GABRIEL CELAYA

Views:
 
Category: Education
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

GABRIEL CELAYA:

GABRIEL CELAYA 1911-1991

Slide 2:

Tus gritos y mis gritos en el alba. Nuestros blancos caballos corriendo Con un polvo de luz sobre la playa. Tus labios y mis labios de salitre. Nuestras rubias cabezas desmayadas. Tus ojos y mis ojos, Tus manos y mis manos. Nuestros cuerpos Escurridizos de algas. !Oh amor, amor! Playas del alba.

Slide 3:

Me asomo a mi agujero pequeñito. Fuera suena el mundo, sus números, su prisa, sus furias que dan a una su zumba y su lamento. Y escucho. No lo entiendo. Los hombres amarillos, los negros o los blancos, la Bolsa, las escuadras, los partidos, la guerra: largas filas de hombres cayendo de uno en uno. Los cuento. No lo entiendo. Levantan sus banderas, sus sonrisas, sus dientes, y una belleza ofrece su sexo a la violencia. sus tanques, su avaricia, sus cálculos, sus vientres Lo veo. No lo creo. Yo tengo mi agujero oscuro y calentito, Si miro hacia lo alto, veo un poco de cielo. Puedo dormir, comer, soñar con Dios, rascarme. El resto no lo entiendo.

Debuxo de Celaya:

!Que extraño es verme aquí sentado, y cerrar los ojos, y abrirlos, y mirar, y oír como una lejana catarata que la vida se derrumba, y cerrar los ojos, y abrirlos, y mirar! !Que extraño es verme aquí sentado! !Que extraño verme corno una planta que respira, y sentir en el pecho un pájaro encerrado, y un denso empuje que se abre paso difícilmente por mis venas! !Que extraño es verme aquí sentado, y agarrarme una mano con la otra, y tocarme, y sonreír, y decir en voz alta mi propio nombre tan falto de sentido! !Oh, que extraño, que horriblemente extraño! La sorpresa hace mudo mi espanto. Hay un desconocido que me habita y habla como si no fuera yo mismo. Debuxo de Celaya

Slide 7:

La fabula del río (aquel anciano de largas barbas verdes, húmedas y antiguas), la fabula del aire luminoso (espanto que encabrita los caballos), la fabula primera en las orillas de cierta desnudez que el agua siempre anuncia, escuchaba yo, niño de arcilla roja y tierna. Escuchaba. La escucho. Me invades, !oh gran voz de un informe presencia! te siento por mis labios, levantándome, vaga; te llamo río o veo maravillosos mundos que solo son palabras mientras la calma augusta desciende con la siesta, y hay juncos, y pereza, blando barro caliente. !Mitologías posibles! !Infancia mía indemne, antigua como el mundo y hoy, de pronto, presente!

authorStream Live Help