Torch sida en pediatria

Views:
 
Category: Entertainment
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

Sida en el neonato:

Sida en el neonato INDIRA JURADO ESTUDIANTE DE MEDICINA DECIMO SEMESTRE UNIVERSIDAD SAN MARTIN

Sida en el neonato:

Sida en el neonato La infección por el HIV y el SIDA tiene una repercusión dramática en la salud infantil, debido al aumento de madres infectadas en edad fértil.

Sida en el neonato:

Sida en el neonato ONUSIDA estimó que en diciembre de 2000 había en el mundo más de 40 millones de personas que vivían con el VIH / SIDA. En Barcelona donde se efectuó la última reunión mundial de SIDA en el año 2002 se calculó más de 43 millones cifra que incluía:

Sida en el neonato:

Sida en el neonato +/- 16.4 millones de mujeres. +/-21,6 millones de hombres 1.8 millones de niños, La mayoría de ellos (70%) habitaban en África y un 5% en América Latina y el Caribe. De los casos en pediatría, la mayoría son por infección vertical, se calculan 600.000 niños infectados anualmente.

Sida en el neonato:

Sida en el neonato Estas estadísticas deben catapultar la importancia de hacer diagnóstico de la madre durante el control prenatal y prevenir los casos perinatales, solicitando prueba del VIH siempre en la primera visita prenatal, siempre con consentimiento informado .

Sida en el neonato:

Sida en el neonato La transmisión del VIH al niño se realiza por medio de tres mecanismos diferentes: transmisión intraparto es de 40 y el 80% causada por el estrecho contacto fetal con la sangre y el líquido amniótico. transmisión in útero; pueden infectarse in útero de un 10 a un 25%. transmisión a través de la leche materna puede llegar a incrementar el riesgo de adquirir el VIH para el recién nacido en un 14-30%. No se recomienda la lactancia

Sida en el neonato:

Sida en el neonato Factores que incrementan el riesgo de transmisión vertical por VIH Factores Maternos: Conteo bajo de CD4. Alta carga viral. SIDA avanzado. Parto pretérmino. Corioamnionitis. Presencia de Antigeno p24.

Sida en el neonato:

Sida en el neonato Factores Intraparto: Parto instrumentado. Uso de monitor fetal (cuero cabelludo) Medir Ph fetal (cuero cabelludo). Ruptura artificial de membranas. Eventos que incrementen el contacto del feto con sangre materna

Sida en el neonato:

Sida en el neonato El cuidado de control prenatal de la embarazada incluye: Clasificar el estadio de la enfermedad para establecer pronóstico y un plan de manejo. Solicitar la prueba al compañero en casos descubiertos durante el embarazo. La cuantificación de la carga viral de VIH. La obtención del recuento de linfocitos CD4+ una vez por trimestre.

Sida en el neonato:

Sida en el neonato Solicitar laboratorios para Toxoplasmosis, Citomegalovirus, Anticuerpo contra Hepatitis C, Pruebas de función renal y hepática. PCR de RNA. La administración de antirretroviral con zidovudina, que ha sido demostrada como efectiva y no-tóxica para el feto por el ensayo Clínico 076. La administración alternativa de terapias antirretrovirales independientemente del estado de embarazo, combinadas usualmente después de la semana 14.

Sida en el neonato:

Sida en el neonato Antes del parto: ZDV 200mg/8 horas VO, iniciar lo antes posible pero no antes de la semana 14 de gestación y continuar hasta que comienza el trabajo del parto. Intra-parto: ZDV infusión de 2 MG/Kg. en 1 hora, seguido de 1 MG/Kg./hora IV hasta el parto Al recién nacido: ZDV suspensión 2 MG/kg./ 6 horas por 6 semanas iniciando entre 8 y 12 horas del parto.

Sida en el neonato:

Sida en el neonato Clínica En la infección por vía vertical durante el período perinatal, el período de incubación es más corto y la enfermedad progresa más rápidamente adoptando un patrón bimodal. Se distinguen dos formas de presentación:

Sida en el neonato:

Sida en el neonato inicio precoz, con desarrollo de los síntomas antes del 1 año de vida: aparición de infecciones oportunistas, que se manifiestan a una edad media de los pacientes de 5 a 7 meses. encefalopatía relacionada con el VIH, que aparece generalmente a los 9-15 meses. neumonía por Pneumocystis carinii. Esta forma está asociada a rápida progresión y mortalidad precoz.

Sida en el neonato:

Sida en el neonato Curso progresivo: con una edad media de diagnóstico de SIDA a los 3 años. sin aparición de encefalopatía. manifestaciones clínicas características, como la neumonitis intersticial linfoide e infecciones bacterianas recurrentes. Se asocia con una mayor tasa de supervivencia a los 5 años.

Sida en el neonato:

Sida en el neonato las infecciones oportunistas graves aparecen con recuentos de CD4 superiores a 200 células/µl, a diferencia de lo que ocurre en los adultos. La neumonía por Pneumocystis carinii es la principal causa de infección oportunista grave en niños infectados por el VIH, aparece casi en un 50% de los niños que desarrollan la enfermedad antes del primer año de vida, y se asocia a una mayor mortalidad que en el adulto .

Sida en el neonato:

Sida en el neonato La neumonía intersticial linfoide aparece en más de la mitad de los niños con SIDA, es un cuadro de aparición infrecuente en el adulto. En la mayoría de los niños aparece tras el primer año de vida y se asocia a un mejor pronóstico. La encefalopatía relacionada con el VIH, o síndrome demencia-SIDA, es un cuadro frecuente en los niños que desarrollan la enfermedad en el primer año de vida, provoca retraso psicomotor grave y se asocia a un mal pronóstico vital. Las neoplasias son poco frecuentes en niño, el sarcoma de Kaposi es de aparición excepcional durante la edad pediátrica.

Sida en el neonato:

Sida en el neonato Diagnostico: Los métodos utilizados para el diagnóstico del HIV en niños mayores de 15 meses detectan el anticuerpo anti HIV materno son las pruebas convencionales que se practican en adultos: Elisa Mancha de Western Blot

Sida en el neonato:

Sida en el neonato todos los niños nacidos de madres seropositivas son portadores de anticuerpos en el momento del nacimiento (100%). Estos anticuerpos de origen materno van progresivamente desapareciendo en los primeros 6 a 10 meses de vida, aunque en ocasiones pueden persistir hasta los 15 o 18 meses. Para demostrar infección por VIH en el niño es preciso:

Sida en el neonato:

Sida en el neonato persistencia de anticuerpos anti-VIH más allá de los 15-18 meses de vida. diferenciar entre anticuerpos de origen materno o fetal, mediante la determinación de IgM o IgA. Establecer la determinación de la antigenemia (niveles de proteína viral p24), el cultivo viral o la detección de ácidos nucleicos del VIH mediante técnicas de amplificación (RCP). La RCP se considera actualmente la prueba goal standart, con una sensibilidad y especificidad, en condiciones óptimas, del 97-100% .

Sida en el neonato:

Sida en el neonato Lactancia: La madre seropositiva debe sopesar el riesgo que supone amamantar al recién nacido, otra de las posibles vías de transmisión, aunque en los países subdesarrollados puede que no exista otro medio de alimentación para el neonato; en estas regiones la OMS aconseja la lactancia, aún con el riesgo de transmitir el VIH, porque el efecto protector de la leche materna evita que el recién nacido muera por otras infecciones.

PowerPoint Presentation:

GRACIAS