5. Jesús es el Senor

Views:
 
Category: Entertainment
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

Slide 1: 

Jesús es el Señor del Jesús histórico al Cristo de la fe Luigi Zanotto

Slide 2: 

1. Jesús de Nazaret (Jesús de la historia)

Slide 3: 

Jesús “judío” de Galilea Hacia los años 6-4 a.C., durante el reinado del emperador romano Augusto y del rey Herodes el Grande, un judío llamado Yeshua (Josué), nace en Nazaret. El nombre de su madre es Miriam (María) y su padre se llama José. Las fuentes hablan de cuatro hermanos (Jacob, José, Judá, Simeón) y de unas hermanas. Cada nombre evoca los comienzos de la historia de Israel.

Slide 4: 

IMPERIO ROMANO 64………..

Slide 6: 

Vida en Nazaret La lengua materna de Jesús: el arameo. Lo hablaba según una forma dialectal corriente en Galilea. No sabemos si sabía leer y escribir. Conocía el hebreo y algo de griego. Vivió su infancia, su juventud y los primeros años de su vida adulta en Nazaret, que era un pequeño poblado en la zona montañosa de galilea, lejos de las grandes rutas comerciales. Jesús era un hombre de mentalidad rural más que urbana. Su oficio: artesano y su educación en el seno de una familia judía.

Slide 7: 

… Jesús crecía en saber , en edad y en gracia, ante Dios y ante el pueblo (Lc. 2, 52)

Slide 8: 


Slide 12: 

Encuentro con el Bautista En un momento determinado, Jesús oyó hablar de Juan el bautista, que promovía un movimiento de conversión en una zona desértica junto al rio Jordán. Dejó su aldea de Nazaret, escucho su mensaje y recibió su bautismo.

Slide 13: 

Buscador de Dios Jesús vivió en el Jordán una experiencia religiosa muy importante, ya no volvió a su familia de Nazaret, pero tampoco permaneció largo tiempo con el Bautista. En un principio desarrolló una actividad bautismal, pero pronto abandonó el desierto y comenzó una actividad propia y original, diferente de la de Juan.

Slide 14: 

Ruptura con su familia Jesús no gozó el apoyo familiar. Su familia más cercana no lo apoyó en su actividad de profeta itinerante. Llegaron a pensar que estaba fuera de sí y consideraron que deshonraba a toda la familia. Jesús formó nuevas relaciones en torno a él formando un grupo de seguidores. Considerando los lazos de la familia como un obstáculo para su misión, se separó definitivamente de su hogar de Nazaret y marchó a Cafarnaúm.

Slide 15: 

Jesús define su proyecto de vida El espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar la buena noticia a los pobres; me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos, a dar vista a los ciegos, a liberar a los oprimidos y a proclamar un año de gracia del Señor. Lc. 4,18-19

Slide 16: 

Maqueronte

Slide 17: 

Actividad itinerante Hacia el año 27-28, Jesús da comienzo a una actividad itinerante que le lleva de Galilea a Jerusalén, donde será ejecutado el 7 de abril del año 30. Se trata de una actividad intensa pero breve, pues no llegó a durar tres años. No es posible reconstruir con exactitud los lugares de su actividad y sus rutas de viajes.

Slide 18: 

Ciertamente se movió en las cercanías del lago de Galilea. Pasaba de una aldea a otra, pero nunca aparece visitando Séforis ni Tiberíades, las dos ciudades más importantes de Galilea (más envueltas en la cultura griega).

Slide 19: 

Durante algún tiempo, su centro de operaciones fue Cafarnaúm, en la ribera del lago. Jesús se desplazaba de un lugar a otro acompañado por un grupo de discípulos y discípulas.

Slide 20: 

Su actividad se concentraba en dos tareas: curar a enfermos de diversos males y anunciar su mensaje sobre el “reino de Dios”. Su fama creció rápidamente y la gente se movilizaba para encontrarse con el. Jesús tenía la costumbre de retirarse de noche a lugares apartados para orar.

Slide 21: 

Profeta del Reino Jesús emplea un lenguaje característico y sugerente. Sus dichos breves y penetrantes, sus aforismos, y, sobre todo, sus bellas parábolas son inconfundibles. Jesús apena habla de sí mismo. Su predicación se centra en el “reino de Dios”.

Slide 22: 

el Reino de Dios está en medio de ustedes Dichosas las personas pobres. Dichosas las que construyen la paz… Dichosas las que lloran. Dichosas las limpias de corazón Dichosas las misericordiosas

Slide 23: 

Su mensaje arranca de la tradición judía, pero no brota directamente de la literatura apocalíptica ni de la enseñanza oficial de los escribas, sino de su profunda experiencia de Dios, que Jesús trata de comunicar a través de un lenguaje simbólico y poético, extraído de la vida.

Slide 24: 

En su predicación ocupa un lugar central la experiencia de un Dios Padre que, “hace salir su sol sobre buenos y malos”, y acoge y busca a sus hijos perdidos. Es esencial su exhortación a “entrar” en el reino de Dios y su llamada a ser “compasivos” como lo es el Padre del cielo. El perdón a los enemigos constituye el culmen de esta llamada.

Slide 25: 

Actividad curadora   Aunque es difícil precisar el grado de historicidad de cada relato transmitido por las tradiciones evangélicas, no hay duda de que Jesús llevó a cabo curaciones de diverso tipo de enfermos, que fueron consideradas por sus contemporáneos como milagrosas.

Slide 26: 

Asimismo practicó exorcismos liberando de su mal a personas consideradas en aquella cultura como poseídas por espíritus malignos. Jesús fue en la sociedad de su tiempo un exorcista y curador popular que ejerció una gran atracción entre la gente.

Slide 27: 

Presentó estas curaciones y exorcismos como signos de la llegada del reino de Dios a los sectores más hundidos en el sufrimiento y la alienación. Sin embargo, Jesús se resistió siempre a llevar a cabo los signos espectaculares que probablemente le reclamaron algunos sectores críticos.

Slide 28: 

El milagro en la Biblia es una Profesión De fe Al descubrir la acción de Dios en nuestra vida

Slide 29: 

Jesús tuvo una actitud especialmente acogedora hacia los niños/as. ¿Buscas un modelo a seguir para construir tu vida? Los niños y niñas son muy buenos/as para eso.

Slide 30: 

Confraternizaba y comía con “pecadores y recaudadores de impuestos” Toda esta actitud provocativa no la adoptó Jesús de manera arbitraria. Su intención profunda era hacer ver a todos de manera gráfica que el reino de Dios está abierto a todos, sin excluir o marginar a nadie.

Slide 31: 

En contra de lo socialmente establecido, trataba públicamente con mujeres y las admitía entre sus discípulos. Concretamente, María de Magdala ocupó un lugar importante en el movimiento de Jesús. Amigo de la mujer

Slide 32: 

Rodeado de discípulos Jesús no pretendió nunca romper con el judaísmo ni fundar una institución propia frente a Israel. Aparece siempre convocando a su pueblo para entrar en el reino de Dios. Pero, de hecho, se formó en torno a Jesús un grupo reducido de seguidores itinerantes, entre los que había también un cierto número de mujeres. Exigía, decisión y radicalidad en el seguimiento.

Slide 33: 

Además de este grupo reducido, hubo un sector más amplio de simpatizantes que siguieron viviendo en sus casas, pero que se identificaban con su mensaje y acogían a Jesús y a su grupo cuando llegaban a su aldea.

Slide 34: 

Jesús se rodeó de un grupo más cercano de Doce que simbolizaba su deseo de lograr la restauración de Israel. Creador de un movimiento renovador

Slide 35: 

Defensor de los últimos * Los últimos de Galilea * Dios es de los que no tienen a nadie * Imbéciles o solidarios * Dignidad de los indeseables * Amigo de pecadores El perdón ofrecido por Jesús, perdón inmerecido.

Slide 36: 

Maestro de vida * Un maestro poco convencional !Cambien su corazón! * Mas allá de la ley * Lo decisivo es el amor * Amen a sus enemigos * La lucha no violenta por la justicia

Slide 37: 

Dios Las demás Personas Yo Amar a Dios, al prójimo y a ti mismo = esto es todo, la Ley y los Profetas.

Slide 38: 

Libera de un Dios y de una religión que te prepara para sacrificarte en lugar que hacerte vivir en dignidad y felicidad

Slide 39: 

Seas fiel, persevera … el resultado de la fraternidad llegará con seguridad … sus principios pueden parecer pequeños, insignificantes … pero la levadura levitará la masa y la plantita crecerá , capaz de cobijar a tanta gente … Gratuidad … y nada de ojo por ojo … Amen como el Padre, que manda el sol sobre personas buenas y malas..

Slide 40: 

Tenía hambre y me diste de comer, tenía sed y me diste de beber … era divorciado/a, homosexual, enfermo/a de SIDA, pandillero/a, drogadicto/a, en la cárcel, y sólo en la calle, sin papeles (no “ilegal”) en este país, de diferente religión y raza … y no me rechazaste, me fuiste amigo/a, aún que por eso o la Iglesia o el Estado o la Sociedad te persiguieran … dichosos/as … tu recompensa será grande.

Slide 41: 

La solidaridad es la clave para construir una sociedad “fraternal” … Tu pon lo poco que tienes, Dios hará lo demás …

Slide 42: 

Arraigado en la fe de su pueblo Se retiraba a orar Dios es Padre, el Padre bueno de Jesús, el Dios de la vida. Creyente fiel

Slide 43: 

Conflictivo y peligroso * En conflictos con sectores fariseos * Oposición a las autoridades religiosas * El recelo del poder romano * Coherente hasta el final

Slide 44: 

Reacciones ante Jesús Más allá del grupo reducido de discípulos y del círculo de simpatizantes, Jesús alcanzó una popularidad bastante grande en Galilea y regiones vecinas. No parece que este eco popular disminuyera durante el breve tiempo de su actividad itinerante. De hecho, Jesús movilizaba a masas relativamente importantes, y esto le convertía precisamente en personaje peligroso ante las autoridades. Jesús provocó también el rechazo de sectores que trataron de estigmatizarlo y desacreditarlo para impedir su influencia. De hecho, Jesús no fue bien recibido entre sus convecinos, y despertó la oposición de escribas y dirigentes religiosos tanto en Galilea como en Jerusalén. Fue criticado por comer con pecadores y acusado de estar poseído por el demonio. De ambas acusaciones se defendió con firmeza.

Slide 45: 

Conducta desviada Jesús adoptó una conducta extraña y provocativa. Rompía constantemente los códigos de comportamiento vigentes en aquella sociedad. No practicaba las normas establecidas sobre la pureza ritual. No se preocupaba del rito de limpiarse las manos antes de comer. No practicaba el ayuno. En ocasiones rompía las normas prescritas sobre el sábado. Vivía rodeado de gente indeseable como recaudadores de impuestos y prostitutas. Se le veía acompañado de mendigos, hambrientos y gente marginada.

Slide 46: 

La crítica de Jesús a los círculos religiosos dominantes La solidaridad de Jesús con el pueblo común ignorante de la ley Su concepto de que la ley estaba al servicio del hombre (no al revés) La profecía y acción de protesta contra la explotación del Templo La critica radical que Jesús hizo de la religiosidad tradicional Elementos conflictivos

Slide 47: 

Peregrinación arriesgada a Jerusalén ¿Por qué decidió ir a Jerusalén? Jesús se ha dedicado a anunciar el reino de Dios, llamada dirigida a todo Israel… también a Jerusalén. El último tramo Jesús lo ha querido recorrer montado en un asno, como humilde peregrino. Los amigos empiezan a aclamarlo. El gesto era intencionado. Montado en un asno significa que busca un reino de paz y justicia para todos, no un imperio construido con violencia y opresión… los generales romanos montaban caballos de guerra. Aquello era una critica al gobernador y a los romanos.

Slide 48: 

La práctica de su proyecto lo llevó a la muerte

Slide 50: 

Un gesto muy peligroso Atacar al Templo era atacar el corazón del pueblo judío, el símbolo alrededor del cual gira todo lo demás, el centro de la vida religiosa, social y política.. Lugar santo signo de la elección de Israel, habita el Dios de la Alianza. El gesto de Jesús anuncia el juicio de Dios no contra el edificio, sino contra un sistema económico, político y religioso que no puede agradar a Dios. El templo se ha convertido en símbolo de todo lo que oprime al pueblo.

Slide 51: 

Despedida inolvidable Al parecer, Jesús contó con la posibilidad de su muerte violenta y celebró una cena de despedida con sus discípulos, en la que realizó un gesto simbólico con el pan y el vino.

Slide 52: 

Probablemente no es una cena de Pascua, pero en el ambiente se respira ya la excitación de las fiestas pascuales. Es una cena solemne, la última de las tantas otras que habían celebrado por las aldeas de Galilea. Bebieron vino, como se hacia en las grandes ocasiones; cenaron recostados en un lugar tranquilo en Jerusalén. Están presente de los discípulos y discípulas que han venido con él en peregrinación. Jesús vivía las comidas y cenas que hacia en Galilea como símbolo y anticipación del banquete final en el reino de Dios, comidas animadas por la fe en el reino definitivo del Padre. Dos pensamientos embargaban a Jesús: la certeza de su muerte inminente, su confianza inquebrantable en el reino de Dios, al que ha dedicado su vida entera.

Slide 53: 

Jesús se pone de pie, toma en sus manos pan y pronuncia, en nombre de todos, una bendición a Dios, a la que todos responden “Amen”. Luego rompe el pan y va distribuyendo un trozo a cada uno. Todos conocen aquel gesto. !Como les impresionaba cuando se lo daba a los pecadores, recaudadores y prostitutas! Pero aquella noche, Jesús añade unas palabras que le dan un contenido nuevo e insólito a su gesto.: “Esto es mi cuerpo. Yo soy este pan. Véanme en estos trozos entregándome hasta el final. Para que les llegue la bendición del reino de Dios”.

Slide 54: 

Esto es mi cuerpo Véanme en estos trozos entregándome hasta el final

Slide 55: 

Al acabar la cena el que presidia cogió en su mano derecha una copa de vino y pronunció una oración de acción de gracias por la comida. Aquella noche Jesús cambia el rito e invita a que todos beban de una única copa: !La suya! Todos comparten esa “copa de salvación” bendecida por Jesús. En esa copa Jesús ve algo “nuevo” y peculiar: “Esta copa es la nueva Alianza en mi sangre. Mi muerte abrirá un futuro nuevo para ustedes y para todos.” En este momento decisivo y crucial, el horizonte de su mirada se hace universal: la nueva Alianza, el reino definitivo de Dios será “para todos”. Jesús convierte aquella cena de despedida en una gran acción sacramental, la que mejor resume su servicio al reino de Dios. Seguirá siendo “el que sirve”, el que ha ofrecido su vida y su muerte para ellos, el servidor de todos.

Slide 56: 

Esta copa es la nueva Alianza Mi muerte abrirá un futuro nuevo para todos

Slide 57: 

Entregado por las autoridades del templo En la primavera del año 30, Jesús subió a Jerusalén, en el territorio de Judea, que, a diferencia de Galilea, estaba regida por un prefecto romano. La ciudad de Jerusalén estaba directamente gobernada en aquel momento por el sumo sacerdote Caifás. Jesús realizó un gesto hostil hacia el templo, que provocó su detención. No parece que hubiera propiamente un juicio de Jesús ante las autoridades judías. Más bien, a raíz de lo sucedido en el templo, la aristocracia sacerdotal se confirmó en la peligrosidad que suponía Jesús y se confabularon por hacerlo desaparecer.

Slide 58: 

Jesús murió crucificado el 7 de abril del año 30 Fue el prefecto romano Poncio Pilato quien dictó la orden de su ejecución. Condenado a muerte por Roma

Slide 59: 

En el momento de su detención fue abandonado por sus seguidores más cercanos. El abandono de los discípulos le hacen ver la magnitud de su fracaso. Todo se derrumba. Está solo! Se siente fracasado, abandonado, solo… sufre la incomprensión, la soledad, el abuso, la traición …

Slide 60: 

Mártir del Reino de Dios La crucifixión no era una simple ejecución, sino una lenta tortura.. Era normal combinar el castigo básico de la crucifixión con humillaciones y tormentos diversos. La manera de llevar a cabo la crucifixión se prestaba sin mas al sadismo de los verdugos. La crueldad de la crucifixión estaba pensada para aterrorizar a la población y servir de escarmiento general. Es castigo típico para los esclavos. La crucifixión era considerada la ejecución más terrible y temida. “La muerte más miserable de todas” (Flavio Josefo). “El suplicio más cruel y terrible” Cicerón.

Slide 61: 

La flagelación La flagelación hace parte del ritual de la crucifixión. Después de escuchar la sentencia, Jesús es conducido por los soldados al patio del palacio “patio del enlosado”, para proceder a su flagelación. El acto es publico. Jesús queda sin apenas fuerzas para mantenerse en pie y con su cuerpo en carne viva. El castigo fue tan brutal que tuvo que ser ayudado a llevar la cruz y que su agonía no se prolongo: murió antes que los otros dos reos crucificados juntamente con el.

Slide 62: 

Via crucis Desde el palacio del prefecto se pone en marcha una lúgubre comitiva camino al Gólgota. El trayecto es relativamente corto. Tal vez no llega a los quinientos metros. Lo seguidores más cercanos de Jesús han huido.

Slide 63: 

.. Lleva sobre sus espaldas el patíbulo o travesaño horizontal donde pronto será clavado; cuando llegue al lugar de la ejecución será ajustado a uno de los palos verticales que están fijados permanentemente en el Gólgota.

Slide 64: 

…extiende sus brazos sobre el travesaño horizontal y con clavos largos y sólidos lo clavan por las muñecas.

Slide 65: 

Colgada al cuello lleva una pequeña tablita donde está escrita la causa de la pena de muerte. El delito de Jesús: “rey de los judíos”. Es crimen de lesa majestad. Jesús es condenado por ser enemigo del Imperio y, según la lógica imperial, enemigo de la Humanidad. Lo desnudan totalmente para degradar su dignidad, lo tumban en el suelo…

Slide 66: 

Elevan el travesaño a una con el cuerpo de Jesús y lo fijan al palo vertical antes de clavar sus pies en la parte inferior. De ordinario, la altura de la cruz no superaba mucho los dos metros, de manera que los pies del crucificado quedaban a 30/50 centímetros del suelo. De este modo, la victima queda más cerca de sus torturadores durante su largo proceso de asfixia y, una vez muerto, puede ser pasto fácil de los perros salvajes.

Slide 67: 

Jesús ha sido clavado a la cruz entre las nueve de la mañana y las doce del mediodía. La agonía no se va a prolongar. Mientras su cuerpo se va deformando, crece la angustia de su asfixia progresiva. Poco a poco se va quedando sin sangre y sin fuerza. Pronto le sobrevendrán las convulsiones.

Slide 68: 

Luego, el estertor final Jesús muere “lanzando un fuerte grito”

Slide 69: 

Muere con un “porqué” en sus labios. Todo queda ahora en manos del Padre.

Slide 70: 

2. Jesús es el Señor (el Cristo de la fe

Slide 71: 

Resucitado por Dios Es posible verificar históricamente que, entre los años 35 al 40, los cristianos de la primera generación confesaban con diversas formulas una convicción compartida por todos y que rápidamente fueron propagando por todo el Imperio: Dios ha resucitado a Jesús de entre los muertos

Slide 72: 

Los discípulos huyen hundidos en una desesperanza total, en una crisis radical ¿Por qué? ¿Por qué ha abandonado Dios a aquel hombre ejecutado injustamente por defender su causa? Lo han visto ir a la muerte en una actitud de obediencia y fidelidad total. ¿Cómo puede Dios desentenderse de él? Lo que más les escandaliza es su ejecución tan brutal e injusta. ¿Dónde está Dios? ¿No va a reaccionar ante lo que han hecho con él? ¿No es el defensor de las víctimas inocentes? ¿Se ha equivocado Jesús al proclamar su justicia a favor de los crucificados? Son discípulos desolados que huyen del peligro, desconcertados ante lo ocurrido.

Slide 73: 

¿Cómo puede un hombre así terminar en el sheol? ¿Va Dios a abandonar en el “país de la muerte” al que, lleno de su Espíritu, ha infundido salud y vida a tantos enfermos y desvalidos? ¿Va a yacer Jesús en el polvo para siempre, como una “sombra” en el “país de las tinieblas”, él que había despertado tantas esperanzas en la gente? SHEOL

Slide 74: 

Jesús “despertado”, “levantado” por Dios Dios no se ha quedado pasivo ante la ejecución de Jesús, ha intervenido para arrancarlo del poder de la muerte, fue a “despertar-lo” y a “levantar-lo”. Esto es impresionante y grandioso. Dios ha bajado hasta el mismo sheol se ha adentrado en el país de la muerte, donde todo es oscuridad, silencio y soledad. Allí yacen los muertos cubiertos de polvo, dormidos en el sueño de la muerte. De entre ellos, Dios “ha despertado” a Jesús, el crucificado, lo ha puesto de pie y lo “ha levantado” a la vida porque Dios le ha infundido la suya.

Slide 75: 

Dios “ha exaltado” a Jesús, “lo ha elevado a su gloria”, lo “ha sentado a la derecha de su trono” y lo “ha constituido como Señor”. “Ser exaltado” es resucitar es ser introducido en la vida del mismo Dios. “Resucitar” es ya ser exaltado.

Slide 76: 

Jesús muere gritando: “Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” Al morir, se encuentra con su Padre, que lo acoge con amor inmenso, impidiendo que su vida quede aniquilada. En el mismo momento en que Jesús siente que todo su ser se pierde definitivamente siguiendo el triste destino de todos los humanos, Dios interviene para regalarle su propia vida. Cuando todo parece hundirse sin remedio en el absurdo de la muerte, Dios comienza una nueva creación. La resurrección de Jesús es una actuación de Dios que, con su fuerza creadora, lo rescata de la muerte para introducirlo en la plenitud de su propia vida.

Slide 77: 

* En el lenguaje de Pablo. Jesús ha sido resucitado por la “fuerza” de Dios, que es la que le hace vivir su nueva vida de resucitado. Lleno de esa fuerza divina puede ser llamado “Señor”, con el mismo nombre que se le da a Yavé entre los judíos. * Ha sido resucitado por la “gloria” de Dios, por esa fuerza creadora y salvadora en la que se revela lo grande que es. Por eso Jesús resucitado posee un “cuerpo glorioso”, que no significa un cuerpo radiante y resplandeciente, sino una personalidad rebosante de la fuerza gloriosa del mismo Dios. * Jesús ha sido resucitado por el “espíritu” de Dios, por su aliento creador. Por eso su cuerpo resucitado es un “cuerpo espiritual”, plenamente vivificado por el aliento vital y creador de Dios.

La Resurrección : 

La Resurrección No es un hecho público Sino una experiencia de Dios que supera el tiempo y el espacio

Slide 79: 

Es el hecho más real, importante y decisivo que ha ocurrido para la historia humana, pues constituye su fundamento y su verdadera esperanza. Esta acción creadora de Dios acogiendo a Jesús en su misterio es un acontecimiento que desborda el entramado de esta vida donde nos movemos. Se sustrae a cualquier experiencia que podamos tener en este mundo. No lo podemos representar adecuadamente con nada. Por eso, ningún evangelista se ha atrevido a narrar la resurrección de Jesús. Nadie puede ser testigo de esa actuación trascendente de Dios. La resurrección no pertenece ya a este mundo que nosotros podemos observar. No es propiamente un “hecho histórico”, como tantos otros que suceden en el mundo y que podemos constatar y verificar, pero es un “hecho real” que ha sucedido realmente.

La Resurrección : 

La Resurrección No es una vuelta a la vida terrenal Sino una entrada en la verdadera y eterna vida de Dios

Slide 81: 

Jesús es el mismo, pero no es el de antes; se les presenta lleno de vida, pero no le reconocen de inmediato; está en medio de los suyos, pero no lo pueden retener; es alguien real y concreto, pero no pueden convivir con él como en Galilea. Sin duda es Jesús, pero con una existencia nueva. Los relatos evangélicos sobre las “apariciones” de Jesús resucitado pueden crear cierta confusión. En ellas, Jesús puede ser visto y tocado, puede comer, subir al cielo hasta quedar ocultado por una nube. Si entendemos estos detalles de manera material, da la impresión de que Jesús ha regresado de nuevo a esta tierra para seguir con sus discípulos como en otros tiempos. Sin embargo, los mismos evangelistas nos dicen que no es así.

Slide 82: 

Esta resurrección no es un retorno a su vida anterior en la tierra. Jesús no regresa a esta vida biológica que conocemos para morir un día de manera irreversible. La resurrección no es la reanimación de un cadáver. Es mucho más. Jesús entra definitivamente en la “vida” de Dios. Una vida donde ya la muerte no tiene ningún poder sobre él. “Sabemos que Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, no vuelve a morir, la muerte no tiene ya dominio sobre él. Porque, cuando murió, murió al pecado de una vez para siempre; su vivir, en cambio, es un vivir para Dios” (Rom 6,9-10).

La Resurrección : 

La Resurrección No es la inmortalidad del alma Sino una vida en Dios con la totalidad de la persona

Slide 84: 

Cuando Dios resucita a Jesús, resucita su vida terrena marcada por su entrega al reino de Dios, sus gestos de bondad hacia los pequeños, su juventud truncada de manera tan violenta, sus luchas y conflictos, su obediencia hasta la muerte. Jesús resucita con un “cuerpo” que recoge y da plenitud a la totalidad de su vida terrena. Su resurrección no es como una especie de supervivencia misteriosa de su alma inmortal, al estilo de la cultura griega El resucitado no es alguien que sobrevive después de la muerte despojado de su corporalidad. Según la mentalidad hebrea, el “cuerpo” no es simplemente la parte física o material de una persona, algo que se puede separar de otra parte espiritual. El “cuerpo” es toda la persona tal como ella se siente enraizada en el mundo y conviviendo con los demás; cuando se habla de “cuerpo” se piensa en la persona con todo su mundo de relaciones y vivencias, con toda su historia de conflictos y heridas, de alegrías y sufrimientos. Por eso es impensable imaginar a Jesús resucitado sin cuerpo: sería cualquier cosa menos un ser humano. Naturalmente, no se está pensando en un cuerpo físico de carne y hueso sometido al poder de la muerte, sino en un “cuerpo glorioso” que recoge y da plenitud a su vida concreta desarrollada en este mundo.

La Resurrección : 

La Resurrección No es fruto de la imaginación de sus seguidores Sino que es algo que le ha sucedido a Jesús La resurrección de Jesús es un hecho real, algo que se ha producido en el crucificado, no producto de la fantasía ni resultado de la reflexión de sus seguidores. Es el acontecimiento que los ha arrancado de su desconcierto y frustración, transformando de raíz su adhesión a Jesús.

Slide 86: 

“Al tercer día” Jesús “resucitó al tercer día, según las Escrituras”. ¿Es que ha estado muerto hasta que, por fin, Dios ha intervenido al tercer día? ¿Ha sido alguien testigo de ese momento crucial? ¿Por qué los relatos evangélicos hablan de apariciones el “primer día de la semana”, antes de que llegue el “tercer día”? El “tercer día” significa el “día decisivo”. Después de días de sufrimiento y tribulación, el “tercer día” trae la salvación. Dios siempre salva y libera “al tercer día”: él tiene la última palabra; el “tercer día” le pertenece a él.

Slide 87: 

Según la mentalidad judía , un difunto está realmente muerto “después de tres días”. La expresión de la confesión cristiana significaría que Dios resucitó a Jesús no de una muerte aparente de uno o dos días, sino de una muerte real, después de tres días. Diferentes comentarios rabínicos interpretaban este “tercer día”, anunciado por Oseas, como “el día de la resurrección de los muertos”, “el día de las consolaciones en el que Dios hará revivir a los muertos y nos resucitará”. Los primeros cristianos creen que, para Jesús, ha llegado ya ese “tercer día” definitivo. Él ha entrado en la salvación plena. Nosotros conocemos todavía días de prueba y sufrimiento, pero con la resurrección de Jesús ha amanecido el “tercer día” para la humanidad.

Slide 88: 

Este lenguaje podría ser entendido en ambientes judíos, la gente de cultura griega se resistía a la idea de “resurrección”. Pablo en el Areópago de Atenas: “Al oír aquello de resurrección de entre los muertos, unos se echaron a reír y otros dijeron: Ya te oiremos sobre esto en otra ocasión”.

Slide 89: 

El que está vivo Por eso, se buscó otro lenguaje más apropiado y fácil de aceptar por gentes de mentalidad griega. Lucas presenta al resucitado como “el que está vivo”, “el viviente”. A las mujeres que van al sepulcro se les dice: “¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo?

Slide 90: 

Años más tarde, el libro del Apocalipsis pone en boca del resucitado expresiones de fuerte impacto, muy alejadas de las primeras formulas de fe: “Soy yo, el primero y el último, el que vive. Estuve muerto. Pero ahora vivo para siempre y tengo en mi poder las llaves de la muerte y del abismo” (Ap. 1,17-18 y 2,8)

Slide 91: 

Primogénito de entre los muertos Se inicia la resurrección final, la plenitud de la salvación. Jesús es solo el “primogénito de entre los muertos” (Col 1,18), el primero que ha nacido a la vida definitiva de Dios. Él se nos ha anticipado a disfrutar de una plenitud que nos espera también a nosotros. Su resurrección no es algo privado, que le afecta solo a él; es el fundamento y la garantía de la resurrección de la humanidad y de la creación entera. Jesús es “primicia”, primer fruto de una cosecha universal (1 Cor 15,16). “Dios, que resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros por su fuerza” (1 Cor 6,14).

Slide 92: 

Resucitando a Jesús, Dios comienza la “nueva creación”. Sale de su ocultamiento y revela su intención última, lo que buscaba desde el comienzo al crear el mundo: compartir su felicidad infinita con el ser humano.

Slide 93: 

El camino a la nueva fe en Cristo resucitado ¿Qué ha ocurrido para que los discípulos hayan podido llegar a creer algo tan asombroso de Jesús? ¿Qué es lo que provoca un vuelco tan radical en estos discípulos que, poco antes, huían dando por perdida su causa? ¿Qué es lo que viven ahora después de su muerte? No es posible, con métodos históricos, penetrar en el contenido de su experiencia. Han vivido un proceso que ha reavivado la fe que tenían en Jesús y los ha abierto a una experiencia nueva e inesperada de su presencia entre ellos.

Slide 94: 

Se trata de un proceso rico y complejo en el que concurren diversos factores. Los seguidores de Jesús han reflexionado sobre lo ocurrido, han recurrido a su fe en la fidelidad de Dios y en su poder sobre la muerte, han recordado lo vivido junto a Jesús con tanta intensidad. En su proceso confluyen preguntas, reflexiones, acontecimientos inesperados, vivencias de fe especialmente intensas. Todo ha ido contribuyendo a despertar en ellos una fe nueva en Jesús.

Slide 95: 

La resurrección de los justos Casi todos los judíos, esperaban para el final de los tiempos la “resurrección de los justos”. El problema se planteó de manera crucial cuando en los años 168-164 a. C., un número incontable de fieles judíos fueron martirizados por Antíoco Epífanes por permanecer fieles a la Ley: ¿puede Dios abandonar definitivamente en la muerte a los que lo han amado hasta el extremo de morir por él? ¿No devolverá la vida a los que la han sacrificado por serle fieles? Eran probablemente las preguntas que se hacían los seguidores de Jesús ante su muerte.

Slide 96: 

El profeta Daniel había respondido proclamando una fe nueva: al final de los tiempos, los que han permanecido fieles a Dios se salvarán. “Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra se despertarán, unos para la vida eterna, otros para el oprobio y el horror eternos. Los sabios brillarán como el esplendor del firmamento; los que guiaron a muchos por el buen camino serán como las estrellas por toda la eternidad” Dan 12,1-2. Los discípulos de Jesús comparten esta fe. Ellos, como los demás judíos piadosos, recitaban todos los días, al salir y al ponerse el sol, esta bendición: “Bendito eres, Señor, que haces vivir a los muertos”. Si experimentan a Jesús vivo, ¿no será que ha llegado ya a esa resurrección final de los justos? ¿No está Jesús viviendo esa salvación plena de Dios? Sin embargo, la resurrección anticipada de una persona, antes de llegar el fin de los tiempos, era algo insólito. En general se esperaba de manera generalizada y en plural la “resurrección de los justos”.

Slide 97: 

Seguramente los discípulos habían oído hablar del martirio de siete hermanos torturados por Antíoco Epífanes juntamente con su madre. El relato era muy popular, pues la escena en la que van desafiando al rey, confesando su fe en la propia resurrección, es realmente impresionante. La evocación de mártires concretos resucitados por Dios les pudo permitir superar más fácilmente el escándalo de la cruz: Jesús, asesinado injustamente por su fidelidad a Dios, no ha podido ser aniquilado por la muerte; en él se ha cumplido de manera eminente el destino del mártir reivindicado por Dios.

Slide 98: 

¿Es la irrupción del reino definitivo de la vida? Sin embargo, está visión se les quedaba corta. La resurrección de estos mártires solo le afecta a cada uno de ellos; nada tiene que ver con la salvación de los demás seres humanos. Por el contrario, los seguidores de Jesús terminan hablando de su resurrección como fuente de salvación para toda la humanidad, “primicia” de una resurrección universal, inauguración de los últimos tiempos. Los discípulos habían quedado muy “marcados” por Jesús. La crucifixión no había podido borrar de un golpe lo que habían vivido junto a él.

Slide 99: 

En Jesús habían experimentado a Dios irrumpiendo en el mundo de manera nueva y definitiva. Su fuerza curadora destruía el poder de Satán y rescataba del mal a enfermos y poseídos, apuntando hacia un mundo nuevo de vida plena. Su acogida a los últimos como los privilegiados del reino de Dios despertaba la esperanza de los pobres en un Dios que comenzaba a manifestar su fuerza liberadora frente a tanta injusticia y abuso. Sus comidas con pecadores e indeseables anticipaban el banquete final y la alegría de los últimos tiempos.

Slide 100: 

Habían experimentado en Jesús la irrupción de la fuerza y el amor salvador de Dios, ¿no estaban experimentando ahora en su resurrección la irrupción liberadora de Dios inaugurando ya el reino definitivo de la vida?

Slide 101: 

La experiencia decisiva Esta experiencia que viven de su presencia viva después de la muerte no es fruto exclusivo de su reflexión. Es acción de Dios, solo él les puede estar revelando algo tan grande e inesperado. Sin su acción, ellos se hubieran perdido en sus preguntas y cavilaciones, sin llegar a ninguna conclusión segura y gozosa sobre el destino de Jesús.   En el corazón de este proceso está Dios inspirando su búsqueda, iluminando sus preguntas, desvaneciendo sus dudas y despertando su fe inicial a horizontes nuevos: Dios está haciendo presente a Jesús resucitado en sus corazones. En algún momento caen en la cuenta de que Dios les está revelando al crucificado lleno de vida. No lo habían podido captar así con anterioridad. Es ahora cuando le están “viendo” realmente, en toda su “gloria” de resucitado. Sin esta experiencia, tal vez lo hubieran venerado durante algún tiempo. Luego su recuerdo se habría ido borrando.

Slide 102: 

En algún momento caen en la cuenta de que Dios les está revelando al crucificado lleno de vida

Slide 103: 

Se deja ver ¿Cómo entienden los discípulos lo que les está ocurriendo? La expresión más antigua es una fórmula acuñada muy pronto: Jesús “se deja ver”. Se les había perdido en el misterio de la muerte, pero ahora se les presenta lleno de vida. El término está tomado de la Biblia griega, donde se emplea para hablar de las “apariciones” de Dios a Abrahán, Jacob y otros. En realidad, en esas escenas no es que Dios se aparezca en forma visible, sino que sale de su misterio insondable para establecer una comunicación real con los humanos: Abrahán o Jacob experimentan su presencia. Por eso, este lenguaje por sí solo no nos dice nada de cómo perciben los discípulos la presencia del resucitado. Más que mostrar su figura visible, el resucitado actúa en sus discípulos creando unas condiciones en las que estos pueden percibir su presencia.

Slide 104: 

La experiencia de Pablo Pablo es el único testigo que habla directamente de lo que ha vivido. En ningún momento la describe o explica en términos psicológicos. Lo que le ha ocurrido es una “gracia”. Un regalo que él atribuye a la iniciativa de Dios o a la intervención del resucitado. Él “ha sido alcanzado” por Cristo Jesús; el resucitado se ha apoderado de él, lo ha hecho suyo. En esa experiencia “ha descubierto el poder de su resurrección”. Pablo tiene conciencia de que se le está revelando el misterio que se encierra en Jesús. Lo que está viviendo es “la revelación de Jesucristo”. Se le caen todos los velos; Jesús se le hace diáfano y luminoso. No es una ilusión. Es una grandiosa realidad: “Dios ha querido revelar en mí a su Hijo”.

Slide 105: 

El impacto ha sido tan poderoso que provoca una reorientación total de su vida El encuentro con el resucitado le hace “comprender” el misterio de Dios y la realidad de la vida de manera radicalmente nueva. Pablo ya no es el mismo. El que perseguía a los seguidores del crucificado anuncia ahora a todos la Buena Noticia que antes quería destruir. En su vida se produce una revolución total de criterios. Pablo se siente un “hombre nuevo”. Su propia transformación es el mejor testimonio de lo que ha vivido. Desde su propia experiencia puede proclamar a todos: “Ya no vivo yo. Es Cristo quien vive en mí” Gal 2,20.

Slide 106: 

Pablo, camino a Damasco, es alcanzado por Jesús: Lo enamora, Lo llena de su Espíritu … y queda “ciego” En la luz del “Espíritu”: - entiende su vida como hijo - las personas que le rodean: hermanos, hermanas - Dios: Padre - Su proyecto de vida: el proyecto de Dios

Slide 107: 

Entre las dudas e incertidumbres de los primeros momentos, procesos de conversión, reflexiones sobre las Escrituras para ir comprendiendo mejor lo que viven... Jesús toma la iniciativa. Es él quien se les impone lleno de vida, obligándoles a salir de su desconcierto e incredulidad. Los discípulos se ven sorprendidos cuando Jesús se deja ver en el centro del grupo atemorizado. María Magdalena anda buscando un cadáver cuando Jesús la llama. Nadie está esperando a Jesús resucitado. Es él quien se hace presente en sus vidas desbordando todas sus expectativas. Esto es lo decisivo: Jesús vive y está de nuevo con ellos; todo lo demás viene después. Los discípulos se encuentran con aquel que los ha llamado al servicio del reino de Dios y al que han abandonado en el momento crítico de la crucifixión: estando todavía llenos de miedo a las autoridades judías y con las puertas cerradas, “se presenta Jesús en medio de ellos”; nada ni nadie puede impedir a Jesús resucitado volver a estar en contacto con los suyos.

Slide 108: 

Las mujeres se encuentran con el que ha defendido su dignidad y las ha acogido en su compañía: “Jesús salió a su encuentro y las saludó; ellas se acercaron y se abrazaron a sus pies”; de nuevo experimentan su cercanía entrañable. María de Magdala se encuentra con el Maestro que la ha curado y del que se ha enamorado para siempre: todavía con lágrimas en los ojos oye que Jesús la llama por su nombre con un tono inconfundible; solo él la podía llamar así.   Las cosas, probablemente, no ocurrieron exactamente así, pero difícilmente se puede evocar de manera más expresiva algo de lo que viven estos hombres y mujeres cuando experimentan de nuevo a Jesús en sus vidas.

Slide 109: 

Les reconcilia consigo Es una experiencia pacificadora que los reconcilia con Jesús. Los discípulos saben que lo han abandonado. Aquella pena que hay en su corazón no es solo tristeza por la muerte de Jesús; es la tristeza del culpable. No hay ningún reproche o condena. El encuentro con Jesús es una experiencia de perdón. Se da un saludo significativo: “La paz con ustedes”. El resucitado les regala la paz y la bendición de Dios, y los discípulos se sienten perdonados y aceptados de nuevo a la comunión con él. Jesús sigue siendo el mismo. Esa era la paz que infundía a los enfermos y pecadores cuando caminaba con ellos por Galilea. Este es también ahora el gran regalo que Dios ofrece a todos sus hijos e hijas por medio de Cristo muerto y resucitado: el perdón, la paz y la resurrección. Jesús les ofrece de nuevo su confianza: su infidelidad queda curada por el perdón; pueden iniciar una vida nueva.

Slide 110: 

Provoca una transformación Los discípulos de Jesús vuelven de nuevo a Jerusalén y se reúnen en nombre de Jesús, proclamando a todos que el profeta ajusticiado días antes por las autoridades del templo y los representantes del Imperio está vivo. ¿Qué ha ocurrido para que abandonen la seguridad de Galilea y se presenten de nuevo en Jerusalén, un lugar realmente peligroso donde pronto serán detenidos y perseguidos por los dirigentes religiosos? ¿Quién los ha arrancado de su cobardía y desconcierto? ¿Por qué hablan ahora con tanta audacia y convicción? ¿Por qué vuelven a reunirse en el nombre de aquel a quien han abandonado al verlo condenado a muerte? Ellos solo dan una respuesta: “Jesús está vivo. Dios lo ha resucitado”. Su convicción es unánime e indestructible.

Slide 111: 

El encuentro con el resucitado transforma de raíz a los discípulos. Es tanta su alegría que no se lo pueden creer. Jesús les infunde su aliento y los libera de la tristeza, la cobardía y los miedos que les paralizan. El relato de Emaús describe la transformación que se produce en los discípulos al acoger en su vida a Jesús resucitado. Caminaban “con aire entristecido” y, al escuchar sus palabras, “sienten arder su corazón”; se habían derrumbado al comprobar la muerte de Jesús, pero, al experimentarlo lleno de vida, descubren que sus esperanzas no eran exageradas, sino demasiado pequeñas y limitadas; se habían alejado del grupo de discípulos, frustrados por todo lo ocurrido, y ahora vuelven a Jerusalén a contar a todos “lo que les ha pasado en el camino”. Para ellos empieza una vida nueva.

Slide 112: 

Este encuentro con el resucitado es algo que pide ser comunicado Encontrarse con él es sentirse llamado a anunciar la Buena Noticia de Jesús. Los Once van a ser el punto de partida de la proclamación de Jesucristo a todos los pueblos. Se recogen tres versiones de este encuentro “oficial”.

Slide 113: 

Según Juan, se les dice así: “La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también os envio yo”. Los Once han de sentirse “enviados” de Jesús; tienen que hacer lo que le han visto hacer a él; su misión es la misma que él ha recibido del Padre; solo se les pide prolongar y actualizar a Jesús. Según Lucas, los Once son constituidos testigos de esta experiencia del resucitado: “Ustedes son testigos de estas cosas”. Con este cuerpo de testigos se pondrá en marcha un movimiento que predicará, en el nombre de Jesús resucitado, “la conversión para el perdón de los pecados” a todas las naciones. Mateo presenta a Jesús como Señor universal del cielo y de la tierra, que envía a los Once a “hacer discípulos” a todos los pueblos y a “bautizarlos”; no se trata simplemente de proclamar una doctrina, sino de suscitar discípulos y discípulas que aprendan a vivir desde Jesús y se comprometan con el gesto del bautismo a seguirle fielmente.

Slide 114: 

La misión de evangelizar no es exclusiva de los Once Todos los que se encuentran con el resucitado escuchan la llamada a contagiar su propia experiencia a otros. María Magdalena escucha de Jesús esta invitación: “Vete donde los hermanos y diles...”; María deja de abrazar a Jesús, marcha a donde están los discípulos y les dice: “He visto al Señor”. Los discípulos de Emaús: cuando se les abren los ojos y reconocen al resucitado, vuelven a Jerusalén con el corazón enardecido y “cuentan lo que les ha pasado en el camino y cómo le han reconocido al partir el pan”. Entre los cristianos de la segunda y tercera generación se recordaba que había sido el encuentro con Jesús vivo después de su muerte lo que había desencadenado el anuncio contagioso de la Buena Noticia de Jesús.

La Resurrección : 

La Resurrección La prueba no está en una tumba vacía Sino en la certeza de que “nos hemos encontrado” con El

Slide 116: 

¿Quedó vacío el sepulcro de Jesús? Todo fue muy rápido, pues había que acabar antes de que llegara la noche. Ciertamente Jesús no tuvo un entierro con honras fúnebres. No sabemos con certeza si se ocuparon de el los soldados romanos o los siervos de las autoridades del templo. No sabemos si terminó en una fosa común como tantos ajusticiados o si José de Arimatea pudo hacer algo para enterrarlo en algún sepulcro de los alrededores. Tampoco queda claro si las mujeres encontraron vacio el sepulcro de Jesús. El relato expone, de manera narrativa, lo que la primera y segunda generación cristiana vienen ya confesando: “Jesús de Nazaret, el crucificado, ha sido resucitado por Dios” luego, no esta aquí. La tumba vacía es insuficiente para probar la resurrección. El cuerpo no se identifica sin más con el cadáver. Con los relatos sobre el sepulcro vacío se nos quiere dar a entender que Jesús no se encuentra ya entre los muertos. Quien quiera encontrarlo no ha de buscarlo en su tumba. (el relato nació en ambientes populares donde se entendía la resurrección corporal de Jesús de manera corporal y física, como continuidad de su cuerpo terreno). *

Slide 118: 

Vuelvan a Galilea. Allí le verán Es un error buscar al crucificado en un sepulcro; no está ahí; no pertenece al mundo de los muertos. Es una equivocación rendirle homenajes de admiración y reconocimiento por su pasado. Ha resucitado. Está más lleno de vida que nunca. Él sigue animando y guiando a sus seguidores. Hay que “volver a Galilea” para seguir sus pasos: hay que vivir curando a los que sufren, acogiendo a los excluidos, perdonando a los pecadores, defendiendo a las mujeres y bendiciendo a los niños; hay que hacer comidas abiertas a todos y entrar en las casas anunciando la paz; hay que contar parábolas sobre la bondad de Dios y denunciar toda religión que vaya contra la felicidad de las personas; hay que seguir anunciando que el reino de Dios está cerca. Con Jesús es posible un mundo diferente, más amable, más digno y justo. Hay esperanza para todos: “Vuelvan a Galilea. Él irá delante de ustedes. Allí le verán”.

Slide 119: 

Dios le ha dado la razón La ejecución de Jesús ponía en cuestión todo su mensaje y actuación. Aquel final trágico planteaba un interrogante: ¿tenía razón Jesús o estaban en lo cierto sus ejecutores? ¿Con quién estaba Dios? En la cruz no habían matado solo a Jesús. Con él habían matado también su mensaje, su proyecto del reino de Dios y sus pretensiones de un mundo nuevo. Si Jesús tenía razón o no, solo Dios lo podía decir. Todavía hoy se percibe la alegría de los primeros discípulos al descubrir que Dios no ha abandonado a Jesús. Ha salido en su defensa. Se ha identificado con él, despejando para siempre cualquier ambigüedad. La resurrección no es solo una victoria sobre la muerte; es la reacción de Dios, que confirma a su Jesús desautorizando a quienes lo han condenado.

Slide 120: 

Esto es lo primero que predican en las cercanías del templo y por las calles de Jerusalén: “Ustedes lo han matado clavándole en la cruz por mano de unos impíos, pero Dios lo resucitó”. Con su acción resucitadora, Dios ha confirmado la vida y el mensaje de Jesús, su proyecto del reino de Dios y su actuación entera. Lo que Jesús anunciaba en Galilea sobre la ternura y misericordia del Padre es verdad: Dios es como lo sugiere Jesús en sus parábolas. Su manera de ser y de actuar coincide con la voluntad del Padre. La solidaridad de Jesús con los que sufren, su defensa de los pobres, su perdón a los pecadores, eso es precisamente lo que él quiere. Jesús tiene razón cuando busca una vida más digna y dichosa para todos. Ese es el anhelo más grande que guarda Dios en su corazón. Esa es la manera de vivir que agrada al Padre. Ese es el camino que conduce a la vida.

Slide 121: 

Nacen los “evangelios” ... de la resurrección Hay que “volver a Galilea” y recordar todo lo vivido con él. Se produce entonces un fenómeno singular. Los discípulos van a reavivar de nuevo lo que han experimentado junto a Jesús por los caminos de Galilea, pero esta vez a la luz de la resurrección. Impulsados por su fe en Jesús resucitado, empiezan a recordar sus palabras, pero no como si fueran el testamento de un maestro muerto que pertenece al pasado, sino como palabras de alguien que está “vivo” y sigue hablando con la fuerza de su Espíritu. Nace así un género literario absolutamente original y único: los “evangelios”. Estos escritos no recopilan los dichos pronunciados en otro tiempo por un rabino famoso, sino el mensaje de alguien resucitado por Dios, que está comunicando ahora mismo su espíritu y su vida a quienes le siguen. Los creyentes escuchan las palabras recogidas en los evangelios como palabras que son “espíritu y vida”, “palabras de vida eterna”, que transmiten la alegría y la paz del resucitado. Los seguidores de Jesús no recuerdan solo sus palabras.

Slide 122: 

Recogen también sus hechos y su vida. No lo hacen para redactar la biografía de un gran personaje ya muerto, ni para trazar su retrato histórico o psicológico. Quieren desvelar la presencia salvadora de Dios, que ha resucitado a Jesús, pero que estaba ya actuando en su vida terrena. Cuando Jesús curaba a los enfermos, les estaba comunicando la fuerza, la salud y la vida de ese Dios que ha revelado todo su poder salvador resucitándolo de la muerte. Al defender la dignidad de los pobres, víctimas de tantas injusticias, estaba exigiendo la justicia de Dios, que resucita a los crucificados. Al acoger a los pecadores y prostitutas a su mesa, les estaba ofreciendo el perdón y la paz que los discípulos han gustado en el encuentro con el resucitado. Al resucitar a Jesús, Dios da validez indestructible a su vida terrena y lleva a una plenitud mayor lo que había iniciado en Galilea. La actuación de Jesús no ha terminado con su muerte. Aquel que llamaba al seguimiento, hoy sigue llamando. Aquel que ofrecía el perdón de Dios a los pecadores, hoy lo sigue ofreciendo. A aquel que se acercaba a los pequeños y maltratados, hoy lo podemos encontrar identificado con todos los pobres y necesitados.

Slide 123: 

Marcos no escribe una “vida de Jesús”, al estilo de Tácito o Suetonio, que escribían sobre la historia de los emperadores. Lo que quiere es anunciar “la Buena Noticia de Jesús, Mesías e Hijo de Dios”. A la luz de la resurrección se puede desvelar ahora que Jesús es el “Mesías” esperado en el que el pueblo de Israel había puesto todas sus esperanzas; ya no hay que esperar otros mesías ni salvadores. Él es el “Hijo de Dios”, un hombre que actúa con su fuerza salvadora, no como el emperador de Roma, que es llamado “hijo de Dios”, pero no puede salvar. Su persona encierra un misterio que la gente no ha podido captar del todo en Galilea. Solo escuchando una “voz del cielo” hubieran podido descubrir que era el “Hijo querido” de Dios. Ahora, después de la resurrección, es posible ahondar mejor en su misterio. No huir como los discípulos ante su crucifixión; no asustarse como las mujeres ante el “sepulcro vacío”. Ahora es posible seguir a Jesús sabiendo que es el Mesías e Hijo de Dios quien va por delante de nosotros.

Slide 124: 

Mateo. Después de la caída de Jerusalén el año 70, y con el templo destruido para siempre, los rabinos fariseos se esfuerzan por restaurar el judaísmo en torno a la Torá. Mientras tanto, los seguidores de Jesús van estableciendo comunidades cristianas entre los judíos de la diáspora. No son raras las tensiones y conflictos. Mateo quiere proclamar lo que los seguidores de Jesús descubren en él a la luz de la resurrección. Jesús no ha sido un gran rabino ejecutado en la cruz. Es el verdadero “Mesías”: con él alcanza su culminación la historia de Israel; en él se cumplen las Escrituras sagradas de los judíos; él es el nuevo Moisés, portador de una nueva Ley de vida. Ahora, destruido el templo, Jesús es la nueva presencia de Dios entre los hombres. Solo a él se le puede llamar Emmanuel, es decir, “Dios con nosotros”. En Jesús, Dios está compartiendo su vida con nosotros; en sus palabras escuchamos la Palabra de Dios, en sus gestos podemos captar su amor salvador.

Slide 125: 

Lucas. En Lucas se respira un clima de alegría. El ángel anuncia: “No teman”. Les anuncio una gran alegría para todo el pueblo: les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es el Mesías, el Señor”. El que nace en Belén es el “Salvador”. Las comunidades cristianas llevan años confesándolo como “Mesías” y “Señor”. Esa “alegría” y esa “paz”, la han experimentado los discípulos al encontrarse con el resucitado. Jesús es el “Hombre” que “ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido”. Jesús vive resucitado por el Espíritu de Dios el mismo Espíritu que lo ha estado animando siempre: ha sido concebido por la fuerza del Espíritu, ha bajado sobre él en el bautismo, lo ha conducido en el desierto y lo ha guiado con su “fuerza” por los caminos de Galilea. Impregnado por ese Espíritu, ha anunciado a los pobres, oprimidos la Buena Noticia de su liberación. Jesús de Nazaret fue un hombre que, “ungido con el Espíritu Santo y con poder, pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos”. Este es el Espíritu que transforma a sus seguidores en testigos.

Slide 126: 

Juan. Jesús no es solo el gran Profeta de Dios, es “la Palabra de Dios hecha carne”, hecha vida humana; Jesús es Dios hablándonos desde la vida concreta de este hombre. En la resurrección, Dios se ha manifestado tan identificado con Jesús que se atreve afirmar: “El Padre y yo somos uno”, “el Padre está en mí y yo en el Padre”. Dios sigue siendo un misterio. Nadie lo ha visto, pero Jesús, que es su Hijo y viene del seno del Padre, “nos lo ha dado a conocer”. Los “signos” que Jesús hace revelan la “gloria” que se encierra en él, como Hijo de Dios enviado por el Padre para salvar al mundo. Si cura a un ciego es para manifestar: “Yo soy la luz del mundo”. Si resucita a Lázaro es para proclamar: “Yo soy la resurrección y la vida”. El objetivo supremo de Jesús es dar vida: “Yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia”. Es lo único que Dios quiere para sus hijos e hijas. A la luz de la resurrección todo cobra profundidad. Aquel Jesús al que han visto curar, acoger, perdonar, abrazar y bendecir es el gran regalo que Dios ha hecho al mundo para que todos encuentren vida.

Dios ha hecho justicia al crucificado : 

Dios ha hecho justicia al crucificado No se ha quedado pasivo y en silencio ante lo que han hecho con él Sino que le ha devuelto plenificada la vida que le han arrebatado de manera tan injusta

Slide 128: 

Los seguidores de Jesús ven en su resurrección la respuesta de Dios al abuso que se ha cometido con él. El mal tiene mucho poder, pero solo hasta la muerte: las autoridades judías y los poderosos romanos han matado a Jesús, pero no lo han podido aniquilar. Más allá de la muerte solo tiene poder el amor insondable de Dios. Los verdugos no triunfan sobre las víctimas.

Slide 129: 

¿Para qué tanta humillación y sufrimiento? ¿Qué puede haber de bueno en ese crimen cometido con él? Los cristianos tuvieron que recorrer un largo camino hasta encontrar alguna respuesta a algo tan escandaloso e injusto. Hacia los años 40 o 42 lograron acuñar una fórmula extraña: “Cristo ha muerto por nuestros pecados según las Escrituras” (1Cor 15,3). ¿Qué tiene que ver la muerte de un hombre con el conjunto de pecadores de todos los tiempos? La muerte pone fin a la vida, ¿cómo puede una muerte salvar a otros? Si Dios lo ama tanto, ¿por qué le ha dejado morir así? ¿por qué ha tenido que morir Jesús? Cristo ha muerto por nuestros pecados según las Escrituras

Slide 130: 

Al resucitarlo, lo ha engendrado como al hijo más querido. La resurrección obligó a profundizar en su muerte con una luz nueva. Acaban de descubrir que, al morir, Jesús ha entrado en la “gloria” de Dios. Ha muerto confiando en el Padre, y el Padre lo ha acogido en su vida insondable. La de Jesús ha sido una “muerte-resurrección”. No ha muerto hacia el vacío de la nada, sino hacia la comunión plena con Dios. El Padre no lo ha salvado de la muerte, pero sí en la muerte. Los cristianos encuentran de lo más natural aplicar a la resurrección de Jesús un conocido salmo: «Resucitando a Jesús, Dios ha cumplido lo que está escrito en el salmo segundo: "Tú eres mi hijo, yo te he engendrado hoy” Hechos 13,33. Jesús resucita engendrado por Dios a la vida. Este Dios que acoge a Jesús en el interior de su muerte no ha estado nunca separado de él. Mientras agonizaba, Dios estaba con él, sosteniéndolo con su amor fiel, sufriendo con él y en él, identificado totalmente con él, como se ha podido ver ahora en la resurrección. El Padre no quiere ver sufrir a Jesús. No lo ha querido nunca. ¿Cómo va a querer la destrucción injusta de un inocente? ¿Cómo va a querer aquel final trágico para su hijo más querido? Lo que el Padre quiere es que Jesús sea fiel hasta el final, que siga identificado con todos los desgraciados del mundo, que siga buscando el reino de Dios y su justicia para todos.

La cruz desde Dios y desde Jesús : 

La cruz desde Dios y desde Jesús Ni el Padre busca la muerte ignominiosa de Jesús, ni Jesús le ofrece su sangre pensando que le será agradable Sino que en la crucifixión Padre e Hijo están unidos enfrentándose al mal hasta las últimas consecuencias

Slide 132: 

Aquella crucifixión es un crimen, aquel sufrimiento es malo. Solo la han buscado las autoridades judías y los representantes del Imperio, que se cierran al reino de Dios. Jesús no quiere que lo maten; se resiste a beber aquella “copa” de sufrimiento: aquello es absurdo e injusto. Pero irá hasta la muerte, si hace falta, por ser fiel al reino de Dios: todos podrán conocer hasta dónde llega su confianza en el Padre y su amor a los hombres. El Padre no quiere que maten a su Hijo querido: es la ofensa más dolorosa que le pueden hacer. Pero, si hace falta, dejará que lo sacrifiquen, no intervendrá para destruir a quienes lo crucifican, seguirá amando al mundo y revelará a todos hasta qué extremos insondables llega la “locura de su amor” a los hombres.

Slide 133: 

En esa “crucifixión-resurrección” se nos revela de manera suprema el amor de Dios Los primeros cristianos confiesan: “Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo” Juan 3,16. En la cruz, nadie le está ofreciendo a Dios nada para que muestre un rostro más benevolente hacia la humanidad. Es él quien está entregando lo que más quiere. Su amor es anterior a todo. Pablo no tiene duda alguna: “La prueba de que Dios nos ama es que, siendo nosotros todavía pecadores, ha hecho morir a Cristo por nosotros” Rom 5,8. No podía Dios revelar su amor de manera más inequívoca. Este amor de Dios es inaudito. Mientras Jesús agoniza, Dios no hace ni dice nada. No interviene. Respeta lo que hacen con su Hijo. No accede a lo que Jesús le ha pedido con angustia en Getsemaní. Sencillamente sufre la muerte de su querido Hijo por amor a los hombres, que quedarían perdidos para siempre.

Slide 134: 

Nadie lo hubiera sospechado. En Jesús “crucificado-resucitado”, Dios está con nosotros, solo piensa en nosotros, sufre como nosotros, muere para nosotros. Ese silencio de Dios en la cruz no significaba abandono del crucificado y complicidad con los crucificadores. Dios estaba con Jesús. Por eso, al morir, se ha encontrado resucitado en sus brazos. La resurrección ha mostrado que Dios estaba con el crucificado de manera real, sin intervenir contra sus verdugos, pero asegurando su triunfo final. Esto es lo más grandioso del amor de Dios: tiene poder para aniquilar el mal sin destruir a los malos. Hace justicia a Jesús sin destruir a quienes lo crucifican. Pablo así lo expresa: “En Cristo estaba Dios reconciliando al mundo consigo, sin tomar en cuenta las transgresiones de los hombres” 2 Cor 5,19.

Slide 135: 

En esa cruz que a nosotros nos parece una “locura” se encuentra la “sabiduría” suprema de Dios encontrando un camino para salvar al mundo. En ese Cristo crucificado que a nosotros nos parece “debilidad” e impotencia se encierra la “fuerza” salvadora de Dios. Por eso se dice que Cristo ha muerto por nuestros pecados “según las Escrituras”. La “predicación de la cruz es una locura” “Mientras los judíos piden signos y los griegos buscan sabiduría, nosotros predicamos a un Cristo crucificado: escándalo para los judíos y locura para los gentiles. Mas para los que han sido llamados, sean judíos o griegos, se trata de un Cristo que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios. Pues lo que en Dios parece locura es más sabio que los hombres, y lo que en Dios parece debilidad es más fuerte que los hombres” 1 Cor 1,22-25.

Slide 136: 

“Era necesario” que Cristo padeciera. Tenía que ser así, pues en su locura increíble Dios ama a sus hijos hasta el extremo. Los primeros cristianos echan mano de diversos modelos para explicar de alguna manera la “locura” de la crucifixión. Lo presentan como un “sacrificio de expiación”, una “alianza nueva” entre Dios y los hombres sellada con la sangre de Jesús; les agrada describir su muerte como la del “siervo sufriente”, un hombre justo e inocente que, según el libro de Isaías, carga con las culpas y pecados de otros para convertirse en salvación para los demás (Isaías 53,1-12).

Slide 137: 

Dios no aparece como alguien que exige previamente de Jesús sufrimiento y destrucción para que su honor y su justicia queden satisfechos y pueda así “perdonar” a los hombres. Jesús no aparece tratando de influir en Dios con su sufrimiento para obtener de él una actitud más benevolente hacia el mundo. A nadie se le ha ocurrido decir algo parecido en las primeras comunidades cristianas. Hay que entender bien este lenguaje.

Slide 138: 

Si Dios fuera alguien que exige previamente la sangre de un inocente para salvar a la humanidad, la imagen que Jesús había dado del Padre hubiera quedado totalmente desmentida. Dios sería un ser “justiciero” que no sabe perdonar gratuitamente, un acreedor implacable que no sabe salvar a nadie si antes no se salda la deuda que se ha contraído con él. Si Dios fuera así, ¿quién podría amarlo con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerzas? Lo mejor que uno podría hacer ante un Dios tan riguroso y amenazador sería actuar con cautela y defenderse de él teniéndolo satisfecho con toda clase de ritos y sacrificios. Dios sería un ser “justiciero

Slide 139: 

El Padre carga con el sufrimiento que padece su Hijo: “Cristo no cometió pecado... Injuriado, no devolvía injurias, sufría sin amenazar, confiando en Dios, que juzga con justicia. Él cargó con nuestros pecados llevándolos en su cuerpo hasta el madero” (1 Pedro 2,22-24) Dios no aparece descargando su ira sobre Jesús. En ningún momento le hace responsable el Padre de pecados que no ha cometido; no considera a su Hijo como “sustituto” de pecadores. ¿Cómo un Dios justo le va a imputar a Jesús los pecados que no ha cometido? Jesús es inocente; el pecado no ha entrado en su corazón. En la cruz no está sufriendo ningún castigo de Dios. Jesús está padeciendo el rechazo de quienes se oponen a su reino. No es víctima del Padre, sino de Caifás y Pilato. Jesús carga con el sufrimiento que le infligen injustamente los hombres.

Slide 140: 

Lo que da valor redentor al suplicio de la cruz es el amor, y no el sufrimiento Lo que salva a la humanidad no es algún “misterioso” poder salvador encerrado en la sangre derramada ante Dios. Por sí mismo, el sufrimiento es malo, no tiene fuerza redentora alguna. A Dios no le agrada ver a Jesús sufriendo. Lo único que salva en el Calvario es el amor insondable de Dios, encarnado en el sufrimiento y la muerte de su Hijo. No hay ninguna otra fuerza salvadora fuera del amor. El sufrimiento sigue siendo malo, precisamente por eso, se convierte en la experiencia humana más sólida y real para vivir y expresar el amor. Por eso los primeros cristianos vieron en Jesús crucificado la expresión más realista y extrema del amor incondicional de Dios a la humanidad, el signo misterioso e insondable de su perdón, compasión y ternura redentora. Solo el amor increíble de Dios puede explicar lo ocurrido en la cruz. Solo a la sombra luminosa de la cruz pudo surgir la trascendental y milagrosa afirmación cristiana: “Dios es amor”. Esto es lo que Pablo intuye cuando escribe conmovido: “El Hijo de Dios me ha amado y se ha entregado a sí mismo por mí” Gálatas 2,20.

Slide 141: 

3. Jesús máxima revelación de Dios, de la persona humana y de lo creado

Slide 142: 

Las comunidades continúan la causa de Jesús en medio del pluralismo

Slide 143: 

¿Como, un grupo de judíos, puede atreverse a abandonar el día sábado y llamar a Jesús el Señor? La resurrección de Jesús fue una explosión de vida y Cristo se convirtió en la vía para acceder al misterio de Dios, para descubrir la verdad de la vida y para mirar el futuro con una esperanza nueva. Destruido el templo el año 70, los judíos repiten con más fuerza su credo: Dios, es el Señor de Israel, es único. ¿Cómo unos judíos se atreven a proclamar que Dios ha dado a Jesús el “Nombre que esta por encima de todo nombre, para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble”. Israel observaba fielmente el día “sábado”. Era principal seña de identidad en medio del Imperio. Los judíos seguidores de Jesús abandonan ese día sagrado para establecer otro dedicado a celebrar a Jesús resucitado. El misterio inefable que intuyen en Jesús no puede ser expresado solo con un nombre.

Slide 144: 

Buscando el nombre para Jesús

Slide 145: 

Mesías o Cristo La mayoría veía en la figura del “Mesías” o “Cristo” un descendiente de la familia real de David o un personaje sacerdotal. Todos lo imaginaban con rasgos de un liberador guerrero: terminaría con la dominación romana, limpiaría Israel de la presencia de paganos, restauraría al pueblo elegido y establecería la paz. Probablemente Jesús suscitó expectativas… pero la crucifixión terminó con todos los malentendidos. Jesús es el Mesías verdadero, pro no trae la salvación destruyendo a los romanos, sino buscando el reino de Dios y su justicia para todos. No es un Mesías victorioso, sino “crucificado” por vivir liberando a la gente de opresiones e injusticias.

Slide 146: 

Hijo del hombre = humano Los evangelistas ponen en los labios de Jesús la expresión semita “Hijo del hombre” que quiere decir “humano”: Jesús es un ser humano y vulnerable, que no tiene donde reclinar la cabeza, que ha venido no a ser servido sino a servir y a dar su vida como rescate, que siempre anda tras los excluidos y pecadores. También, calcando la visión del libro de Daniel (7,13-14), presentan a Jesús como el “Hijo del Hombre” sentado a la derecha del Todopoderoso, que vendrá en las nubes del cielo” (Mc 14,62). Jesús se le contempla como un ser verdaderamente humano, que ha luchado hasta la muerte por una vida digna para todos y que, constituido ahora por Dios Juez definitivo, vendrá un día a poner justicia en el mundo. El suyo no es un juicio arbitrario, Jesús sabe en qué consiste ser humano, por eso, juzgara a la humanidad desde dentro. Todo quedara confrontado con el. Entonces aparecerá lo auténticamente humano.

Slide 147: 

Nuevo Adán = Hombre nuevo A principio del año 58, Pablo de Tarso escribe a la comunidad de Roma y ve a Jesús como el Hombre en el que se ha manifestado lo verdaderamente humano, es el “nuevo Adán” un Hombre nuevo que ha dado comienzo a una humanidad nueva. Con el primer Adán, la injusticia, el sufrimiento y la muerte han ido penetrando en la historia humana. Con Jesús, la gracia y la salvación están al alcance de todos. “Donde abundó el pecado ha sobreabundando la gracia”.

Slide 148: 

Jesús es el evangelio: la Buena Noticia Jesús es la nueva creación: hijo y hermano

Slide 149: 

Sumo sacerdote El sumo sacerdote seguía siendo el gran “mediador” entre Dios y su pueblo… pero más que defensor de los pobres servía a sus intereses y a los del Imperio. Jesús como “Sumo Sacerdote” era la mejor manera de desmitificar la religión del templo, y una forma impresionante de presentar al mundo judío la identidad de Jesús. El sacerdote era el hombre de lo sagrado, separado de los impuros para ofrecer sacrificios agradables a Dios. Jesús por lo contario, ha acogido a pecadores y prostitutas, ha tocado a leprosos y enfermos excluidos del templo, no se separa de nadie para poder estar cerca de Dios; se mueve entre la gente para hacer presente a su Padre querido en medio de los mas olvidados y humillados. Jesús no ofrece ningún sacrificio ritual; no es eso lo que agrada a Dios; él ha venido a “hacer la voluntad del Padre” su sacrificio es “la ofrenda de su vida”. Se le va describiendo como verdadero “mediador” entre Dios y los hombres, solidario con todos nosotros.

Slide 150: 

Señor Dios mismo “ha constituido Señor y Mesías a Jesús” (Hch 2,36). Desde la resurrección “Jesús es el Señor”. Para Pablo: “Si proclama con tu boca que Jesús es el Señor y crees con tu corazón que Dios lo ha resucitado de entre los muertos, te salvaras” (Rom 10,9); “Nadie puede decir “Jesús es el Señor” si no esta movido por el Espíritu santo” (1 Cor 12,3). Los dioses recibían el nombre de Kyrios y se va gestando el culto al emperador. Lo seguidores de Jesús reaccionan: “para nosotros no hay mas que un Dios, el Padre … y un Señor, Jesucristo” (1 Cor 8, 5.6). En Juan, Tomás confiesa lo que exigía para sí el emperador: “!Señor mío y Dios mío!”. Jesús no es Señor para dominar, oprimir, gobernar o controlar. Es fuerza para hacer vivir y energía para dar vida. Es el único Señor de la comunidad. Tanto si vivimos como si morimos, somos del Señor. “Ven, Señor Jesús” Marana tha.

Slide 151: 

Palabra de Dios encarnada Dios no tiene imagen visible, no se le puede pintar ni esculpir, pero tiene voz; con la fuerza de su “Palabra” crea el universo y salva su pueblo. La Palabra está ya “en el principio”. Esta Palabra es Dios hablando, comunicándose, revelándose en la creación y en la historia apasionante de la humanidad. En esta Palabra está la “vida” y la “luz verdadera”. “La Palabra de Dios se ha hecho carne y ha habitado entre nosotros”. Ha venido al mundo y el mundo no lo ha reconocido. Nadie nos puede hablar como él. Dios ha tomado carne en él. En sus palabras, en sus gestos y en su vida entera son encontramos con Dios. Dios es así, como dice Jesús; mira a las personas como las mira él; acoge, cura, defiende, ama, perdona como lo hace él. Dios se parece a Jesús. Jesús es Dios hablándonos desde la vida frágil de este ser humano.

Slide 152: 

Hijo de Dios Este titulo confiesa, de manera decisiva, la relación de Jesús con Dios. Era un titulo arraigado en el recuerdo que se tenia de Jesús, un hombre al que habían visto vivir en una actitud de obediencia, fidelidad y confianza intima en un Dios al que llamaba Abba. Un titulo abierto al misterio inefable de Dios, que les permitirá relacionar a Jesús con ese Padre que lo ha resucitado infundiéndole su propia vida. Jesús no es un “hijo” más de Dios. Es “el Hijo”. Lo más querido de Dios. Dios es el Padre de Jesús. Lo absurdo y horrendo es proclamar “Hijo de Dios” a un desconocido ejecutado por las autoridades romanas en la cruz. Es confesar el misterio de Dios encarnado en este hombre entregado a la muerte solo por amor. Jesús es verdadero hombre: en él ha aparecido lo que es realmente ser humano: solidario, compasivo, liberador, servidor de los últimos, buscador del reino de Dios y su justicia… Es verdadero Dios: en él se hace presente el verdadero Dios, el Dios de las victimas y de los crucificados, el Dios Amor, el Dios que solo busca la vida y la dicha plena para todos sus hijos e hijas.

Slide 153: 

¿Qué significa: el “Misterio de Dios” encarnado en la fragilidad de Jesús? Al ver sus gestos y escuchar sus palabras podemos intuirlo mejor. Ahora “sabemos” que los pequeños e indefensos ocupan un lugar privilegiado en su corazón de Padre. A Dios le gusta abrazar a los niños de la calle y envolver con su bendición a los enfermos y desgraciados. A los que lloran los quiere ver riendo, a los que tienen hambre les quiere ver comer. Dios toca a los leprosos e indeseables que nosotros tememos tocar. No discrimina ni excluye a nadie de su amor. Acoge como amigo a pecadores, desviados y gente de vida ambigua. A nadie olvida, a nadie da por perdido. El tiene sus caminos para buscar y encontrar a quienes las religiones olvidan. Dios quiere que en la tierra reine la justicia, que los pueblos pongan su mirada en los que sufren, que las religiones siembren compasión. El ama a sus criaturas hasta el extremo. Identificado en la cruz con todos los derrotados y crucificados de la historia, Dios nos arrastra hacia sí mismo, a una vida liberada del mal en la que ya no habrá muerte, ni penas, ni llanto, ni dolor. Todo esto habrá pasado para siempre.

Slide 154: 

Cristo, las religiones y la salvación Dios se ha manifestado y revelado en palabras y gestos salvíficos a través de toda la historia de la humanidad. La historia de la salvación abarca toda la historia del mundo y de la humanidad. Es salvación en la historia y a través de toda la historia. Dios ha concluido diversas alianzas con la humanidad, y una “nueva alianza” en Jesucristo. Todos los pueblos son “pueblos de Dios” y todos viven “bajo el arco de la alianza divina”. Las tradiciones religiosas son “vías” o “caminos” de salvación para sus seguidores. Jesucristo es “rostro humano”, “icono” de Dios y sacramento de su acción salvífica. El intercambio y la comunión de valores salvíficos une los pueblos de la tierra alrededor de la misma mesa, comprometidos en el mismo sueño.

Slide 155: 

El Cristo cósmico: la superación del antropocentrismo El Jesús histórico que era solamente parte del universo, ahora, por la resurrección, asume la totalidad del cosmos. De “carne” el Cristo resucitado se hizo “espíritu”; asumió un “cuerpo espiritual” (1 Cor 15,45). Por la resurrección, el cuerpo de Jesús asume el modo de ser de Dios. “Carne” es el modo de ser de las criaturas, de los seres humanos en su fragilidad y temporalidad. “Espíritu” es el modo de ser de Dios, como fuente de vida. La Resurrección es la absoluta realización del ser humano, es la escatologización de las virtualidades presentes en su realidad humana que ahora son totalmente realizadas. Ahora ya no existen distancias ni separaciones, sino total presencia en el cosmos, plena comunión con todas las cosas e inmediatez con Dios.

Slide 156: 

4. Dios, en Jesús, responde al profundo anhelo del ser humano a la vida digna y la fraternidad

Slide 157: 

Le busco sentido a mi vida

Slide 158: 

Yo soy Yo cuerpo afecto inteligencia

Slide 159: 

También, soy Dios Las Demás Personas Yo una persona en relación con

Slide 160: 

El camino a la felicidad se llama “integración”

Slide 161: 

El camino a la infelicidad se llama “desintegración”

Slide 162: 

mi ser cuerpo, afecto, inteligencia Yo soy feliz cuando integro

Slide 163: 

Soy feliz cuando integro mi ser relación: conmigo mismo/a, con las demás personas y con Dios.

Slide 164: 

En mi búsqueda de felicidad e integración ¿cuál es el lugar de Dios?

Slide 165: 

Jesús supo “integrar” cuerpo afecto inteligencia Y llevó hasta lo extremo su ser persona en relación con un amor gratuito hasta la entrega de la propia vida

Slide 166: 

* Sufrió en lo más profundo el abandono del Padre * Vivió la traición de las personas amadas * la incomprensión social, las intrigas políticas de la religión y del estado Siguió amando: Padre en tus manos encomiendo mi espíritu Padre perdona, no saben lo que hacen

Slide 167: 

Jesús lleva a plenitud el ser humano: Es la persona plenamente realizada: Integra armónicamente su ser cuerpo, afecto, inteligencia Integra su ser persona en relación consigo mismo, las demás personas y Dios Hijo y hermano. “ECCE HOMO”

Slide 168: 

Les da su espíritu y los/as introduce en la intimidad del mundo (espíritu) de Dios. Esto los/las re-crea. Son una “humanidad nueva”: hijos/as – hermanos/as En este espíritu experimentan: que está vivo, - que es el Señor (Hijo de Dios - ascendió al cielo – está sentado a la derecha del Padre)

Slide 169: 

confirmación bautismo eucaristía Experiencia de Dios

Slide 170: 

Nos da su Espíritu (de hijo/a y hermano/a) y da la posibilidad de: – realizarnos plenamente – y construir la sociedad familia Hijo/a Hermano/a Yo

Slide 171: 

Estas relaciones te llevarán a la felicidad auténtica y plena

Slide 172: 

Y por eso se hace Buena Noticia En su “espíritu” es posible realizarse como persona, - es posible vivir dignamente, es posible ser feliz, es posible un mundo fraternal

Slide 174: 

Vivir en plenitud… en el espíritu de Jesús se vive se vive la plenitud de la vida

Slide 175: 

“Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva” Ap. 21,1

Slide 176: 

Este espíritu de amor gratuito hasta la entrega de la propia vida Es lo único que hace posible el sueño de la fraternidad entre todos los pueblos de la tierra

Slide 177: 

Luigi Zanotto - Comboni Missionaries - 88 High Street Montclair, NJ 07042 - (973) 744-8080 - Luigizb@Yahoo.com

authorStream Live Help