LA ENCARNACIÓN DE JESÚS

Views:
 
     
 

Presentation Description

parte de Jesús

Comments

Presentation Transcript

LA ENCARNACIÓN DE JESÚS :

LA ENCARNACIÓN DE JESÚS

LA ENCARNACIÓN DE JESÚS :

LA ENCARNACIÓN DE JESÚS La palabra encarnación viene del latín “ in carne ”, que significa: Acto de humillación por el cual Jesucristo siendo Dios se hizo hombre de Carne y hueso ( Jn 1:4). El cristianismo es único en cuanto a su anuncio de cómo Dios se revistió de carne humana, mediante la concepción virginal, el nacimiento y el desarrollo del niño Jesús. Cristo se identifica plenamente con el género humano (Ro 8:3; Heb 4:15) y conserva su perfecta divinidad durante su permanencia en el mundo (Col 2:9).

ENCARNACIÓN:

ENCARNACIÓN Las palabras “encarnación” y “encarnado” no aparecen en la Biblia , pero el equivalente griego, del latín “ en sarki ” (en carne) se encuentra en algunos pasajes importantes relativos a la persona y obra de Jesucristo. 1 Ti 3:16 habla de que “ Dios fue manifestado en carne ”. Juan atribuye al espíritu del anticristo toda negación de que Jesucristo “ ha venido en carne ” (2 Jn 7). Pedro afirma que Cristo murió por nosotros “ en la carne ” (1 Pe. 3:18; 4:1). Todos estos textos refuerzan, desde diferentes ángulos, la misma verdad: que fue precisamente por su venida y su muerte “ en la carne ” que Cristo aseguró nuestra salvación. La teología llama encarnación a su venida, y expiación a su muerte .

Significado del término:  :

Significado del término : En la Biblia el término “ carne ” significa ( heb . baµsŒaµr , sûƒeµr gr. sarx ) tiene fundamentalmente un significado fisiológico: “ carne ” es la materia sólida que, junto con la sangre y los huesos, compone el organismo físico de hombres y animales ( Gn. 2:21; Lc. 24:39; 1 Co. 15:50). Como el pensamiento hebreo relaciona los órganos físicos con las funciones psíquicas, encontramos que en el AT “carne” puede abarcar tanto los aspectos psicológicos como los físicos de la vida personal del hombre . Por ejemplo: el paralelismo entre “carne” y “corazón” ( Sal. 73:26) y entre “carne” y “alma” ( Sal. 63:1).

CONTINUACIÓN:

CONTINUACIÓN La palabra “carne” se ha convertido en término genérico para hombres o animales, u hombres y animales conjuntamente ( Gn. 6:12; 7:15, 21), considerados como criaturas de Dios, cuya vida en la tierra sólo dura el período relativamente corto durante el cual Dios les proporciona el soplo de vida. “ Carne ”, en este sentido teológicamente formulado, no es en consecuencia algo que el hombre tiene , sino algo que él es . Su marca es la debilidad y la fragilidad como criatura, y en este sentido contrasta con “ espíritu ”, la energía eterna e inconmovible que es

CONTINUACIÓN …:

CONTINUACIÓN … Por lo tanto, decir que Jesucristo vino y murió “ en la carne ” equivale a decir que vino y murió sujeto al estado y las condiciones de la vida física y psíquica creadas: en otras palabras, que el que murió era hombre. Pero también afirma el NT que el que murió era y sigue siendo eternamente Dios . La fórmula que encierra la encarnación, entonces, es la de que en algún sentido Dios, sin dejar de ser Dios, fue hecho hombre. Esto es lo que Juan afirma en el prólogo de su evangelio: “ el Verbo ” (el agente de Dios en la creación, que “ en el principio ”, antes de la creación, no solamente “ era con Dios ”, sino que él mismo “ era Dios ”, Jn. 1:1–3) y “ fue hecho carne ” ( Jn. 1:14).

CONTINUACIÓN:

CONTINUACIÓN Cuatro puntos resumen la importancia de la encarnación de Jesucristo : La encarnación es el medio supremo de revelación divina. Cristo es el Verbo , la Palabra viva del Padre ( Jn 1:1–14). Quien le ha visto a Él ha visto al Padre ( Jn 14:9). La manifestación de Dios por medio de la flaqueza humana encierra el mismo procedimiento que entrevemos en la Inspiración de los autores de las Sagradas Escrituras, y en la evangelización del mundo por medio de la Iglesia , el Cuerpo de Cristo . La encarnación es esencial al cumplimiento del Pacto de Dios con los hombres. Jesucristo encarnado asumió el papel del “ segundo Adán ” representante del género humano (1 Co 15:21–22, 47). Solo en calidad de Dios-Hombre pudo mediar entre Dios y los hombres (1 Ti 2:5), y únicamente mediante su encarnación podía morir por los pecados del mundo.

CONTINUACIÓN:

CONTINUACIÓN Por su encarnación el Salvador experimentó y comprendió nuestra humanidad, y así estuvo apto para ser nuestro Abogado y Sumo Sacerdote a la diestra de Dios ( Heb 4:14–16). Solamente por la encarnación el Señor experimentó la muerte física como el castigo que merecían nuestros pecados, y también resucitó de entre los muertos por el poder del Espíritu Santo (Ro 8:11). El apóstol Pablo presenta la Resurrección corporal de Cristo como la primicia de nuestra resurrección, dándonos una esperanza segura (1 Co 15:20-22).

LA NATURALEZA DE SU ENCARNACIÓN:

LA NATURALEZA DE SU ENCARNACIÓN Cuando el Verbo “ se hizo carne ” no abandonó su deidad, ni la redujo o contrajo, ni tampoco dejó de ejercer las funciones divinas que había ejercido anteriormente. Se nos dice que él es quien mantiene el orden en la creación, y quien da y mantiene la vida (Col. 1:17; He. 1:3), y por cierto que estas funciones no quedaron en suspenso durante el tiempo que vivió en la tierra. Cuando vino al mundo “ se despojó a sí mismo ” de la gloria exterior ( Fil. 2:7; Jn. 17:5), y en ese sentido “ se hizo pobre ” (2 Co. 8:9), pero esto no significa en absoluto una reducción de sus poderes divinos, como pretenden sugerir las supuestas teorías de la kenosis .

CONTINUACIÓN…:

CONTINUACIÓN… El NT recalca más bien que la deidad del Hijo no se redujo coma consecuencia de la encarnación. En el hombre Cristo Jesús, dice Pablo, “ habita corporalmente toda la plenitud de la deidad ” (Col. 2:9; 1:19). La encarnación del Hijo de Dios, por lo tanto, no significó una disminución de la deidad, sino la adquisición de humanidad. No es que Dios Hijo vino a morar dentro de un ser humano, como haría posteriormente el Espíritu. (La equiparación de la encarnación con una simple morada es la base de la herejía nestoriana ) Más bien se trata de que el Hijo de Dios en persona comenzara a vivir una vida plenamente humana.

CONTINUACIÓN:

CONTINUACIÓN No se trata de que simplemente se envolvió en un cuerpo humano, ocupando el lugar de su alma, como sostenía Apolinario , sino de que tomó para sí un alma humana tanto como un cuerpo humano, o sea que ingresó en la experiencia de la vida psíquica humana a la vez que física. Su humanidad fue completa; se hizo “Jesucristo hombre ” (1 Ti. 2:5; Ga. 4:4) Para lograr la encarnación del Hijo de Dios, Jesús, tuvo que hacer de una virgen (Isa. 7:14) por la acción del Espíritu Santo. El pasaje habla de un nacimiento virginal, así como una concepción virginal. El texto hebreo de Is. 7:14 utiliza una palabra almah que denota una joven casadera o virgen; mientras que la traducción griega del mismo versículo emplea “ partenos ” sin vacilaciones para la palabra virgen . Cualquiera que sea su significado histórico, Mateo ve cumplida la profecía de Isaías con el nacimiento de Jesús de la virgen María.

El nacimiento virginal satisface tres requisitos respecto a Jesús:

El nacimiento virginal satisface tres requisitos respecto a Jesús La única manera de nacer como ser humano era que naciera de una mujer. La única manera de ser hombre sin pecado era que fuera concebido por el Espíritu Santo. La única manera de ser divino era que tuviera a Dios por Padre. Como resultado su concepción no fue por medios naturales sino sobrenaturales. Por eso Jesucristo se revela como una persona divina con dos naturalezas: una divina y una humana sin pecado.

LOS ANTEPASADOS DE JESUS: :

LOS ANTEPASADOS DE JESUS : Hay dos genealogías detalladas de Cristo en el Nuevo Testamento ( Mt. 1:1–17; Lc. 3:23–38), y ambas ofrecen la ascendencia humana de Jesús el Mesías. Mateo inicia su relato, con lenguaje que recuerda al libro de Génesis, con las palabras “ libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham ”, y luego traza la línea de descendencia a través de cuarenta y dos generaciones desde Abraham hasta Cristo (1:1–17). Lucas inmediatamente después de su relato sobre el bautismo de Cristo, dice que “ Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José ”, y luego retrocede desde José, a través de más de setenta generaciones, hasta “ Adán, hijo de Dios ” ( Lc. 3:23–38).

Continuación…:

Continuación… Ambas genealogías hacen descender a Jesús de David; su descendencia davídica era cuestión de dominio público durante su ministerio (Mr.10:47) y recibe confirmación por el testimonio apostólico ( Ro. 1:3). Pero ambas listas trazan su descendencia davídica a través de José. La genealogía de Lucas reconoce esto mediante la frase “ según se creía ” en Lc. 3:23; de modo semejante, el texto más seguro de Mt. 1:16 dice que José era “ marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo ”. Al comparar Mateo y Lucas, se concluye que : Mateo provee la línea legal del Mesías por medio de José Lucas provee la línea de sangre natural de Jesús por medio de la línea ancestral de María .

EL NACIMIENTO DE JESUS:

EL NACIMIENTO DE JESUS Los dos relatos del nacimiento de Jesús en Mateo y Lucas son claramente independientes entre sí, y ambos registran el hecho de que nació por acción directa del Espíritu Santo, sin padre humano ( Mt. 1:18–25; Lc. 1:34-35). La concepción de Jesús tuvo lugar por la intervención directa del Espíritu Santo , “ el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra ” (Luc.1:35) La misma palabra utilizada para la nube de la cual salió la voz que habló durante la Transfiguración. Ambos usos se refieren a la nube que manifestó la gloria de Dios ( Éx 40:34–38). El nacimiento de Jesús es mencionado con más detalles en el Evangelio de Lucas. La información que proporciona, explica por qué José y María se encontraban en Belén cuando Jesús nació, en lugar de Nazaret, su ciudad de origen. En el evangelio de Mateo, en realidad su nacimiento no se narra directamente, sino una serie de escenas diseñadas para mostrar cómo el propósito de Dios, declarado en el AT, se estaba cumpliendo.

CONTINUACIÓN:

CONTINUACIÓN Belén de Judea fue profetizado como el lugar de nacimiento del Mesías . Por el decreto de Augusto César, Jesús nació en ese pueblo a pesar de que sus padres no vivían allí. ( Miq. 5:2). El decreto del César de que se realizara un censo en todo el Imperio Romano obligó a María y a José a salir de Nazaret y recorrer 112 km hasta Belén.

Slide 17:

EL VIAJE A BELÉN

CONTINUACIÓN:

CONTINUACIÓN Lucas establece meticulosamente las circunstancias históricas que rodean el nacimiento de Jesús, relacionándolo con los acontecimientos ocurridos en el Imperio Romano. Augusto César fue emperador desde el año 30 a.C. hasta el año 14 d.C. La realización del censo tenía que ver con los impuestos. Cirenio era gobernador de Siria entre los años 10–7 a.C. y de nuevo desde los años 6 al 9 d.C. Herodes el Grande era el rey de Judea en los años 37–4 a.C.

LOS PADRES DE JESÚS::

LOS PADRES DE JESÚS: Nuestra información sobre la madre de Jesús se limita principalmente a los relatos de su infancia en Mateo y Lucas. Allí vemos que cuando se produjo la anunciación angelical del nacimiento de Jesús, María vivía en Nazaret, Galilea, y estaba comprometida con José, el carpintero ( Lc. 1:26). José acepta a Jesús como su hijo ; requirió una revelación divina para persuadir a José de que lo hiciera, aceptando a María como su esposa estando ella encinta, en el período de desposamiento . José y María eran descendientes del rey David. El Antiguo Testamento está lleno de profecías que anuncian que el Mesías nacería de la línea real de David ( Is. 11:1; Jer. 33:15; Ez. 37:24; Os. 3:5). El nombre Emanuel proclama la presencia de Dios en medio de su pueblo de una manera completamente nueva

CONTINUACIÓN:

CONTINUACIÓN El Mt.1:25, indica que María y José iniciaron sus relaciones maritales normales después del nacimiento de Jesús. En las Sagradas Escrituras la relación sexual se describe como “conocer”, ( Gn 4:1, 17, 25; 24:16; Jue. 11:39) Se habla de la relación sexual íntima como el acto de conocer a un hombre o una mujer. El término primogénito ( Luc . 2:7) sugiere que posteriormente nacieron otros hijos. (Comparar con el “hijo” único de Luc.7.12).

CUANDO FUE EL NACIMIENTO DE JESÚS:

CUANDO FUE EL NACIMIENTO DE JESÚS No se puede determinar la fecha exacta del nacimiento de Jesús. No sabemos cuándo y por qué la Iglesia escogió el 25 de diciembre, la cual es una fecha incorrecta; puesto que en aquella época era invierno y la escritura nos dice que los pastores velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su ganado en el campo (Lc.2:8), lo cual indica que debe haber sido en un clima caliente La primera celebración que se conoce de la Navidad tuvo lugar en Roma en el año 354 d.C. La historia cuenta que Herodes reinó durante los años 37–4 a.C. Juan el Bautista y Jesús nacieron, pues, algunos años antes del año 1 de nuestra era cristiana. Por lo tanto el año más probable de su nacimiento es el 5 ó 6 a.C . La discrepancia de fechas se debe a un cálculo equivocado al establecer el calendario cristiano en el siglo VI.

Su nacimiento fue en un pesebre:

Su nacimiento fue en un pesebre Esta mención del pesebre es la base de la creencia tradicional de que Jesús nació en un establo. A menudo, los establos eran cuevas con depósitos cavados en las paredes rocosas (pesebres) para dar de comer a los animales. Esta no era la atmósfera que los judíos esperaban para el nacimiento del Rey Mesías. Pensaban que el Mesías prometido nacería en un ambiente real.