Personajes del Tango

Views:
 
Category: Education
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

Personajes del Tango:

Personajes del Tango En esta presentación vamos a conocer algunos de los personajes del Tango Argentino. Haciendo clic sobre las imágenes podrán acceder a los videos. (es indispensable estar conectados a internet).

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Transcurría el año 1945 y la nueva obra teatral era una adaptación libre de "El Tango en París", de Enrique García Velloso, estrenada en el año 1913 por Florencio Parravicini en el Teatro Argentino. Esta vez fue en el Teatro Presidente Alvear, con guión de Ivo Pelay, música de Canaro y Mores. La dama joven fue Alicia Vignoli y un elenco de experiencia para estas obras con humor, romance y música. Se estrenó "Adiós pampa mía", un éxito, un clásico internacional al nivel de "La cumparsita", "A media luz", "Caminito" y "El choclo". Guillermo Rico cantó "Niebla". Ibis Blanco junto a Oscar Villa, "Villita", eran los bailarines y cantaron la milonga "Serafín y Julia Paz". La Vignoli a dúo con Rico el vals "No llores más". El público llenó la sala todas las funciones hasta el término de la temporada. Luego, como era costumbre de Canaro, se presentaba un tiempo en el Teatro Artigas de Montevideo. En dicha obra había un personaje, un resero, llamado en la ficción Alberto Arenas. Canaro se iluminó y sin más lo llamó a su cantor para decirle que a partir de ese momento se llamaría Alberto Arenas. El público lo consideraba por su voz potente y figura desafiante.

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1929 Música: Fausto Frontera Letra: Enrique Cadícamo Cuando apurada pasás rumbo quién sabe a qué parte, haciendo lucir con arte tu silueta al caminar, va diciendo ese taquear que tenés de milonguera: "Callejera... Calle]era... ¿a dónde irás a parar?" Esos trajes que empilchás no concuerdan con tu cuna, pobre mina pelandruna hecha de seda y percal. En fina copa e' cristal hoy tomás ricos licores, y entre tantos resplandores se encandiló tu arrabal. Callejera, que taqueás de Sur a Norte, dando dique con el corte de ese empilche que llevás. Callejera, vos también sos Milonguita y en el fondo de tu almita una pena sepultás. Triunfa tu gracia, yo sé, y en los fondines nocheros sos de los muebles diqueros el que da más relumbrón. Despilfarrás tentación, pero también, callejera, cuando estés vieja y fulera tendrás muerto el corazón. Seguí nomás, deslizá tus abriles por la vida, fascinada y engrupida por las luces del Pigall, que cuando empiece a tallar el invierno de tu vida notarás arrepentida que has vivido un carnaval. Ver partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Era un mosaico diquero que yugaba de quemera, hija de una curandera, mechera de profesión; pero vivía engrupida de un cafiolo vidalita y le pasaba la guita que le shacaba al matón. Frente a frente, dando muestras de coraje, los dos guapos se trenzaron en el bajo, y el ciruja, que era listo para el tajo, al cafiolo le cobró caro su amor. Hoy, ya libre'e la gayola y sin la mina, campaneando un cacho’e sol en la vedera, piensa un rato en el amor de su quemera y solloza en su dolor. Tango 1926 Música: Ernesto de la Cruz Letra: Francisco Alfredo Marino Como con bronca, y junando de rabo de ojo a un costado, sus pasos ha encaminado derecho paúl arrabal. Lo lleva el presentimiento de que, en aquel potrerito, no existe ya el bulincito que fue su único ideal. Recordaba aquellas horas de garufa cuando minga de laburo se pasaba, meta punguia, al codillo escolaseaba y en los burros se ligaba un metejón; cuando no era tan junao por los tiras, la lanceaba sin tener el manyamiento, una mina le solfeaba todo el vento y jugó con su pasión. Ver partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1942 Música: Osvaldo Pugliese Letra: Enrique Dizeo Me llaman El Encopao los que no saben lo que me ha pasao y me ven hecho un cualquiera... ¡Que digan lo que digan, que ya no me hace mella! Me llaman El Encopao como si el que anda así pierde el honor y no piensan que el que mata su rabia entre unas copas tiene su razón. ¡Total, qué le importa a ella que viva como yo vivo! Siempre metido en el boliche de esa esquina que ha dejado de ser linda por su olvido. ¡Total, qué le importa a ella que viva como yo vivo! Mareado de caña y de recuerdos, noche y día, día y noche, por su vida que es mi amor. Me dicen El Encopao y no es mentira que voy mal rumbeao... ¡Todo por una morocha que me marcó una güeya de penas y de sombras! Me llaman El Encopao pero conmigo nadie va a jugar porque los hombres se encuentran y entonces cara a cara hay que corajear.

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Balada para un loco Tango - Voz Masculina 1969 Música: Astor Piazzolla Letra: Horacio Ferrer Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo, ¿viste? Salís de tu casa, por Arenales. Lo de siempre: en la calle y en vos. . . Cuando, de repente, de atrás de un árbol, me aparezco yo. Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizón en el viaje a Venus: medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, dos medias suelas clavadas en los pies, y una banderita de taxi libre levantada en cada mano. ¡Te reís!... Pero sólo vos me ves: porque los maniquíes me guiñan; los semáforos me dan tres luces celestes, y las naranjas del frutero de la esquina me tiran azahares. Vení!, que así, medio bailando y medio volando, me saco el melón para saludarte, te regalo una banderita, y te digo.. . Ver partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango En una celda oscura del presidio lejano El penado catorce su vida terminó, Dicen los compañeros que el pobre presidiario Murió haciendo señas y nadie lo entendió. En una noche fría que el preso deliraba Su mueca tan extraña dio mucho que pensar, Y sin embargo, nadie, de tantos carceleros Se acercó a la celda, del que no pudo hablar. Dejó una carta escrita Con frases tan dolientes, Que un viejo presidiario Al leerla conmovió... Al mismo fratricida Con alma tenebrosa Que en toda su existencia Amor nunca sintió. En la carta decía : “Ruego al juez de turno que traigan a mi madre, le pido por favor, pues antes de morirme quisiera darle un beso en la arrugada frente de mi primer amor”... Y en la celda sombría del lejano presidio Su vida miserable el penado entregó... El último recuerdo fue el nombre de la madre Y su acento tan triste el viento lo llevó. Letra : Carlos Pesce Música : Magaldi - Noda

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Milonguita (Esthercita) Tango 1920 Música: Enrique Delfino Letra: Samuel Linnig ¿Te acordás, Milonguita? Vos eras la pebeta más linda 'e Chiclana; la pollera cortona y las trenzas, y en las trenzas un beso de sol. Y en aquellas noches de verano, ¿qué soñaba tu almita, mujer, al oír en la esquina algún tango chamayarte bajito de amor? Estercita, hoy te llaman Milonguita, flor de noche y de placer, flor de lujo y cabaret. Milonguita, los hombres te han hecho mal y hoy darías toda tu alma por vestirte de percal. Cuando sales por la madrugada, Milonguita, de aquel cabaret, toda tu alma temblando de frío dices: ¡Ay, si pudiera querer!... Y entre el vino y el último tango p'al cotorro te saca un bacán... ¡Ay, qué sola, Estercita, te sientes! Si llorás...¡dicen que es el champán!

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1927 Música: Juan Antonio Collazo Letra: Víctor Soliño / Roberto Fontaina Del barrio La Mondiola sos el más rana y te llaman Garufa por lo bacán; tenés más pretensiones que bataclana que hubiera hecho suceso con un gotán. Durante la semana, meta laburo, y el sábado a la noche sos un doctor: te encajás las polainas y el cuello duro y te venís p'al centro de rompedor. Garufa, ¡pucha que sos divertido! Garufa, ya sos un caso perdido; tu vieja dice que sos un bandido porque supo que te vieron la otra noche en el Parque Japonés. Caés a la milonga en cuanto empieza y sos para las minas el vareador; sos capaz de bailarte la Marsellesa, la Marcha a Garibaldi y El Trovador. Con un café con leche y una ensaimada rematás esa noche de bacanal y al volver a tu casa, de madrugada, decís: "Yo soy un rana fenomenal". Ver partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1930 Música: Guillermo Del Ciancio Letra: Guillermo Del Ciancio E tique, taque, tuque, se pasa todo el día Giuseppe el zapatero, alegre remendón; masticando el toscano y haciendo economía, pues quiere que su hijo estudie de doctor. El hombre en su alegría no teme al sacrificio, así pasa la vida contento y bonachón. ¡Ay, si estuviera, hijo, tu madrecita buena! El recuerdo lo apena y rueda un lagrimón. Tarareando la violeta don Giuseppe está contento; ha dejado la trincheta, el hijo se recibió. Con el dinero juntado ha puesto chapa en la puerta, el vestíbulo arreglado, consultorio con confort. E tique, taque, tuque, don Giuseppe trabaja. Hace ya una semana el hijo se casó: la novia tiene estancia y dicen que es muy rica, el hijo necesita hacerse posición. E tique, taque, tuque, ha vuelto don Giuseppe, otra vez todo el día trabaja sin parar. Y dicen los paisanos vecinos de su tierra: Giuseppe tiene pena y la quiere ocultar.

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1928 Música: Enrique Delfino Letra: Manuel Romero / Luis Bayón Herrera ¡La pucha que sos reo y enemigo de yugarla! La esquena se te frunce si tenés que laburarla... Del orre batallón vos sos el capitán; vos creés que naciste pa' ser un sultán. Te gusta meditarla panza arriba, en la catrera y oír las campanadas del reló de Balvanera. ¡Salí de tu letargo! ¡Ganate tu pan! Si no, yo te largo... ¡Sos muy haragán! Haragán, si encontrás al inventor del laburo, lo fajás... Haragán, si seguís en ese tren yo te amuro... ¡Cachafaz! Grandulón, prototipo de atorrante robusto, gran bacán; despertá, si dormido estás, pedazo de haragán... El día del casorio dijo el tipo'e la sotana: "El coso debe siempre mantener a su fulana". Y vos interpretás las cosas al revés, ¿que yo te mantenga es lo que querés? Al campo a cachar giles que el amor no da pa' tanto. A ver si se entrevera porque yo ya no te aguanto... Si en tren de cara rota pensás continuar, "Primero de Mayo" te van a llamar.

Personajes del Tango:

Personajes del Tango T ango 1905 Música: Enrique Saborido Letra: Ángel Villoldo Yo soy la morocha, la más agraciada, la más renombrada de esta población. Soy la que al paisano muy de madrugada brinda un cimarrón. Yo, con dulce acento, junto a mi ranchito, canto un estilito con tierna pasión, mientras que mi dueño sale al trotecito en su redomón. Soy la morocha argentina, la que no siente pesares y alegre pasa la vida con sus cantares. Soy la gentil compañera del noble gaucho porteño, la que conserva el cariño para su dueño. Yo soy la morocha de mirar ardiente, la que en su alma siente el fuego de amor. Soy la que al criollito más noble y valiente ama con ardor. En mi amado rancho, bajo la enramada, en noche plateada, con dulce emoción, le canto al pampero, a mi patria amada y a mi fiel amor. Soy la morocha argentina, la que no siente pesares y alegre pasa la vida con sus cantares. Soy la gentil compañera del noble gaucho porteño, la que conserva el cariño para su dueño. Ver partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1928 Música: Gerardo Matos Rodríguez Letra: Manuel Romero Yo soy la muchacha del circo, por una moneda yo doy un poco de humilde belleza, un poco de tibia emoción. Yo soy la muchacha del circo, por esos caminos yo voy ceñida en mi malla de seda repartiendo a todos flores de ilusión. Colgada del frágil trapecio, su cuerpo elegante parece al saltar una paloma blanca que al cielo con ansias locas quisiera llegar. Mientras la gente Emocionada contempla inquieta su salto mortal, bajo la lona del viejo circo un frío de muerte se siente cruzar. Ahí va la muchacha del circo, no encuentra consuelo ni amor, regala a los otros la dicha y sufre miseria y dolor. Por fin una noche la mano, cansada, el trapecio aflojó y... ¡pobre muchacha del circo! buscando un aplauso, la muerte encontró. Ver partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Letra: Manuel Romero Música: Francisco Canáro Año: 1926 Te acordás, hermano, qué tiempos aquellos...? Eran todos hombres, más hombres los nuestros. No se conocía coca ni morfina; los muchachos de antes no usaban gomina... ¿Te acordás, hermano, qué tiempos aquellos...? Veinticinco abriles que no volverán... ¡Veinticinco abriles! ¡Volver a tenerlos! ¡Si cuando me acuerdo me pongo a llorar...! ¿Dónde están los muchachos de entonces? Barra antigua de ayer, ¿Dónde están? Yo y vos solo quedamos, hermano; yo y vos solo para recordar... ¿Te acordás, las mujeres aquellas, minas fieles, de gran corazón que en los bailes de Laura peleaban, cada cual defendiendo su amor...? ¿Te acordás, hermano, la Rubia Mireya que quité en lo de Hansen al guapo Rivera? ¡Casi me suicido una noche por ella, y hoy es una pobre mendiga harapienta...! ¿Te acordás hermano, lo linda que era? ¡Se formaba rueda pa´verla bailar! Cuando por la calle la veo tan vieja, doy vuelta la cara y me pongo a llorar.. Las heroínas están presentes en muchos títulos y letras de tangos. Algunas fueron personajes reales y otras producto de la imaginación que luego se convirtieron en mitos populares. El caso de la "Rubia Mireya" es pura invención, inspiración romántica del poeta, aunque, como en otros casos se intentó darle un cuerpo, un nombre y una trayectoria de vida.

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Música: Alfredo Navarrine / Julio Navarrine Letra: Alfredo Navarrine / Julio Navarrine Pálido, triste, maltrecho, un andrajo parecía, llegó cuando anochecía al barrio, buscando techo. Quién sabe dentro del pecho que tragedias le mordían, que cayó al pie de un balcón manoteando el corazón. Y Lechuza, por su mal, oyó que cantaban tras el ventanal: Como un graznido, que el aire cruza, ahí va Lechuza, rumbo al olvido. Su vida ha sido triste y sombría, cual agonía que arrastrando va. Su muchachada de rompe y raja se fue a baraja ya derrotada. Hoy su barriada cambió de traje y el malevaje trabajando está... Y al callar la voz fatal Lechuza besaba la cruz de un puñal. Cuando apuntó el día nuevo le estaba echada su suerte. Lo halló desangrado, inerte, un botón que iba a relevo. Era el último malevo que se iba rumbo a la muerte. Y cayó al pie del balcón, manoteando el corazón. Y al callar la voz fatal Lechuza besaba la cruz de un puñal. Ver partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1933 Música: Eduardo Pereyra Letra: Enrique Cadícamo Mamuasel Ivonne era una pebeta que en el barrio posta de viejo Montmartre, con su pinta brava de alegre griseta animó la fiesta de Les Quatre Arts. Era la papusa del barrio latino que supo a los puntos del verso inspirar... Pero fue que un día llego un argentino y a la francesita la hizo suspirar. Madame Ivonne, la Cruz del Sur fue como el signo, Madame Ivonne, fue como el signo de tu suerte... Alondra gris, tu dolor me conmueve, tu pena es de nieve... Madame Ivonne... Han pasado diez años que zarpó de Francia, Mamuasel Ivonne hoy solo es Madam... La que va a ver que todo quedó en la distancia con ojos muy tristes bebe su champán. Ya no es la papusa del Barrio Latino, ya no es la mistonga florcita de lis, ya nada le queda... Ni aquel argentino que entre tango y mate la alzó de París Ver partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1941 Música: Lucio Demare Letra: Homero Manzi Malena canta el tango como ninguna y en cada verso pone su corazón. A yuyo del suburbio su voz perfuma, Malena tiene pena de bandoneón. Tal vez allá en la infancia su voz de alondra tomó ese tono oscuro de callejón, o acaso aquel romance que sólo nombra cuando se pone triste con el alcohol. Malena canta el tango con voz de sombra, Malena tiene pena de bandoneón. Tu canción tiene el frío del último encuentro. Tu canción se hace amarga en la sal del recuerdo. Yo no sé si tu voz es la flor de una pena, só1o sé que al rumor de tus tangos, Malena, te siento más buena, más buena que yo. Tus ojos son oscuros como el olvido, tus labios apretados como el rencor, tus manos dos palomas que sienten frío, tus venas tienen sangre de bandoneón. Tus tangos son criaturas abandonadas que cruzan sobre el barro del callejón, cuando todas las puertas están cerradas y ladran los fantasmas de la canción. Malena canta el tango con voz quebrada, Malena tiene pena de bandoneón. Ver Partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1945 Música: Aníbal Troilo Letra: Cátulo Castillo Acaso te llamaras solamente María..! No sé si eras el eco de una vieja canción, pero hace mucho, mucho, fuiste hondamente mía sobre un paisaje triste, desmayado de amor... El Otoño te trajo, mojando de agonía, tu sombrerito pobre y el tapado marrón... Eras como la calle de la Melancolía, que llovía...llovía sobre mi corazón..! María..! En las sombras de mi pieza es tu paso el que regresa... María..! Y es tu voz, pequeña y triste, la del día en que dijiste: "Ya no hay nada entre los dos.." . María..! La más mía..! La Lejana..! Si volviera otra mañana por las calles del adiós..! Tus ojos eran puertos que guardaban ausentes, su horizonte de sueños y un silencio de flor... Pero tus manos buenas, regresaban presentes, para curar mi fiebre, desteñidas de amor... Un Otoño te trajo..! Tu nombre era María, y nunca supe nada de tu rumbo infeliz... Si eras como el paisaje de la Melancolía, que llovía...llovía, sobre la calle gris.. Ver partitura

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango Música: José López Ares Letra: Enrique Carrera Sotelo Piantáte de la cancha, dejále el puesto a otro de puro patadura estás siempre en orsay; jamás cachás pelota, la vas de figurita y no servís siquiera para patear un hands. Querés jugar de forward y ser como Seoane y hacer como Tarasca de media cancha gol. Burlar a la defensa con pases y gambetas y ser como Ochoíta el crack de la afición. Chingás a la pelota, chingás en el cariño, el corazón de Monti te falta, che, chambón. Pateando a la ventura no se consiguen goles. Con juego y picardías se altera el marcador. Piantáte de la cancha que hacés mala figura con fouls y brusquedades te pueden lastimar te falta tecnicismo, colgá los piparulos de linesman hay puesto, si es que querés jugar... El juego no es pa' otarios, tenélo por consejo hay que saber cortarse y ser buen shoteador... En el arco que cuida la dama de tus sueños mi shot de enamorado acaba de hacer gol. Sacáte los infundios, vos no tenés más chance. Ya ni tocás pelota, la vas de puro aubol, te pasa así en el campo de amor, donde jugamos: mientras corrés la liebre te gano un corazón.

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Tango 1933 Música: Juan Canaro Letra: Fernando Ochoa El botón de la esquina de casa, cuando salgo a barrera la vedera, se me acerca el canalla y me dice: "¡Pts! ¡Pipistrela! ¡Pts! ¡Pipistrela!" Tengo un coso ar mercao que me mira, que es un tano engrupido'e crioyo; yo le pongo lo' ojo' p'arriba y endemientra le pianto un repoyo. Me llaman la Pipistrela y yo me dejo llamar; es mejor pasar por gila si una es viva de verdá. Soy una piba con clase, manyen qué linda mujer... ¡La pinta que Dios me ha dado, la tengo que hacer valer! Ya estoy seca de tantos mucamos, cocineros, botones y guardas; yo me paso la vida esperando y no llega... el otario... Yo quisiera tener mucho vento pa'comprarme o sombrero y zapato, añaparme algún coso del centro pa' dejar esta manga de patos... PIPISTRELA, que es gila, pero no tanto, no llega a ser PAPANATA, por lo menos así lo demuestra el tango " PIPISTRELA de Fernando Ochoa y Juan Canaro.

Personajes del Tango:

Personajes del Tango Cobián lo compone en 1920 como "Gran tango de salón para piano", es decir una pieza que hoy denominaríamos "instrumental". Diversas circunstancias que ligan al autor con Martín Álzaga Unzué, más conocido como "Macoco", permiten suponer con bastante fundamento que él es la persona en quien pensó Cobián al "bautizar" este tango. Además de ser su amigo, Macoco reunía todas las condiciones para ser considerado un "shusheta". El significado más directo de este término lunfardo es "petimetre", palabra que el diccionario español señala como proveniente del francés: "petit maître", es decir "señorito". Tango 1944 Música: Juan Carlos Cobián Letra: Enrique Cadícamo Toda la calle Florida lo vio con sus polainas, galera y bastón... Dicen que fue, allá por su juventud, un gran Don Juan del Buenos Aires de ayer. Engalanó la puerta del Jockey Club y en el ojal siempre llevaba un clavel. Toda la calle Florida lo vio con sus polainas, galera y bastón. Apellido distinguido, gran señor en las reuniones, por las damas suspiraba y conquistaba sus corazones. Y en las tardes de Palermo en su coche se paseaba y en procura de un encuentro iba el porteño conquistador. Ah, tiempos del Petit Salón... Cuánta locura juvenil... Ah, tiempo de la sección Champán Tango del "Armenonville". Todo pasó como un fugaz instante lleno de emoción... Hoy sólo quedan recuerdos de tu corazón... Toda la calle Florida lo vio con sus polainas, galera y bastón. Ver Partitura

FIN:

FIN

authorStream Live Help