Los torreros de Faros

Views:
 
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

Slide 1: 

Los servidores de los faros Por Miguel Ángel Sánchez Terry

Slide 2: 

Razones de la profesión: Una opinión autorizada En más de una ocasión Einstein sugeriría a sus colegas que el empleo de farero era una de las situaciones más francamente apetecibles para un científico, pues se trataba de un trabajo relativamente sencillo y capaz de proporcionar la tranquilidad y contemplación necesarias a todo espíritu para abordar la investigación científica

Slide 3: 

Razones de la profesión: Una opinión autorizada Como señalaba su colaborador, Leopoldo Infield, “para Einstein la soledad, la vida en un faro, hubiera sido estimulante en grado sumo. Le hubiera liberado de buena parte de las obligaciones que odiaba. De hecho hubiera sido para él la forma de vida ideal”

Slide 4: 

Razones de una profesión: Una respuesta con sentido Los hombres pierden la salud para ganar dinero, después pierden el dinero para recuperar la salud

Slide 5: 

Razones de una profesión: Una habitación con vistas

Slide 6: 

Los tópicos La pipa, el catalejo, la lectura, los barcos en botella….. Son tópicos que en el fondo reflejan la esencia de una profesión condenada por el progreso

Slide 7: 

La poesía y la leyenda ¡Torrero que voy perdido y está apagado tu faro! Noroeste. Nada claro Por el cielo, ¡y te has dormido! ¡que se ha dormido el torrero y nadie del astillero talar su sueño ha querido! ¡Corre, ve, viento marero y dile al algún marinero que el faro no está encendido! Vigías de la mar (Faro de Salou 1986) Rafael Alberti. El piloto perdido

Slide 8: 

La escuela La primera escuela para la formación de los Torreros se estableció en la Torre de Hércules. En 1854 se trasladó al Faro de Machichaco (Vizcaya) y posteriormente a Madrid. Primera escuela de torreros en el Faro de la Torre de Hércules. Portada del Reglamento que organizaba los estudios

Slide 9: 

La escuela Primer Faro de Machichaco que fue la 2ª escuela de torreros. Edificio en Alcalá, 92, también conocido como “El faro de Madrid”, donde se impartió la formación de los torreros

Slide 10: 

La defensa Por R.O. de 05 de junio de 1851 se dispuso que a los torreros se les suministrase una carabina corta con canana de 20 tiros para la defensa del Faro. Asimismo, se aprobó el uso del uniforme compuesto de: levita de paño gris con botones con el escudo del Cuerpo de Caminos y el letrero “Torreros de Faros”, pantalón azul, chaleco de color ante y visera con chapa de latón. Mosquetones de bayoneta triangular del Faro de Portocolom (Mallorca).

Slide 11: 

El reglamento El Reglamento para la Organización y Servicio de los Torreros de Faros era la doctrina del Torrero que contenía las condiciones de acceso al Cuerpo, el conjunto de deberes y obligaciones que debía cumplir y los haberes, premios y castigos. Portada del primer Reglamento aprobado por Real Orden de 21 de mayo de 1851

Slide 12: 

El escalafón El escalafón, que contenía el listado por antigüedad del personal y sus destinos, era de imprescindible consulta para los torreros, pues en él podían encontrar información sobre las futuras vacantes en los mejores faros, y así presentar la oportuna solicitud.

Slide 13: 

La soledad Hasta que se fueron automatizando los faros, los torreros debían soportar duras condiciones de aislamiento

Slide 14: 

Los temporales En la madrugada del 15 de enero de 1865, una enorme ola hizo pedazos la linterna del Faro de Isla Mouro (Santander), apagando el Faro y arrastrando al torrero Benito Aguirre escaleras abajo. A riesgo de su integridad y auxiliado por su compañero, pudo poner a salvo el aparato óptico. En ocasiones las olas llegan a superar en más de 25 m la linterna del Faro de Isla Mouro, que está a 42 m de altura sobre el mar.

Slide 15: 

Los naufragios I El 11 de febrero de 1881 embarrancaba cerca del Faro de la Isla de Ahorcados (Ibiza), el vapor inglés Flaminian. A las 16,30 horas desaparecían envueltos en un fuerte oleaje los dos torreros del Faro que habían salido en un bote para auxiliar a los náufragos. Una de las obligaciones de los torreros era la de auxiliar a los náufragos aún a riesgo de su propia seguridad.

Slide 16: 

Los naufragios II El socorro de los Torrero del Faro de Sálvora vino a mitigar la desgracia de los variados naufragios ocurridos en sus proximidades. Placa recordatoria de las numerosas víctimas del naufragio del buque Santa Isabel ocurrido en la madrugada del 2 de enero de 1921, justo delante del Faro de la Isla de Sálvora (Pontevedra).

Slide 17: 

Las tragedias Las penalidades de los torreros quedan reflejadas en la noticia publicada en “El Museo Universal”, nº 47, en la que da cuenta de la desaparición del edificio del Faro del islote de la Hormiga (Murcia), de la esposa del torrero encargado, de sus tres hijos y del torrero auxiliar Antonio Vera, a consecuencia de un fuerte temporal ocurrido el 01 de noviembre de 1869

Slide 18: 

Las vicisitudes El 29.11.1957 los marroquís secuestraron a los torreros y familiares del Faro de Bojador (Sáhara). Los diarios recogieron la noticia suponiendo que habían sido asesinados. Antonio Castaño, torrero secuestrado durante 18 meses en el Faro de Bojador.

Slide 19: 

El aislamiento Las islas Columbretes, situadas a 35 millas de Oropesa (Castellón), era uno de los peores destinos que le podía tocar a un torrero.

Slide 20: 

Descansen en paz Del aislamiento y el alejamiento que muchas veces exigía la profesión de torrero da prueba esta lápida de Juan Batanero, fallecido a los 48 años sin auxilio médico, que se encuentra junto a la de un niño de tres meses en el Faro de las Islas Columbretes..

Slide 21: 

El trabajo Como buen funcionario, entre las obligaciones del torrero figuraba la de anotar exhaustivamente todo cuanto acontecía en el faro, para lo cual contaba con los formularios y libros, parte de cuya relación se detalla: Diario de operaciones. Libro de órdenes. Libro-registro de comunicaciones. Cuaderno diario del movimiento y consumo de efectos. Cuentas particulares. Cuaderno de servicio. Libro de inventario. Observaciones meteorológicas. Libro personal del torrero.

Slide 22: 

El trabajo Para aprovechar la estratégica situación de los Faros, una Real Orden de 28 de junio de 1886 dispondría que en ellos se realizaran diariamente observaciones meteorológicas

Slide 23: 

El trabajo Barómetro Pluviómetro Termómetro de máxima y mínima Anemómetro En los dibujos se muestran los aparatos aprobados para su empleo en las observaciones meteorológicas de los Faros

Slide 24: 

El deambular En el libro personal del torrero figuraba la relación de todos sus destinos, marcando un continuo deambular en la búsqueda del faro preferido.

Slide 25: 

La educación de los hijos. Uno de los mayores problemas sociales de los torreros destinados en faros aislados fue el de proporcionar educación a sus hijos. La imposibilidad de llevarlos a la escuela forzó a los torreros a ejercer como maestros y educadores, actividad que a veces extendieron a los niños de los pueblos próximos al Faro, que no contaban con otro medio de instrucción. Este oficio justifica la conveniencia de resolver tan imperiosa necesidad y se acompaña con el listado de material escolar enviado en el año 1916 al Faro de Isla Mouro (Santander).

Slide 26: 

El premio Faro de Castro Urdiales , en el castillo de Santa Ana (Cantabria). Los mejores faros en cuanto a trabajo y situación geográfica estaban clasificados como de descanso. Para acceder a ellos, según disponía el artículo 68 del Reglamento del Cuerpo, el Torrero tenía que tener cincuenta años cumplidos, veinte de servicio y no haber sido castigado con falta muy grave.

Slide 27: 

La evolución Orla de la convocatoria de 1945 de opositores al Cuerpo La evolución de las técnicas de iluminación de los faros, obligó a una continua formación de los torreros quienes, a partir de 1939, pasaron a denominarse Técnicos Mecánicos de Señales Marítimas.

Slide 28: 

La asociación Para defender sus intereses profesionales y servir como embrión de una modesta Mutua de Previsión para caso de fallecimiento o desgracia, los torreros se constituyeron en Asociación.

Slide 29: 

La comunicación I Revista “Faros y Balizas”, cuya aparición fue impulsada en 1912 por el torrero Juan Gutiérrez Gracia. Para suplir la falta de contacto e información impuestos por el aislamiento y la distancia, los torreros editaron sus propias revistas y publicaciones. Los torreros de otros países también empleaban el mismo sistema de comunicación (Escocia)

Slide 30: 

La comunicación II 1er número editado el 22 de junio de 1932 La revista “Señales Marítimas” fue el método de comunicación interno entre los miembros del Cuerpo de Torreros. Con diversas interrupciones perduró hasta 1991. La bandera republicana II época (octubre de 1951)

Slide 31: 

La comunicación La soledad y el aislamiento derivados de alejados destinos hizo de algunos torreros autodidactas y escritores, de los que son ejemplo los títulos que se muestran relacionados con su profesión.

Slide 32: 

La tradición Como se instruía en el telegrama y recuperando la tradición, Miguel Ángel Sánchez Terry, encargado del Faro de Salou, alumbró por primera vez, a las 00.00 horas del día 1 de enero del año 2000 el Faro de Torredembarra (Tarragona).

Slide 33: 

El final La automatización de los faros hizo innecesaria la presencia continua de personal. La Ley de Puertos y de la Marina Mercante de 25 de noviembre de 1992, dispuso la extinción del Cuerpo de Técnicos Mecánicos de Señales Marítimas, marcando el principio del fin de 145 años de la profesión.

Slide 34: 

FIN

authorStream Live Help