Guantánamo.Las claves están en el pasado

Views:
 
Category: Entertainment
     
 

Presentation Description

La obra que aquí se expone, no está escrita en clave alguna; tampoco pretende ir dejando pistas -como en las de aventuras o en las de ficción- para que el lector haga el papel de aficionado investigador. Al contrario, utilizando el método socrático el autor va ofreciendo las claves históricas de hechos documentados que conducirán a la realidad histórica actual, en la que sin eufemismos ni empleo del lenguaje manipulador se mostrará la realidad objetiva y no la de carácter virtual que un día si y otro también los tanques pensantes y los laboratorios de guerra psicológica, a través de la industria del ocio y el entretenimiento y de los medios de desinformación, llevan a cabo sus guerras culturales. Los hechos y los personajes que los protagonizaron, se presentarán en su contexto histórico concreto y en las respectivas posiciones de defensa de cada una de ellas: los verdaderos patriotas cubanos, defendiendo la causa de la independencia; los interventores estadounidenses y sus aliados anexionistas, convertir a la naciente República en una neocolonia

Comments

Presentation Transcript

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado El nombre Guantánamo, de origen arauaco , es herencia de sus antiguos pobladores aborígenes. A la llegada de Cristóbal Colón a la bahía -el 30 de abril de 1494-, fue recibido por la población aborigen de varios asentamientos taínos existentes en el interior de la misma, quienes según se afirma, le obsequiaron cestas repletas de frutas y pescado salado. 

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado La Bahía de Guantánamo, una de las mayores de “la isla grande” del Archipiélago cubano; se encuentra a una distancia de 64 kilómetros de Santiago de Cuba, la segunda ciudad en importancia del país, y a 920 kilómetros de La Habana, su capital. Tiene un área de 117,6 kilómetros cuadrados (49,4 de tierra firme y el resto de agua y pantanos) y delimita una línea de costa de 17,5 kilómetros. La bahía, que posee buenas características en cuanto a profundidad, seguridad y capacidad, actualmente carece de importancia estratégico militar. 

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado En el interior de la bahía de Guantánamo y en ambas márgenes actualmente se desarrollan las comunidades integrantes del municipio Caimanera; es el más pequeño del país. El nombre original del municipio fue "La Caimanera", surgido como denominación popular, motivado por la gran cantidad de caimanes existentes en los numerosos pantanos; sobre todo, cerca de las desembocaduras de los ríos Guantánamo y Guaso, cuyas aguas vierten en la enorme bahía guantanamera, la tercera bahía más extensa del mundo, sólo superada por la de Hudson en Canadá y la de Nipe en el norte oriental de Cuba.  Área: 360,58 Km2 (115 Km2 ocupados por la Base Naval estadounidense) Población: 10 937 habitantes. Densidad poblacional: 29.5 hab/Km2 Económicamente activa: 56% Ocupados en la economía: 5 891.

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado Violaciones contra Cuba: más de 12 000 (en los primeros 20 años de la Revolución) De ellas: Más de 6 000 del espacio aéreo Más de 1 300 de las aguas jurisdiccionales Más de 5 300 provocaciones e incidentes que lastiman el decoro y hieren la sensibilidad de cualquier ser humano. - Reabastecimiento de bombas a los aviones de la dictadura de Batista que atacaron la antigua provincia de Oriente, en 1957 y 1958. - Salida de municiones que han herido y asesinado a seis combatientes cubanos. - Guarida de traidores, contrarrevolucionarios y delincuentes. Punto de partida para un sinnúmero de agresiones e intervenciones yanquis contra países antillanos y caribeños, como la intervención norteamericana en Santo Domingo, en 1965, para aplastar el levantamiento popular y constitucionalista dirigido por Francisco Caamaño. (Luis Hernández Serrano. Juventud Rebelde)   Desde el triunfo de la Revolución (C) cubana, el 1 de enero de 1959, el enclave ha sido fuente de provocaciones y agresiones, en especial aunque no únicamente, por parte de las tropas norteamericanas allí destacadas. Un ataque a la base de Caimanera, Guantánamo -por mercenarios cubanos con uniforme de las fuerzas militares cubanas-, incluyendo varios sabotajes y la explosión de un almacén de municiones, que necesariamente provocaría daños materiales y numerosas muertes entre la tropa estadounidense, fueron elementos utilizados por los estadounidenses como una posible excusa para una intervención militar en Cuba.

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado   Después de la invasión a Afganistán en 2001, liderada por Estados Unidos, en la primera fase de lo que la Administración Bush denominara "guerra contra el terror”, empezó a operar un centro de detención que fue ubicado en la base naval que los vecinos imperialistas mantienen en la ya bastante famosa Guantánamo. El 11 de enero de 2002 un avión de transporte C-141, de EE.UU. trasladó a los primeros “reclusos”.

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado   Según se informó en la prensa de aquellos días, los prisioneros viajaron enfundados en unos monos color naranja, encapuchados y encadenados de pies y manos a los asientos del avión; llevaban incorporado un orinal portátil, como un anticipo de lo que vivirían a partir de ese momento; todos fueron “sedados” y mantenían la compañía de un militar sentado a su lado. Al llegar a su destino, fueron literalmente enjaulados: las “celdas” (jaulas) medían 1.80 x 2.40 m; techo de metal; piso de cemento y un cubo para hacer sus necesidades fisiológicas; sólo disponían de 15 minutos al día para salir.

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado   En todo el mundo civilizado comenzaron a elevarse voces de condena al tratamiento dado a las personas allí recluidas. Amnistía Internacional mantenía una página web donde se daba cobertura informativa a la penosa situación física y jurídica de los prisioneros; en ella se podía leer, entre otras cosas: “Bahía de Guantánamo: un escándalo para los derechos humanos” .

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado   Algunos se preguntarán por qué los grandes y poderosos medios de información y comunicación –que le han llamado al centro de internamiento de diversas formas- nunca abordan el espinoso tema de la historia del enclave militar y menos aún de cómo se hicieron con el área donde instalaron el mismo. Por mi parte, estoy convencido de que el tratamiento informativo de este tema es incompleto si no se conoce bien cómo es que los Estados Unidos posee una base naval en territorio cubano, tomando en cuenta precisamente la demostrada hostilidad de la Administración norteña contra el pequeño país caribeño, en su historia reciente, y su ambición histórica de lograr, por distintas vías, su anexión.

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

CONTEXTO Guantánamo. Las claves del pasado

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado Thomas Jefferson (1743-1826), fue el presidente número 3 de los Estados Unidos (1801-1809). En 1805 dijo que “comenzaba a considerar toda la corriente del golfo como agua jurisdiccional norteamericana” , este pensamiento lo complementaba de la forma siguiente: “En caso de una guerra con España, los Estados Unidos se apoderarían de Cuba”. Thomas Jefferson

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado James Monroe (1758-1831), quinto presidente de los Estados Unidos (1817-1825) Fue quien formulara una declaración en el Congreso norteamericano –1823- en la que anunciaba que su país era totalmente contrario a cualquier intervención europea en el continente americano, basándose en el lema: “América es para los americanos” ; tal declaración sería conocida posteriormente como Doctrina Monroe y realmente significaba “América es para los norteamericanos”. James Monroe

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado John Quincy Adams (1767-1848), fue el presidente número 6 de los Estados Unidos, (1825-1829) Siendo secretario de Estado en el gobierno de Monroe, escribió: “Hay leyes de gravitación política como leyes de gravitación física, y Cuba, separada de España, tiene que gravitar hacia la Unión que, en virtud de la propia ley, no iba a dejar de admitirla en su propio seno. No hay territorio extranjero que pueda compararse para los Estados Unidos como la isla de Cuba”. ”Cuando se echa una mirada hacia el curso que tomarán probablemente los acontecimientos en los próximos cincuenta años, casi es imposible resistir la convicción de que la anexión de Cuba a nuestra República Federal será indispensable para la continuación de la Unión y el mantenimiento de su integridad (…)” . Fue quien negoció el tratado Adams-Onís por el cual se obligó a España a ceder la península de Florida. John Quincy Adams

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado James Knox Polk (1795-1849), presidente número 11 de los Estados Unidos (1845-1849) En su mandato tuvo lugar la guerra contra el pueblo mejicano y el robo de los territorios de California, Nuevo México y Texas, hizo todo lo posible para comprar a Cuba: en 1848 ofreció adquirirla por cien millones de dólares. James Knox Polk

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado Llegó a ser Presidente de los Estados Unidos de manera inesperada; los demócratas estaban tan divididos entre los precandidatos que hubo que llevarse a cabo varias rondas de votación porque ninguno de ellos reunía la mayoría absoluta necesaria para ser proclamado ganador. Ante el estancamiento, los dirigentes demócratas deciden elegir a un político muy poco conocido para que fuera un candidato “de consenso”. La Convención elige candidato al casi desconocido Franklin Pierce, convirtiéndose en un "caballo oscuro" (en la jerga política estadounidense se denomina como tal a un candidato inesperado, alguien que nadie se esperaba que fuera el candidato pero que es nombrado por un compromiso consensuado en el que los aspirantes más fuertes renuncian a sus aspiraciones).  Franklin Pierce fue el único Presidente de la historia de los EEUU que prometió el cargo en lugar de jurarlo, se negó a utilizar Biblia o a jurar porque la muerte de su hijo en un accidente de tren dos meses antes le había hecho cuestionar la religión. Su presidencia fue desafortunada, al extremo que su partido le negó la nominación para un segundo mandato (siendo este el único caso en la historia de EE.UU. en que un presidente en ejercicio pierde la nominación de su partido para optar a un segundo mandato). Franklin Pierce (1804-1869) presidente número 14 de los Estados Unidos de América (1853-1857) Trató de adquirir a Cuba en el año 1853.

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado James Buchanan (1791-1868), presidente número 15 de los Estados Unidos de América (1857-1861) Fue el décimo quinto Presidente de los Estados Unidos. Único presidente norteamericano que nunca se casó, y el único ciudadano de Pensilvania elegido para desempeñar el cargo. Su desempeño en el cargo fue criticado por su inacción frente a la división del país que provocaría el estallido de la Guerra Civil. Fue congresista y senador por Pensilvania. Continuó con los esfuerzos de sus antecesores para apoderarse de Cuba; en el año 1857 trató de comprarla a España.  James Buchanan

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado Ulysses Simpson Grant (1822-1885), presidente número 18 de los Estados Unidos de América (1869-1877) Otro de los que proclamaban el “destino manifiesto” , trató de adquirir a Cuba en el año 1869, cuando ya tomaba fuerza el primer período de confrontación violenta entre la colonia y su metrópoli: la Guerra de los Diez Años.  La Guerra de los Diez Años o Guerra Grande de 1868 a 1878 Ulysses Simpson Grant Carlos Manuel de céspedes

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado Republicano que aplicó la política del “gran garrote” o mano dura (conocida también como “ big stick ” ). Durante sus períodos presidencias, su política exterior, se orientó al expansionismo, pasando a controlar –mediante una guerra de rapiña- las posesiones españolas en el Caribe y en el Océano Pacífico; instigó la revuelta en Panamá para conseguir la independencia de esta región que pertenecía a Colombia con el objetivo de construir un canal que quedó bajo control de los Estados Unidos. Roosevelt y su política del Gran Garrote, fue la expresión concreta de la Doctrina Monroe de “América para los [norte]Americanos” y el impulsor del papel imperialista en el mundo actual, al llevar a cabo la afirmación de que los Estados Unidos debían intervenir para defender sus intereses en el conjunto del mundo. Roosevelt – Theodore - (1858-1919), mandatario número 26 de la Unión Americana (1901-1909)

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado Roosevelt era demócrata y utilizó “la buena vecindad” o diplomacia del dólar. Durante su mandato: Potenció la política exterior luchando por conseguir la primacía mundial estadounidense, estableciendo relaciones diplomáticas con la Unión Soviética en 1933 En respuesta a la amenaza de la Alemania nazi, puso en marcha una serie de medidas preventivas (rearme, economía de guerra, alineación con las potencias democráticas) que prepararon a su país para un posible enfrentamiento armado Ordenó el internamiento de 110.000 japoneses en campos de concentración en la costa oeste de EE.UU. El único presidente, tras romper la tradición establecida por George Washington de no ser elegido por más de dos mandatos (o no reelegirse más de una vez), que ha gobernado durante cuatro mandatos (1933-1945). Franklin Delano Roosevelt (1882-1945), presidente número 32 de los Estados Unidos (1933-1945),

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado El pueblo cubano, para alcanzar su independencia, tuvo tres grandes períodos de confrontación extrema con la Metrópoli española: ---) La Guerra de los Diez Años o Guerra Grande de 1868 a 1878; ---)La Guerra Chiquita, de 1879 a 1880; ---)La Guerra de Independencia, conocida por la mayoría de los historiadores objetivos como “Guerra hispano-cubano-americana”, de 1895 a 1898. Es en esta última en la que los Estados Unidos intervienen -de manera oportunista- sólo al final de la misma y con el objetivo de cambiar a Cuba de dueño pero mantener la colonia.   TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS.

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado El vapor “Maine” El acorazado USS Maine fondea en la bahía de La Habana, el 25 de enero de 1898. El acorazado explota misteriosamente a las 9:40 de la noche del 15 de febrero de 1898. La explosión fue en la proa donde la marinería tenía su dormitorio. De inmediato hubo una respuesta solidaria de marineros españoles y habaneros que acudieron rápidamente a auxiliar a los sobrevivientes y trataron de dominar las llamas. El hecho ha sido objeto de reiteradas investigaciones a lo largo de más de un siglo, dirigidas primero a determinar las causas de la explosión y más tarde a establecer su relación con el proceso que condujo a la declaración de guerra por parte de los Estados Unidos a España. Tales investigaciones (desde la efectuada por ingenieros de la Marina Norteamericana en 1911, la emprendida por el Almirante Hyman G. Rickover , que sirvió de base para su libro “Cómo fue destruido el Acorazado Maine”, hasta la efectuada en 1996 por la conocida revista National Geographic ), han dado luz sobre la más probable causa de la explosión: un incendio en el depósito de municiones que se encontraba próximo a las calderas de carbón que suministraban energía a la nave. Entrada del “Maine” en La Habana El acorazado USS Maine fondeado

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado El vapor “Maine” Doscientos cincuenta y dos hombres murieron en los primeros instantes entre el infierno de llamas y hierros retorcidos en un concierto de detonaciones que se mantuvo por varias horas; ocho víctimas más se cobraría el estallido en los próximos días entre los heridos que eran atendidos en hospitales habaneros. Los marinos que sobrevivieron a la explosión fueron rescatados por el vapor City of Washington y el crucero español Alfonso XII . (Ver vídeo del entierro de las víctimas) Tras el incidente se escondió el oportunismo del naciente imperialismo yanqui que obtuvo el pretexto para intervenir en Cuba e impedir que se consumara el triunfo de los independentistas, poder ocupar la Isla con sus tropas y aplicar los mecanismos de dominación necesarios para establecer una república neocolonial. La explosión fue tan violenta que dobló como si fuera papel los grandes cañones y las chapas de acero del blindaje.

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado El vapor “Maine” Aunque las autoridades españolas prestaron toda la atención posible a los heridos y mostraron gran respeto hacia los que habían muerto, una furibunda campaña de prensa se desató en los Estados Unidos como preludio a la declaración de guerra y posterior desembarco de tropas norteamericanas en los alrededores de Santiago de Cuba, al oriente de la isla. La periodista norteamericana Elise Rheiner en su artículo “La prensa amarilla y el USS Maine” se refiere a la forma en que William Randolph Hearst y Joseph Pulitzer , dos magnates de la prensa sensacionalista norteamericana de la época influyeron en la creación de un estado de opinión pública favorable a la intervención norteamericana en la guerra “El público estaba manipulado, y no tenía manera de saber si la narración era falaz. La época del periodismo amarillo nació por estas piezas ficticias de la prensa.” William Randolph Hearst Joseph Pulitzer

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado El vapor “Maine”   “Con el pretexto (o la justificación) del hundimiento del vapor “Maine” frente a la bahía de La Habana, se inició la invasión estadounidense a Cuba, (ver vídeo de las tropas desembarcando en Daiquirí) de esa forma, se intervenía en la contienda (de casi tres décadas) que los cubanos mantenían para alcanzar su independencia de España. Desembarco de las tropas en Daiquirí

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado España firma Después de hundir la flota española en las afueras de Santiago de Cuba y de varias batallas en los alrededores de aquella ciudad, en la que recibieron la ayuda de las tropas cubanas bajo el mando del General Calixto García Iñiguez, España entra en negociaciones España capituló el 12 de agosto de 1898. El Gobierno norteamericano firma el armisticio, sin contar con el Gobierno cubano. En dicho documento se hace constar que España renuncia a la soberanía sobre Cuba, pero sin expresar quien debía ejercerla. El tratado formal, es firmado en París el 10 de diciembre de aquel año –por ese motivo se le denominó “Tratado de París”- con él se puso fin a la dominación española en Cuba. En el texto se estableció la renuncia de España de su soberanía y propiedad sobre Cuba, pero no se hizo referencia a la independencia de Cuba, lo que dejó demostrado las intenciones de Estados Unidos y provocó la frustración de las aspiraciones de libertad de los patriotas cubanos. Reina Mercedes hundido Tratado de paz en Santiago de Cuba Tratado de paz en París

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado Despejando dudas Algunos escritores han manifestado sus dudas ante la posibilidad de que Cuba hubiera podido ganar la guerra sin la intervención de los Estados Unidos. Los datos: El Ejercito Libertador Aunque harapiento y descalzo- estaba cada día mejor armado, por el arribo de las expediciones enviadas por los emigrados Podía llevar sus cañones de pueblo en pueblo, obligando al enemigo a rendirse o abandonar casi todo el interior de la Isla, concentrándose en los puestos (de hecho, desde Ciego de Ávila hasta Holguín solo les quedaba la ciudad de Puerto Príncipe). Combate de las Guásimas (1898) Fuerzas participantes Ejército Español: 500 hombres Ejército Libertador: 630 hombres Ejército de los Estados Unidos: 964 hombres Resultados del combate Españolas: 10 muertos y 25 heridos Cubanas: 2 muertos y 5 heridos. Norteamericanas: 16 muertos y 52 heridos

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado Despejando dudas El Ejercito colonial Carta del Capitán General Blanco a Sagasta , Presidente del Consejo de Ministros de España: "La administración se halla en el ultimo grado de perturbación y desorden, el ejército agotado y anémico, poblando los hospitales, sin fuerza para combatir ni menos sostener sus armas” Al comienzo de 1898 había hospitalizados más de 30.000 soldados españoles y se llegó a la conclusión de que solo le quedaban unos 60.000 hombres para continuar peleando (declaración del general Parrado, lugarteniente de Blanco). De los 226.000 hombres que mandó la Metrópoli a Cuba, al firmarse la paz solo quedaban 119.500, que fueron reembarcados; el resto, 106.000 murió en los campos de combate, en los hospitales como resultado de heridas o enfermedades o bien fueron repatriados por inutilidad física adquirida en la campaña. Capitán General Ramón Blanco y Erenas Práxedes Mateo- Sagasta

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado La 1era. intervención La primera intervención estadounidense comenzó el 1 de enero de 1899, como gobernador general fue designado John Brooke (su mandato fue corto: de enero a diciembre siendo sustituido por Leonard Wood); de forma inmediata se tomaron dos medidas: la primera, de carácter económico, consistió en la rebaja de los aranceles a los productos de EE. UU. que llegaran al país y la segunda perseguía un objetivo político: el desarme de la población, particularmente el Ejército Libertador de Cuba (ELC); es decir, prepararon las condiciones indispensables que les permitieran el dominio económico y político del país.   Las condiciones objetivas en que la economía cubana había quedado después de la guerra (destruida gran parte de las riquezas económicas, abandono de la agricultura debido a la criminal “Reconcentración” implantada por el sanguinario Valeriano Weyler , desolación, hambre y miseria de la gran mayoría de la población), facilitaron la penetración del capital yanqui.   John R. Brooke Leonard Wood

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado La 1era. intervención Desde 1899 hasta 1902 la política oficial del gobierno interventor yanqui estuvo dirigida, en lo económico, a facilitar las inversiones de capital con el objetivo claramente definido, en primera instancia, de apoderarse de las riquezas económicas del país –azúcar, tabaco, minerales, medios de transporte, entre otros-, para posteriormente alcanzar la tan ansiada anexión de la mayor de las Antillas Los grandes monopolios norteamericanos aprovecharon la ruina de los productores cubanos, como consecuencia de la guerra, así como las facilidades que les otorgaban las autoridades de ocupación para adquirir a precios realmente irrisorios enormes cantidades de tierra fértil, especialmente las azucareras, donde sus grandes capitales les permitieron establecer modernos centrales azucareros con una mayor capacidad de producción que hizo desaparecer las pequeñas fábricas de azúcar que aún existían. Gobierno interventor

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado La 1era. intervención Ante la enorme avalancha de “inversionistas”, los principales dirigentes independentistas cubanos solicitaron al gobierno de ocupación que prohibiera aquellos privilegios y concesiones a las empresas extranjeras y debido a tales peticiones, en el mes de marzo de 1899, el Congreso de Estados Unidos puso en vigor la denominada “Enmienda Foraker ”. La enmienda, que supuestamente limitaba las inversiones de capital en Cuba, fue una ley engañosa –como tantas otras- que sirvió de fachada de "desinterés y honestidad" a la ocupación. Los resultados se pueden deducir por lo publicado, seis meses después de su promulgación, por el periódico Times de Minnesota: “...no falta mucho para que los habitantes de Cuba se conviertan en poco menos que asalariados de los millonarios inversionistas americanos... serán deudores en un sentido tal como nunca lo habían sido antes”. Durante la ocupación

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS El segundo objetivo que se propusieron los interventores -el político-, merece un análisis un poco más detallado. Durante la Guerra el alto mando del Ejército estadounidense solicitó apoyo de las fuerzas insurgentes cubanas y se cuidó siempre de hacerlo de manera informal, mediante contactos con diferentes jefes insurrectos, pero de manera individual para no reconocer ni al ELC, ni al Consejo de Gobierno civil, que eran, junto al Partido Revolucionario Cubano (PRC), fundado por José Martí en 1892, los legítimos representantes del pueblo de Cuba. El Gobierno norteamericano firma el armisticio el día 12 de agosto, sin contar con el Gobierno cubano. En dicho documento se hace constar que España renuncia a la soberanía sobre Cuba, pero sin expresar quien debía ejercerla. Cuba no tiene otra alternativa que aceptar la paz sin conocer las condiciones en que queda el país. Su situación resulta muy difícil: la duda, la incertidumbre gravitan sobre todos, debido a la poco diáfana actitud de los Estados Unidos. El día 24 de agosto de 1898 el Consejo de Gobierno, presidido por el general Bartolomé Masó , da por terminada la guerra con España. Partido Revolucionario Cubano

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS Ante la anómala situación (intervención de los Estados Unidos en la guerra y el armisticio firmado entre las dos potencias, con total desconocimiento del legitimo Gobierno cubano, situación no prevista en la Constitución de la Yaya), el Consejo de Gobierno decide convocar la Asamblea de Representantes de la Revolución Cubana. La Asamblea de Representantes, cumpliendo un acuerdo de la Constitución de la Yaya de 1897 (establecía que se convocaría una nueva Asamblea de Representantes dos años después, o de forma inmediata si la guerra terminaba antes) sustituye el Consejo de Gobierno por dicha Asamblea …. para que -según las palabras de Juan Gualberto Gómez-, “seamos la representación natural del elemento revolucionario, y sigamos rigiendo con arreglo al articulo 40, todos los elementos de la Republica”. Por ser una Asamblea Extraordinaria son elegidos ocho representantes por cada Cuerpo de Ejército, en lugar de cuatro como se hacia en las asambleas ordinarias. No todos los diputados elegidos toman posesión de sus cargos. La Asamblea inaugura sus sesiones el día 24 de octubre de 1898 en Santa Cruz del Sur, provincia de Camagüey Juan Gualberto Gómez

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS La Asamblea –que contaba con 44 miembros- continúa sesionando en El Cano y en Marianao y por último en dos casas de la Calzada del Cerro - se le conoce entonces como “Asamblea del Cerro”-; en la marcada con el número ochocientos diecinueve, termina sus funciones el 24 de octubre de 1898. La Asamblea del Cerro se propuso tres objetivos inmediatos: a) Lograr de alguna manera que los interventores estadounidenses la reconocieran como representante del pueblo cubano; b) tratar de descifrar las verdaderas intenciones de los yanquis respecto a Cuba, precisando además el período que duraría la ocupación; c) tratar de resolver la penosa situación económica de los soldados del ELC, mediante su licenciamiento –un grave error- y la obtención de algún dinero para cada uno de los que se licenciaran. La Asamblea del Cerro

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS El 10 de noviembre de 1898, la Asamblea designa una comisión de 5 miembros, con la encomienda de concertar un empréstito de 10 millones de pesos con el gobierno estadounidense. Fue presidida por el Mayor General Calixto García Íñiguez, acompañado de Antonio González Lanuza , Manuel Sanguily , José Miguel Gómez y Ramón Villalón. Se perseguían varios propósitos 1ro: si se otorgaba el empréstito, el dinero serviría para entregarlo a los combatientes que se licenciaran 2do: constituiría el reconocimiento explícito de la Asamblea. Adicionalmente, la deuda que se contraería sería pagada después de establecida la República, lo que implicaría poner fecha de terminación a la ocupación. Comisión de la Asamblea del Cerro

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS Los resultados son negativos. Según el informe rendido por la Comisión: “....fue imposible en absoluto a los comisionados –a pesar de su empeño y su insistencia- obtener explicación ninguna, sino sólo manifestaciones vagas, y aun frases más o menos evasivas, ni del Presidente, ni de los Secretarios, ni de las demás personas a quienes consultaron y requirieron; por más que todos declararon que estaban resueltos a cumplir fielmente las resoluciones del Congreso de 19 de abril de 1898, sin que dejaran nunca escapar ni una palabra respecto de los medios que hayan de adoptarse para obtener este respaldo, ni el tiempo de la ocupación de la isla, como si en realidad no tuviesen programa político definido...” Los yanquis se negaron a conceder el empréstito. No estaban en disposición de comprometerse con ninguna institución cubana. McKinley ofreció un “donativo” (migaja de tres millones). En términos económicos significaba entregar a cada combatiente –unos 40 mil- 75 pesos, un poco más del valor de los fusiles y las balas de que disponían en aquellos momentos. La Comisión rechazó la “magnánima” oferta del yanqui McKinley que buscaba también desarmar barato y cómodamente al ELC. William McKinley

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS En el mes de diciembre de 1898, Tomás Estrada Palma, delegado del PRC y residente en Estados Unidos, comete, como mínimo, un grave error y de forma unilateral publica una circular, en el periódico Patria, dando a conocer la disolución del Partido bajo la excusa de que ya no tiene razón de ser. Esta acción, por una parte deja al pueblo cubano sin la orientación política adecuada y por otra constituye una traición al pueblo de Puerto Rico, puesto que se abandona su defensa como estipulaba el Programa del PRC. Tomás Estrada Palma

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS Máximo Gómez, Jefe del ELC, que se mantenía en Yaguajay -receloso y expectante, porque no veía clara la situación- no se escondía en mostrar su profundo disgusto por la forma en que se conducían los ocupantes yanquis. En su Diario de Campaña hizo estas dos anotaciones: 1- El 24 de septiembre de 1898: “... Según lo pactado entre España y los Estados Unidos, la evacuación por parte de los españoles, de la isla, se hará despacio y cómodamente, para después ocuparla los americanos. Mientras tanto, a los cubanos nos ha tocado el despoblado y por premio de nuestros servicios de nuestro cruento sacrificio; el hambre y la desnudez, que hubieran sido más soportables en plena guerra que en esta paz, donde no nos es permitido ostentar nuestros laureles tan bien conquistados. Pero no son instantes de comentarios y lo sensato es saber esperar”. 2.- El 29 de diciembre de 1899: “Los americanos están cobrando demasiado caro con la ocupación militar del País, su expontánea (sic) intervención, en la guerra que con España hemos sostenido por la Libertad y la Independencia (...) La actitud del Gobierno Americano con el heroico Pueblo Cubano, en estos momentos históricos, no revela a mi juicio más que un gran negocio (...) Nada más racional y justo, que el dueño de una casa, sea él mismo que la va a vivir con su familia, el que la amueble y adorne a su satisfacción y gusto; y no que se vea obligado a seguir, contra su voluntad y gusto, las imposiciones del vecino. De todas estas consideraciones se me antoja creer que, no puede haber en casa verdadera paz moral, que es la que necesitan los pueblos, para su dicha y ventura; mientras dure el Gobierno transitorio; impuesto por la fuerza dimanante de un Poder extranjero y por tanto ilegítimo, e incompatible con los principios que el País entero ha venido sustentando tanto tiempo y en defensa de los cuales se ha sacrificado la mitad sus hijos y desparecido todas sus riquezas (...) La situación pues, que se le ha creado a este pueblo; de miseria material y de apenamiento, por estar cohibido en todos sus actos de soberanía, es cada día más aflictiva, y el día que termine tan extraña situación, es posible que no dejen los americanos aquí ni un adarme de simpatía”. El Generalísimo Máximo Gómez Gómez con Martí

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado Gómez en La Habana. 24 de febrero de 1899 hace su entrada. Gómez pone en conocimiento de la Asamblea del Cerro –mediante carta privada- sus opiniones y preocupaciones La Asamblea, inmersa en sus trajines para obtener el reconocimiento norteamericano, no atiende el llamado, ni las propuestas y sugerencias –como la de redactar rápidamente una Constitución para la República de Cuba para, según él, abreviar la ocupación extranjera- responde que no comparte sus preocupaciones Resurgen las viejas discrepancias entre Gómez y el órgano político ahora convertido en la Asamblea del Cerro. Los estadounidenses aprovechan las discrepancias en el seno de los cubanos y ponen en práctica una de sus clásicas habilidades: un plan divisionista que enfrentara por un lado a la Asamblea del Cerro y por el otro al General en Jefe, con el objetivo de destruirlos a los dos y dejar al pueblo cubano sin ningún tipo de representación

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado Gómez en La Habana. Para poner en práctica sus planes, el Presidente yanqui McKinley envia a Cuba, a finales de enero de 1899, a Robert Porter para que se entreviste con Máximo Gómez Porter asegura a Gómez que los estadounidenses respetarían la Resolución conjunta – lo referente a la independencia de Cuba- y le brinda información sobre las gestiones llevadas a cabo por la Comisión de la Asamblea para obtener el empréstito –que consideraba excesivo- así como del “donativo” ofertado por McKinley . Gómez –que erróneamente pensaba en que el licenciamiento del ELC sería útil y opuesto a que la República naciera endeudada por un empréstito- cae en la trampa yanqui y coincide en que la mejor opción sería rechazar tal empréstito y aceptar el ofrecimiento estadounidense; también conviene con Porter en que su presencia en La Habana sería beneficiosa para participar en la toma de decisiones, lo que a largo plazo significaría profundizar las discrepancias en el campo de los cubanos. Gómez – Porter

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS Tal y como tenía previsto el plan estadounidense de “divide y vencerás”, la presencia de Máximo Gómez –y su tajante posición frente al empréstito que gestionaba la Asamblea del Cerro- profundizó las tensiones y los enfrentamientos entre ambas partes. Algunos miembros de la Asamblea visitaron al General, en su residencia de la Quinta de los Molinos, tratando de convencerlo para que cambiara su actitud, pero sus esfuerzos fueron inútiles; ante la negativa del Jefe del ELC, la Asamblea procedió a su destitución. El 12 de marzo de 1899 Gómez publicó un manifiesto en el que señalaba: “Nada se me debe y me retiro contento y satisfecho por haber hecho cuanto he podido en beneficio de mis hermanos. Y en donde quiera que el destino me imponga plantar mi tienda, allí pueden los cubanos contar con un amigo”..... Al mismo tiempo que la Asamblea del Cerro decidía la destitución de Gómez, perdía el apoyo de la mayoría del pueblo cubano y sentenciaba por ello, su propio final, lo que indefectiblemente sucedería el 4 de abril de 1899. Residencia de Máximo Gómez en "La Quinta de los Molinos”

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS La estrategia yanqui triunfaba; a finales del mes de mayo de aquel año se procedió al licenciamiento del ELC y a la distribución de los tres millones de pesos que tan “generosamente” había “donado” el gobierno de los Estados Unidos. Un tiempo antes, habían procedido a desarmar a los antiguos defensores del gobierno colonial, debido a la desconfianza norteamericana hacia aquellos y al temor de que en un momento determinado pudiera existir alguna reacción a sus actividades en la Isla Con ello los yanquis demostraban sus verdaderas intenciones de dominio absoluto de Cuba y de desprecio a todos sus habitantes. El General canario Jacinto Hernández Vargas, participa en el “licenciamiento”

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS Despejado el camino, los yanquis continuaron ejecutando su estrategia para lograr la anexión de Cuba. Sin embargo, a pesar de las diferencias de criterios entre la Asamblea del Cerro y el General en Jefe del ELC, en cuanto a la forma de licenciar al Ejército, ambos mantenían igual criterio sobre la defensa de la independencia del país y se oponían por consiguiente a la prolongación de la ocupación norteamericana. Por otra parte, no cesaban las manifestaciones de los cubanos por alcanzar la ansiada independencia y cada vez que algún político gringo se refería velada o directamente a la posible anexión de Cuba a la Unión Americana, recibía una contundente respuesta por parte de los cubanos; los yanquis llegaron entonces a la conclusión –muy a su pesar- de que la anexión de Cuba solo la podían lograr por la fuerza. Visión de una publicación catalana

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS Eran varios los factores que jugaban en contra de la utilización de la violencia para lograr la anexión:  el arraigo del sentimiento independentista en un pueblo con una demostrada trayectoria de lucha guerrera, que no aceptaría fácilmente la sumisión  la violación que ello constituiría del compromiso adoptado por el Congreso de Estados Unidos en la Resolución Conjunta  su estrategia geopolítica, que en aquellos momentos apuntaba a la construcción de un canal interoceánico, arrebatándole a Colombia el territorio de Panamá  en política interna, las aspiraciones reeleccionistas del presidente McKinley , a las que les vendrían muy mal el empleo de la fuerza militar  la actitud hostil a la posible anexión, por parte de los productores azucareros asentados en el sur de los Estados Unidos, que veían como una amenaza la posible futura concurrencia de ese producto en los mercados yanquis. McKinley

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Las claves del pasado TRES CONFRONTACIONES Y DOS ESTRATEGIAS Los geófagos decidieron entonces continuar su política de doble discurso y mientras hablaban de mantener sus compromisos expuestos en la Resolución Conjunta, en cuanto a la independencia del país, buscaban la forma de que en realidad esta fuera lo más limitada posible. En el mes de junio de 1900 el gobierno de ocupación convocó a efectuar unas elecciones municipales; sus resultados no fueron nada halagüeños para los yanquis: a pesar de los métodos que pusieron en práctica para que salieran “sus” candidatos, la inmensa mayoría de los que fueron elegidos representaban el espíritu independentista de su pueblo. Un mes después de los comicios municipales y después de entrevistarse con McKinley y otros altos funcionarios yanquis, Leonard Wood convocó a nuevas elecciones, en este caso, para la formación de una Asamblea Constituyente, cuyas tareas serían, según el propio Wood: "Redactar y adoptar una constitución para el pueblo de Cuba y como parte de ella proveer y acordar con el Gobierno de los Estados Unidos en lo que respecta a las relaciones que habrían de existir entre aquel gobierno y el gobierno de Cuba...“ Leonard Wood Orville Hitchcock Platt

Guantánamo. Las claves están en el pasado:

Guantánamo. Las claves están en el pasado ? ¿Qué tretas utilizaron los estadounidenses contra Cuba? ¿Cómo lograron hacerse con el territorio que actualmente ocupan de manera ilegal? En esta obra se aborda y explica …… 

authorStream Live Help