Contaminación Acústica

Views:
 
Category: Education
     
 

Presentation Description

Trabajo de investigación sobre la Contaminación Acústica, realizado por el alumno Leonardo Castillo de I medio C del Eagle school de Antofagasta.

Comments

Presentation Transcript

Contaminación Acústica:

Contaminación Acústica Nombre : Leonardo Castillo Curso: 1ºC Profesor: Danilo Dawson Soto Asignatura: Artes Musicales

Causas de la contaminación acústica:

Causas de la contaminación acústica La causa principal de la contaminación acústica es la actividad humana: el transporte, la construcción de edificios y obras públicas, la industria, etc.

El uso de reproductores de música:

El uso de reproductores de música La contaminación de audio que sufren los ciudadanos que habitan en ciudades, es un tema preocupante y que cada vez se manifiesta más en los individuos. Se suma, además, el uso habitual y a gran volumen de los reproductores de audio personales, como pueden ser los MP3, MP4 o iPods. El sentido de oír se ve cada vez más “amenazado” y, es que cada vez es más frecuente las visitas médicas por motivos relacionados con contaminación acústica.

Efectos en la salud humana:

Efectos en la salud humana Pérdida del sentido de oír. Puede estar causada por estar expuesto a sonidos muy intensos como 140 dB o por exceso prolongado a ruidos de más de 85 dB. Anomalías en la atención del humano. Esto es más visible en establecimientos educacionales situados en cercanías de aeropuertos ó aeródromos. Alteraciones del sueño, como por ejemplo el insomnio. Esto puede generar una mayor fatiga o un peor rendimiento de las personas en sus actividades cotidianas. Aumento de la agresividad de las personas expuestas al ruido. Dolores de cabeza y a nivel de cerebro.

Efectos en la salud humana:

Efectos en la salud humana

Niveles de audición:

Niveles de audición Se puede afirmar, que las cifras medias de las legislaciones europeas, marcan como límite aceptable 65 db durante el día y 55 db durante la noche. La capacidad auditiva se deteriora en la banda comprendida entre 75 db y 125 db y pasa a ser nivel doloroso, cuando se sobrepasan los 125 db, llegando al umbral de dolor a los 140 db. A título referencial podemos citar que:

Prevención:

Prevención Todos podemos obtener un ambiente sin tantos ruidos si ponemos un poco de nuestra parte y nos concienciamos con el problema. Si adoptamos medias, tan fáciles como las siguientes, contribuiremos a un ambiente más limpio de ruido: En el hogar , las operaciones ruidosas efectuadas en el interior del hogar, como hacer un agujero en la pared, reparaciones, pasar la espiradora, poner la lavadora o el lavavajillas, no deberían producir un ruido excesivo y en cualquier caso, deberían efectuarse a unas horas en que causen una molestia mínima a los vecinos. También deberíamos procurar que los equipos de música y televisores funcionen a un volumen moderado. Usar un ventilador en lugar de aire acondicionado, electrodomésticos más silenciosos, contribuyen a una vida cotidiana más tranquila y silenciosa. Al conducir, deberíamos procurar que nuestro vehículo no provoque ruidos que excedan lo permitido, no utilizar la bocina en las ciudades, salvo circunstancias graves; acelerar gradualmente, obedecer el límite de velocidad, mantener al automóvil con las revisiones al día, mantener las ruedas infladas apropiadamente, usar más a menudo el trasporte público o bicicletas para trayectos más cortos, …. Al adquirir una casa, es aconsejable optar por emplazamientos poco ruidosos, lo más lejos posible de vías de tráfico intenso, de locales públicos ruidosos o de centros industriales. Es importante denunciar ante las autoridades públicas cualquier fuente injustificada de ruido, amparándose en las leyes que protegen al ciudadano de este tipo de contaminación. Hay que señalar la existencia de reglamentos que regulan o incluso prohíben determinados ruidos, pero no siempre son aplicados por las autoridades, a no ser que medie una denuncia de algún ciudadano. Es importante que ejerzamos nuestro derecho al silencio para hacer desaparecer o minimizar la contaminación acústica que sufrimos innecesariamente.

¿Cómo solucionar la saturación sonora de las grandes ciudades?:

¿Cómo solucionar la saturación sonora de las grandes ciudades? Una primera acción para combatir la contaminación acústica sería la de elaborar un mapa acústico (medida y análisis de los niveles sonoros de diversos puntos de la ciudad), centrándose en el tráfico rodado pero sin olvidar otros emisores de ruido. A partir del estudio, se podrían adoptar medidas defensivas y preventivas, a medio o largo plazo en función de la planificación urbanística de la ciudad. Los expertos indican que la mejor solución contra este modo de contaminación seria incorporar un estudio de niveles acústicos a la planificación urbanística, con el fin de crear "islas sonoras" o insonorizar los edificios próximos a los "puntos negros" de ruido, pero ello conlleva un costo elevadísimo. Es más eficaz adoptar medidas preventivas, ya que, económica y socialmente, son más rentables. Hay que potenciar campañas de educación medio ambiental, para que todos contribuyan y exijan la disminución de los niveles de ruido. Los métodos para contrarrestar los sonidos excesivos se clasifican en activos y pasivos, y actúan sobre la fuente que los produce. Son eficaces algunos métodos pasivos, como los absorbentes superficiales (pantallas acústicas), silenciadores reactivos, materiales porosos, soportes anti vibratorios o resonadores. Estas técnicas son más bien defensivas, lo que limita su efectividad, y un ejemplo de esto lo encontramos en la arquitectura (sólo se insonorizan teatros, cines y auditorios) y en la planificación urbana (que abarca aspectos como el tipo de construcción de la calzada, cuya calidad incide en los niveles de ruido producido por el rozamiento de los vehículos, que pueden ser incluso superiores a las vibraciones del motor del coche).

Conclusión:

Conclusión Existe clara conciencia del efecto negativo que sobre las personas tiene un entorno ruidoso. Las molestias que ocasiona pueden ser de muy distinta índole y van desde trastornos a la hora de dormir e incapacidad para concentrarse hasta lesiones propiamente dichas, dependiendo de la intensidad y duración del ruido. La contaminación que éste produce se ha convertido, en las grandes concentraciones urbanas y centros de producción, en un grave problema. La expresión contaminación por ruido engloba una infinidad de problemas que de una u otra forma sufrimos a diario; el tráfico de los automóviles, los trenes y aviones, el elevado nivel sonoro de algunos electrodomésticos constituyen tres ejemplos cotidianos. Cada uno de estos problemas necesita un análisis exhaustivo para poder arbitrar, desde el punto de vista técnico y económico, medidas correctoras idóneas. Existe además otro elemento a tener en cuenta, que aumenta la complejidad del análisis. Se trata de la subjetividad del individuo en lo que se refiere a la percepción y valoración del ruido desde el punto de vista del confort acústico. Un simple ejemplo ilustra mejor que mil palabras esta idea. El automovilista es bien consciente de lo molestos que pueden resultar ruidos muy poco significativos - v.gr. el producido por un limpia parabrisas en mal estado, las pequeñas vibraciones del salpicadero o el pequeño chirrido periódico de un amortiguador- respecto al nivel total de presión sonora. El hecho de que la percepción del sonido sea tan subjetiva es por tanto un factor esencial a tener en cuenta a la hora de eliminar ruidos molestos, de aquí que el nivel de presión sonora no sea en modo alguno criterio suficiente, ni adecuado, para representar correctamente las sensaciones reales del oído. Cuando se pretende reducir los efectos nocivos del ruido sobre un receptor se puede abordar el problema estudiando la fuente, su vía de transmisión o el propio receptor. La reducción de la emisión de la fuente suele ser la medida correctora más eficaz, si bien resulta a veces insuficiente, además de implicar pérdidas, generalmente, de las prestaciones del elemento emisor. Sin embargo se comprueba con frecuencia que no basta con limitar el estudio a la fuente sino que es necesario, además, abordar el problema de sus vías de propagación -una combinación, en la mayoría de los casos, de transmisión por vía estructural y aérea- desde la fuente al receptor. Finalmente, cuando la atenuación conseguida al actuar sobre la fuente y las vías de transmisión del ruido se considera insuficiente, no queda más remedio que acometer el aislamiento del receptor.

PowerPoint Presentation:

Fin Gracias por su atención

authorStream Live Help