto de la etapa deductiva cuestionó la demostración silogística sin una defnición adecuada de los términos así como la excesiva importancia otor- gada a la deducción la que solo tiene valor científco si sus premisas tienen un so- porte inductivo adecuado. A partir de Bacon se continuaron por lo menos dos líneas de pensamien- to: por un lado los flósofos empiristas ingleses desde Locke a Stuart Mill y por el otro el gran teórico de la didáctica Comenio 1592-1670. Cada nuevo pen- sador impulsado por un afán perfeccionista retomaba las ideas de los anterio- res y ahondaba las investigaciones en torno al método. Prueba de este furor son los nombres sucesivos de tres textos ya clásicos sobre metodología: para superar el Órganon aristotélico Bacon propuso su Novum organum y dos siglos después William Whewell presentaría su Novum organum renovatum. Inspirado en Bacon Comenio 1640/2000 propugnó y desarrolló por su lado un método universal para la adquisición y la enseñanza de cualquier tipo de co- nocimientos. Es por ello que la unidad de todos los conocimientos y la universali- dad del método inductivo empírico fueron fuertemente subrayadas por Comenio quien no vacilaba en afrmar que su método didáctico podía enseñar «de todo a todos». Su Didáctica magna representó de tal manera el primer esfuerzo sistemá- tico por construir una didáctica.

slide 10:

Cazau 118 | P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 Pero Comenio no intentó hacer un método de investigación científca –como sí lo hizo Bacon– sino uno de enseñanza. La propuesta de Bacon era un método para inventar y probar hipótesis mientras que la de Comenio era un método para enseñar y si es mencionado aquí es simplemente para ilustrar hasta dónde había llegado el furor modernista por el método. Incluso la intención original de Come- nio no fue ni siquiera la de transmitir saber científco sino nada menos que pro- pugnar por la enseñanza de la Biblia. d Respecto de Descartes Losee 1979 indica que él «coincidía con Francis Bacon en que el mayor logro de la ciencia es una pirámide de proposiciones con los principios más generales en el vértice. Pero mientras que Bacon buscaba des- cubrir las leyes generales mediante un progresivo ascenso inductivo a partir de re- laciones menos generales Descartes pretendía comenzar por el vértice y llegar lo más abajo posible mediante un procedimiento deductivo» p. 80. La línea cartesiana con algunas variantes aún ejerce su infuencia en dos im- portantes epistemólogos del siglo xx: Husserl 1931/1979 y Popper 1967. El primero por ejemplo reconoció su deuda con el flósofo francés en Meditacio- nes cartesianas mientras que el segundo desarrolló su teoría falsacionista sobre la base de una crítica de la inducción y de una defensa del procedimiento deductivo: en efecto el modus tollens es la base lógica deductiva para refutar hipótesis y es a su vez considerado por Popper como el procedimiento por excelencia de la veri- fcación científca. Este recorrido por pensadores del incipiente modernismo revela en suma que el furor metodológico hizo que la ciencia quedará identifcada a partir de un método y no ya de un objeto de estudio el que como quedó dicho venía siendo recortado desde la tradición griega. Del Renacimiento en adelante por ejemplo la biología siguió siendo como siempre el estudio de los seres vivientes y la psico- logía el estudio del alma pero lo que en realidad había cambiado era el método inspirado por la nueva propuesta metodológica de los modernistas. Poco a poco el biólogo primero y el psicólogo después comenzaron a verifcar sus hipótesis mediante el auxilio de la inducción del método hipotético-deductivo y del pro- cedimiento experimental convertidos ya por entonces en partes indisolubles del método científco por excelencia. Lo cuestionado no fue tanto el objeto de estudio de las ciencias sino su método el que a partir de allí se convertiría en el centro de la refexión de los epistemólogos.

slide 11:

Evolución de las relaciones P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 | 119 Esta rama de la epistemología que estudiaba el método comenzó a hipertrofarse si se permite la expresión de manera tal que la metodología pasó a ser prácticamen- te un sinónimo de epistemología. Aún en la actualidad sigue resonando esta idea: Klimovsky 1994 llega a sostener por ejemplo que «la ciencia es esencialmente una metodología cognoscitiva y una peculiar manera de pensar acerca de la reali- dad» y que «nuestro texto que es una introducción a la epistemología asigna una particular importancia al análisis del método científco» p. 15. El afanzamiento de la refexión metodológica A propósito de la discusión sobre las relaciones entre epistemología y meto- dología dos acontecimientos interesan rescatar del siglo xix: la consagración del nuevo método científco y las refexiones en torno a las nuevas ciencias sociales. Ambos contribuyeron aunque de diferente manera a consolidar o hipertrofar aún más la rama metodológica de la epistemología. a El nuevo método exaltado por los modernistas siguió siendo aplicado por los físicos los químicos los biólogos y los incipientes psicólogos lo que produjo un efecto importante: terminó redefniendo el objeto de estudio de cada ciencia. Por ejemplo el método experimental de Wundt 1874 sustituyó al alma una no- ción especulativa por las de conciencia y sensación conceptos verifcables asequi- bles al método científco. Incidentalmente puede agregarse que Augusto Comte 1844/1982 en lugar de pensar en la posibilidad de cientifzar la psicología desde el método directamente la eliminó del campo del saber científco porque su obje- to de estudio era el alma una especulación metafísica. Este primer acontecimiento apuntaló aún más a la metodología como estudio epistemológico privilegiado toda vez que el método había adquirido el poder de transformar los mismos objetos de estudio de la ciencia convirtiéndolos en cons- tructos verifcables. b Mientras tanto también en el siglo xix comenzaban a diferenciarse un nuevo tipo de ciencias: las del hombre también llamadas ciencias del espíritu o ciencias culturales donde su objeto de estudio –las producciones humanas– apa- recía como radicalmente diferente al de las ciencias tradicionales para este caso las producciones de la naturaleza. Frente a esta situación y debido a que el nuevo objeto de estudio no se ade- cuaba al método científco consagrado había por lo menos tres alternativas: a las

slide 12:

Cazau 120 | P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 ciencias del hombre debían ser relegadas a la flosofía es decir asignarles el mis- mo destino que Comte 1844/1982 le dio a la psicología b era necesario crear un nuevo método especial para las ciencias sociales y c se debía incorporar el mé- todo científco consagrado a estas nuevas ciencias porque sus nuevos objetos de estudio eran en realidad perfectamente abordables con el método tradicional. La primera de estas alternativas no prosperó mientras que las dos últimas siguen aún vigentes e incluso siguen polemizando entre sí. La segunda alternativa implicó que el objeto de estudio empezara a recortar el método y no a la inversa como cuando en este mismo siglo xix el método recor- tó el objeto de estudio de la psicología. Un ejemplo típico fueron los intentos de Dilthey por dotar a las ciencias humanas de un procedimiento que pasara menos por la clásica explicación causal de las ciencias naturales y más por la compren- sión y la metodología hermenéutica como un intento de aproximación al nuevo objeto de estudio. La tercera alternativa también sigue hoy vigente. Klimovsky 1994 por ejem- plo sostiene que «el método científco no se rompió cuando se lo estiró para que abarcara los problemas sociales. Tampoco se rompe si se lo aplica a otras discipli- nas en particular las humanísticas» p. 42. El método científco parece ser para Klimovsky algo que se dobla o se estira pero que no se rompe opinión que otros muchos sostienen hoy en día guiados tal vez por la necesidad de defnir todas las ciencias a partir de un método único dejando que cada ciencia en particular sea defnida en términos de un determinado objeto de estudio. En suma esta nueva problemática introducida por la aparición de las ciencias sociales no hizo más que acentuar la importancia de los estudios metodológicos dentro de la epistemología toda vez que era un método el que tenía el poder de separar o unifcar diferentes tipos de ciencias. La epistemología en el siglo xx En el siglo xx las nuevas ciencias sociales contribuyeron a afectar nuevamente las relaciones entre epistemología y metodología en dos direcciones diferentes: por un lado diversifcaron los intereses epistemológicos y por el otro contribuyeron a estimular el estudio de las técnicas de investigación en el nuevo ámbito de lo social. a El crecimiento de las ciencias sociales nacidas en el siglo pasado promo- vió entre otras razones la idea de la existencia de una determinación social de

slide 13:

Evolución de las relaciones P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 | 121 las producciones humanas noción que no tardó en trasladarse a aquella pro- ducción cultural llamada ciencia. Se inició así una diversifcación de los intere- ses epistemológicos al tomarse conciencia sobre que la ciencia no era ni única ni fundamentalmente un método sino que era también un producto histórico y so- cial Kuhn 1975 el resultado de una génesis psicológica Piaget 1973 un pro- ducto psicoanalizable Bachelard 1981 y hasta un conocimiento anárquico y sin métodos Feyerabend 1975. Todo ello hizo que la rama metodológica de la epis- temología perdiera su condición privilegiada en el contexto de los intereses del epistemólogo y quedara confnada principalmente al estudio del fundamento ló- gico del método científco. b El desarrollo de las ciencias sociales psicología sociología ciencias de la educación economía etc. fue una de las razones por las cuales se implantó la apertura de un nuevo campo para el estudio de las técnicas de investigación so- cial. Esto tiene que ver con la tercera alternativa referida anteriormente ya que se buscaba la posible inclusión o el lograr encajar a las ciencias sociales dentro del esquema metodológico clásico mediante una que otra adaptación a la peculiari- dad del objeto de estudio de dichas ciencias. Esta tarea ya estaba cumplida desde tiempo atrás en las ciencias naturales y es por ello que desde hace algunas déca- das proliferan los libros y manuales sobre investigación social en contraste con la poca cantidad de textos de investigación natural. Más aun en muchos textos de investigación social se proponen como modelos de investigación estudios realiza- dos en las ciencias naturales. Fue así que la original rama metodológica de la epistemología continuó hiper- trofándose aunque esta vez no a expensas de otros ámbitos posibles de estudio epistemológico como sucedió en los albores de la modernidad y terminó sepa- rándose del corpus de la epistemología. En suma el estudio del método o si se quiere la rama metodológica de la epistemología siguió dos caminos diferentes: una parte quedó confnada dentro de los límites de la epistemología convirtién - dose en un estudio del fundamento lógico del método científco Hempel Popper Carnap y muchos otros mientras que la otra parte menos crítica y menos teó- rica empezó a quedar por fuera de la epistemología resultando en lo que hoy se designa como metodología de la investigación. Pero para este último camino su in- terés no se centró en la lógica del método sino en cuestiones más prácticas relativas a su instrumentación técnica y su manipulación estadística Campbell Stanley

slide 14:

Cazau 122 | P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 1995. Así las cosas un problema típico del primer caso consistiría en la compara- ción de las ventajas y las desventajas de un procedimiento inductivo y un procedi- miento hipotético-deductivo mientras que un ejemplo de problema en el segundo caso es analizar qué tipo de diseño experimental podría resultar más efcaz cuan- do se trata de investigar qué factores ambientales infuyen sobre el aprendizaje de los escolares lo cual es mucho más concreto y práctico frente a la opción anterior. Algunas opiniones actuales sobre las relaciones entre epistemología y metodología de la investigación En el currículum universitario la epistemología y la metodología presentan diversos grados de disociación. En un caso extremo pueden aparecer incluidas dentro de una misma asignatura y en el otro pueden ser presentadas como asig- naturas diferentes. Un ejemplo del primer caso es el de cierto programa de Meto- dología de la Investigación de una carrera de la Universidad de Buenos Aires que dedica una de sus unidades temáticas a la epistemología Lores Arnaiz 1997. Por su parte como ejemplo del segundo caso está el plan de estudios vigente hasta no hace mucho tiempo para la carrera de Psicología de la Universidad de Belgrano Buenos Aires donde por un lado fguraban asignaturas como Metodología de las Ciencias y Metodología de la Investigación Psicológica y por el otro –e incluso con tres años académicos de diferencia– otra materia con el título de Epistemolo- gía de la Psicología Clínica. Con los libros de texto sucede algo similar ya que pueden ser clasifcados en tres tipos: a aquellos que hablan exclusivamente de cuestiones metodológicas y que por lo demás suelen estar centrados en la metodología de determinadas dis- ciplinas psicología educación economía etc. b aquellos que se centran en el tema de la epistemología Bunge 1980 y c aquellos otros que tal vez motivados por un afán totalizador intentan incluir –cuando no sintetizar– ambas disciplinas. Dentro de esta última posibilidad podemos mencionar ciertos textos de Samaja 1994 Klimovsky 1994 y Bunge 1969 por citar algunos autores argentinos. Examinemos brevemente estos puntos de vista.

slide 15:

Evolución de las relaciones P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 | 123 1 Bunge comienza presentando su voluminoso tratado La investigación cien- tífca 1969 nada menos diciendo que es un «tratado de metodología y flosofía de la ciencia» donde flosofía de la ciencia es otra de las designaciones habitua- les que según diversos autores recibe la epistemología. Más allá de esta referen- cia Bunge no analiza en este texto las relaciones entre la metodología y la flosofía de la ciencia epistemología. Para ello debe recurrirse a su libro Epistemología 1980 en donde muestra a la metodología como una rama de la epistemología. 2 Klimovsky asigna a su libro Las desventuras del conocimiento científ- co el subtítulo general Una introducción a la epistemología 1994. Sin embar- go internamente está dividido en dos grandes partes centradas respectivamente en la metodología y en la epistemología: «El método científco» y «Problemas epistemológicos». Klimovsky 1994 indica que la metodología y la epistemología abordan dis- tintos ámbitos de problemas y así mientras el metodólogo busca estrategias para incrementar el conocimiento por ejemplo recurriendo a la estadística el episte- mólogo podría plantearse el interrogante acerca del pretendido valor atribuido a los datos y a las muestras. En esta perspectiva y siempre según Klimovsky la me- todología puede ser posterior a la epistemología porque debe contar con criterios para evaluar su método pero también la metodología puede ser anterior como cuando alguien inventa un método y luego aparece el epistemólogo quien puede verse en la necesidad de justifcarlo en el marco de su propia disciplina. Por otra parte a diferencia de lo que sucede con el epistemólogo el metodólogo no pone en tela de juicio el conocimiento ya obtenido y aceptado por la comunidad cientí- fca. En suma dos diferencias justifcarían la separación entre metodología y epis- temología a partir de estas afrmaciones de Klimovsky: la primera es que mientras una disciplina es eminentemente práctica la otra es más bien teórica la segunda diferencia es que una es no crítica sino conservadora mientras que la otra es crí- tica cuestionadora. En rigor el texto de Klimovsky es un texto de epistemología ya que su parte metodológica titulada «El método científco» hace de este un tratamiento donde no escasean consideraciones teóricas y críticas. 3 Samaja por su parte tituló elocuentemente su texto como Epistemología y metodología 1995 y su primer párrafo reza: «este libro es el fruto de una prolon- gada actividad docente sobre lógica metodología y epistemología...» pp. 15-16.

slide 16:

Cazau 124 | P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 Más adelante agrega que intenta presentar «una perspectiva integral del proceso de investigación mediante un enfoque que busca articular las cuestiones episte- mológicas y de sociología e historia de la ciencia con las específcamente metodo- lógicas» pp. 15-16. El autor citado incluso llega a proponer dos tipos de lectores el lector epistemólogo y el lector metodólogo estableciendo indicaciones para que unos y otros puedan aprovechar mejor el libro. Samaja presenta una relación entre epistemología y metodología en algunos puntos similar a la de Klimovsky. Cuestiona la idea de vigilancia epistemológi- ca de la metodología pues: a tiene una connotación prescriptiva según la cual una disciplina la epistemología podría supervisar el método y b con igual dere- cho también podría hablarse de una vigilancia metodológica de la epistemología. La recorrida por estas opiniones sin ser exhaustiva alcanza para identifcar dos posturas diferentes: por un lado están quienes como Mario Bunge conside- ran que la metodología es simplemente otra rama más de la epistemología. Por el otro están quienes piensan que se trata de dos disciplinas que pueden mantener su autonomía como por ejemplo Gregorio Klimovsky y Juan Samaja. Conclusiones Por lo tanto tal como se encuentra la situación hoy en día pueden trazarse las siguientes semejanzas y diferencias entre epistemología y metodología. Respecto de las semejanzas lo que hace que muchos autores pongan en la misma bolsa a la epistemología y la metodología es que ambas comparten un mis- mo objeto de estudio. Tanto la epistemología como la metodología estudian por igual esa cosa llamada ciencia –como la denomina Chalmers 1991– por cuan- to la ciencia es saber fundado episteme y dado que procede de acuerdo a un método. Acerca de las diferencias pueden anotarse dos: a la epistemología es más crítica y más cuestionadora no es fortuito que autores como Bordieu Chambo- redon y Passeron 2002 hablaran de una vigilancia epistemológica ejercida in- cluso sobre la misma metodología por cuanto proponen que el ejercicio de una refexión epistemológica implica subordinar el uso de las técnicas de investiga- ción a las condiciones y a los límites de su validez. La metodología en cambio

slide 17:

Evolución de las relaciones P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 | 125 es más bien dogmática pues se limita a describir y analizar ciertos procedimien- tos ya consagrados por ejemplo los diferentes tipos de diseño experimental o los diferentes tipos de tratamiento estadísticos de los resultados y eventualmente a diseñar nuevos procedimientos para adaptarlos a cada nuevo caso. b Otra dife- rencia es que la epistemología es un saber más teórico y la metodología un saber más práctico. Con la expresión más teórico se quiere indicar que intenta llegar a los fundamentos mismos de la ciencia a sus bases lógicas y a sus determinaciones históricas sociales psíquicas etc. En consecuencia si se tienen en cuenta las diferentes orientaciones epistemo- lógicas la metodología de la investigación estaría más vinculada a las orientacio- nes descriptivas del primer criterio y a las orientaciones internalistas del segundo. Este brevísimo recorrido histórico intentó mostrar la creciente importancia del método como elemento identifcador de la ciencia en los últimos tres o cuatro siglos lo que a su vez pudo ser una de las razones por las cuales la metodología fue adquiriendo una entidad y hasta una cierta autonomía dentro de los estudios epistemológicos. ¿Todavía hoy deben seguir manteniéndose separadas la epistemología y la metodología El tiempo lo dirá. Mientras tanto los libros de texto y las asignatu- ras de la universidad siguen manteniéndolas en general escindidas. En todo caso el gran peligro de ello reside en que se aíslen cada vez más la una de la otra im- pidiendo una mutua realimentación enriquecedora de sus respectivos resultados. Referencias Babini J. 1967. Galileo. Buenos Aires: Centro Editor de América Latina. Bachelard G. 1981. La formación del espíritu científico. Buenos Aires: Siglo XXI. Bourdieu P . Chamboredon J.-C. Passeron J.-C. 2002. El oficio de sociólogo. México:Siglo XXI. Bunge M. 1969. La investigación científica: su estrategia y su filosofía. Barcelona: Ariel. Bunge M. 1980. Epistemología. Barcelona: Ariel. Campbell D. Stanley J. 1995. Diseños experimentales y cuasiexperimentales en la investigación social. Buenos Aires: Amorrortu. Chalmers A. 1991. ¿Qué es esa cosa llamada ciencia Buenos Aires: Siglo XXI. Comenio J. 1640/2000. Didáctica magna. México: Porrúa.

slide 18:

Cazau 126 | P a r a d i g m a s jul.-dic. 2011 Vol. 3 No. 2 109-126 Comte A. 1844/1982. Discurso sobre el espíritu positivo 9. a ed.. Buenos Aires: Aguilar. Ferrater Mora J. 1979. Diccionario de filosofía. Madrid: Alianza. Feyerabend P . 1975. Tratado contra el método. Madrid: Tecnos. Husserl E. 1931/1979. Meditaciones cartesianas. Madrid: Ediciones Paulinas. Klimovsky G. 1994. Las desventuras del conocimiento científico una introducción a la epistemolo- gía. Buenos Aires: A-Z. Kuhn T. 1975. La estructura de las revoluciones científicas. Madrid: Fondo de Cultura Económica. Lakatos I. 1993. La metodología de los programas de investigación científica. Madrid: Alianza. Lores Arnaiz M. 1997. Programa de metodología de la investigación psicológica. Buenos Aires: Fa- cultad de Psicología UBA. Losee J. 1979. Introducción histórica a la filosofía de la ciencia. Madrid: Alianza. Piaget J. 1973. Estudios de psicología genética. Buenos Aires: Emecé. Popper K. 1967. La lógica de la investigación científica. Madrid: Tecnos. Samaja J. 1995. Epistemología y metodología. Buenos Aires: Eudeba. Wundt W . 1874. Grundzüge der physiologischen psychologie. Leipzig: Engelmann.

authorStream Live Help