Las leyes dietéticas

Views:
 
     
 

Presentation Description

1Corintios 10:31-32 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios.

Comments

Presentation Transcript

¿Fueron abolidas en el Nuevo Testamento?:

¿Fueron abolidas en el Nuevo Testamento? Las Leyes Dietéticas de YHWH http://relojprofetico.blogspot.com

Para el Lector:

Para el Lector El propósito de este artículo no es condenar o insultar a aquellos quienes mantienen la enseñanza Cristiana de que las leyes dietéticas de Dios están abolidas bajo el Nuevo Pacto. El propósito de este artículo es examinar los pasajes del Nuevo Testamento que son citados comúnmente para apoyar esta enseñanza, y demostrar que estos pasajes realmente no enseñan lo que la mayoría de los Cristianos piensan que estos enseñan.

Introducción:

Introducción La Biblia nos enseña que había una distinción entre los animales que se consideraban limpios y no limpios al menos mil años antes que la Torá fuese dada a Moisés. Esta distinción entre animales limpios y no limpios es mencionada en Génesis 7:2 y 8:20 , en la historia del diluvio. Génesis no nos dice cuales animales eran considerados limpios y no limpios, pero es obvio que Noé sabía la diferencia.

Introducción (cont.):

Introducción (cont.) Cerca de mil años mas tarde, cuando la Torá fue entregada a Moisés, Dios mencionó en gran detalle y enumeró cuales animales eran limpios ( kosher , aptos para el consumo humano) y cuales no eran limpios ( no kosher , no aptos para el consumo humano). El capítulo entero de Levíticos 11 es dedicado a este tema. Una versión mas corta de esta lista es repetida en Deuteronomio 14 .

Introducción (cont.):

Introducción (cont.) Los Judios Ortodoxos toman estos mandamientos literalmente, y no comen cerdo, mariscos, o algunas de las otras carnes prohibidas. Los Cristianos, por otro lado, piensan que no hay nada de malo con comer estas cosas. Muchos Cristianos (y doctores y nutricionistas también) admitirán que la gente sería mas saludable si ellos siguieran las leyes dietéticas de Dios, y un pequeño número de Cristianos actualmente hacen un esfuerzo para evitar carnes de animales no limpios. Pero la gran mayoría de los Cristianos no ven las leyes dietéticas como mandamientos divinos que deben de ser obedecidos.

Introducción (cont.):

Introducción (cont.) Un sinnúmero de argumentos han sido usados para apoyar la posición Cristiana. Probablemente el argumento mas antiguo es derivado del segundo siglo de la Epístola de Barnabas. El escritor espiritualiza las leyes dietéticas, y dice que los animales no limpios representan diferentes tipos de conducta los cuales el Cristiano debe de evitar. Mientras hay un argumento legítimo aquí (los Cristianos no deben comportarse como cerdos, etc.), la analogía falla al probar que Dios no quiere que su pueblo tome los mandamientos literalmente y se abstenga de estas carnes.

Introducción (cont.):

Introducción (cont.) Claro que el argumento mas común en contra de las leyes dietéticas es el reclamo de que Dios las abolió en el Nuevo Testamento. Este reclamo es amenudo asociado con la idea de que originalemente Dios dio las leyes dietéticas porque las personas no tenían la forma de refrigerar alimentos en la época del Antiguo Testamento. Tengo noticias para usted. La gente tampoco tenían forma de refrigerarlos en la época del Nuevo Testamento. Si los mandamientos dietéticos hubiesen tenido que ver con la ausencia de refrigeración de las carnes, él no los hubiese “abolido” hasta hace cerca de cien años cuando la refrigeración fue inventada.

Análisis:

Análisis Hay seis pasajes del Nuevo Testamento que pueden dar la impresión de que Dios, verdaderamente, abolió los mandamientos dietéticos que Él estableció en el Viejo Testamento. Sin embargo, un vistazo cercano de estos pasajes revela que realmente no prueban tal cosa. La única manera que una persona puede usar cualquiera de estos pasajes para “probar” el anulamiento de las leyes dietéticas es: Ignorando el contexto del pasaje; Ignorando el trasfondo histórico del pasaje; Ignorando lo que el resto de la Biblia dice del tema; Ignorando las implicaciones y conclusiones lógicas de esta posición teológica.

Antes de mirar los seis pasajes del Nuevo Testamento, consideremos dos preguntas importantes::

Antes de mirar los seis pasajes del Nuevo Testamento, consideremos dos preguntas importantes: ¿Fueron las leyes dietéticas, como están escritas en la Biblia, tradiciones hechas por los hombres, o mandamientos de Dios? Los creyentes en la Biblia deben admitir que estos eran mandamientos que Dios esperaba que su pueblo obedeciera. ¿El Hijo de Dios enseñó a sus discípulos a desobedecer los mandamientos de Dios? Algunos pensarán que ésta es una pregunta ridícula, sin embargo esto es exactamente lo que algunos Cristianos realmente creen que Yeshúa hizo en Mateo 15 , el primer pasaje que vamos a mirar.

Mateo 15:11, 17:

Mateo 15:11, 17 Mateo 15:11 RV60 No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre. Mateo 15:17 RV60 (17) ¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre, y es echado en la letrina?

Mateo 15:11, 17 (cont.):

Mateo 15:11, 17 (cont.) Muchos Cristianos sinceros creen que Yeshúa abolió las leyes dietéticas del Viejo Testamento cuando Él hizo estas declaraciones. Esta idea tiene aun más apoyo en traducciones modernas del pasaje paralelo en Marcos 7:19 , donde la Reina Valera 1960 añade, “ Esto decía, haciendo limpios todos los alimentos .” Lo que muchos no saben es que esta declaración no existe en el Textus Receptus , el “Texto Recibido” que fue aceptado por la Iglesia como el único texto autoritativo griego del Nuevo Testamento hasta hace cerca de cien años. Estas palabras obviamente fueron un comentario que algún escriba escribió en el margen del texto. Los escribas mas tarde, accidentalmente o deliberadamente, incorporaron comentarios al margen del texto mismo, así que esta declaración aparece solamente en los textos corruptos. Pero no aparece en el Textus Receptus, así que la versión del Oso (Reina 1569) no dice nada acerca de “ declarar limpio todos los alimentos ”

Mateo 15:11, 17 (cont.):

Mateo 15:11, 17 (cont.) Examinemos este pasaje, para ver si Yeshúa realmente estaba declarando todos los alimentos limpios. Si miramos los versos anteriores, vemos a Yeshúa reprendiendo a los escribas y fariseos por desobedecer los mandamientos de Dios. “¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición?” ( Mt. 15:3 ). El les contesta, “ Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición .” ( Mr. 7:9 ) Después de hacer declaraciones como estas, ¿supondremos que Yeshúa los desobedeció para declarar todos los alimentos que Dios ha prohibido como limpios? Esto haría de él un hipócrita, o estúpido o ambos. ¡Estas son cosas que yo no diría de Él! Sin embargo es exactamente lo que la posición Cristiana lo hace ser.

Mateo 15:11, 17 (cont.):

Mateo 15:11, 17 (cont.) El significado real de las palabras de Yeshúa puede ser clarificado mirando el contexto. La controversia de este capítulo no era si el puerco es kosher o no. La controversia fue iniciada cuando los escribas y fariseos criticaron a los discípulos de Yeshúa por comer con las manos sucias. Los fariseos creían que Shibia , un espíritu maligno, se pegaba en las manos por la noche y este espíritu tenía que ser sacado antes de comer (Gake Reference Bible, 42, fn,r). Las creencias judías acerca del lavamiento de las manos estaban establecidas en el Talmud.

Mateo 15:11, 17 (cont.):

Mateo 15:11, 17 (cont.) “Una persona que desprecia lavarse las manos antes de comer debe ser excomunicada.” ( Ber. 47b) “Quien quiera que coma pan sin lavarse las manos primeramente es considerado haber pecado con una ramera.” (Sot 4b) “Quien quiera que haga algo liviano acerca del lavamiento de las manos será cortado del mundo” (Sot 4b) “Quien quiera que coma pan sin fregarse las manos es considerado haber comido pan inmundo.” (Sot 4b)

Mateo 15:11, 17 (cont.):

Mateo 15:11, 17 (cont.) Todas estas creencias son encontradas en las tradiciones de los hombres y no en los mandamientos de Dios. Cuando Yeshúa hizo la declaración que parecer ser “declarando todos los alimentos limpios”, él simplemente estaba diciendo que el alimento kosher no se convierte en alimento no kosher si es comido con las manos sucias. Él simplemente estaba en desacuerdo con la tradición que decía, “quien quiera que coma pan sin fregarse las manos es considerado haber comido pan inmundo.” Su declaración final hace claro que éste era el planteamiento que Él estaba haciendo. “ pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre. ” (Mt. 15:20)

Mateo 15:11, 17 (cont.):

Mateo 15:11, 17 (cont.) El problema en cuestión no era si el cerdo o el marisco es kosher o no. Dios ha hecho esto claro en la Torá. El problema en cuestión era si comer alimentos kosher con las manos sucias los convertía en alimentos no kosher. La única forma de decir que Él “declaró todos los alimentos limpios” es decir que Él declaró que todos los alimentos kosher son limpios aún si son comidos con las manos sucias. Yeshúa, un judío observante de la Torá, no hubiera considerado el cerdo o el marisco como comida.

Hechos 10:

Hechos 10 Hechos 10:11-14 RV60 (11) y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra; (12) en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo. (13) Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come. (14) Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás.

Hechos 10 (cont.):

Hechos 10 (cont.) Esto ocurrió muchos años después de la crucificción y resurrección. Si Yeshúa “declaró todos los alimentos como limpios” varios años antes, ¡ciertamente Pedro no sabía nada acerca de esto! Todavia muchos Cristianos creen que Dios envió la visión para decirle a Pedro que él habia “cambiado de parecer” acerca de las leyes dietéticas, y las habia abolido. Sin embargo, el contexto demuestra que la visión no tiene nada que ver con un cambio en las leyes dietéticas de Dios.

Hechos 10 (cont.):

Hechos 10 (cont.) El mensaje de la visión fue que Dios estaba declarando limpios a los gentiles atravéz de la fe en el Mesías, y Dios quizo que estos gentiles fueran parte del cuerpo del Mesías, un cuerpo que en este tiempo solamente consistía de los judios nativos y prosélitos quienes habían hecho una conversión formal y completa al judaísmo. Los animales inmundos en la visión del gran lienzo eran las naciones gentiles. Esta clase de simbolismo no debió ser inusual a Pedro, un judío quien era familiar con las Escrituras. En los escritos de los profetas, las naciones gentiles son simbolizadas por animales inmundos tales como el águila, el león, el oso, y el leopardo. (véase Ezequiel 17 y Daniel 7 )

Hechos 10 (cont.):

Hechos 10 (cont.) Para entender apropiadamente la visión que tuvo Pedro debemos colocarnos en los zapatos de éste. Así como el Mesías que él siguió, Pedro era un hombre observante de la Torá. Él sabía que Dios había claramente mandado a su pueblo no comer ciertos animales. Por esto él dijo “ Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás.” Para ponerse en los zapatos de Pedro, imagínese que usted, un Cristiano nacido de nuevo, cae en un trance y ve un gran lienzo bajar del cielo. El lienzo esta lleno de mujeres desnudas. Usted escucha una voz que se dirige a usted por su nombre y le dice. “¡Levántate, toma una y comete adulterio!” Como Pedro, usted se sorprenderá por semejante visión, porque usted sabe que las Escrituras claramente prohiben tal acto.

Hechos 10 (cont.):

Hechos 10 (cont.) La única conclusión que usted podrá hacer de dicha visión es: La visión es del diablo. Es del Señor, pero ciertamente no puede tomarse literalmente. Cuando los mensajeros de Cornelio llegaron, Pedro comprendió que la visión era verdaderamente del Señor. El hecho de que estos hombres eran gentiles indujo a Pedro a entender el significado correcto de la visión. “ pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo;” ( Hechos 10:28 ) La explicación de Pedro hace ver claramente que la visión era para interpretarse en sentido alegórico y no literal. Era para no llamar inmundo a ningún hombre.

Hechos 10 (cont.):

Hechos 10 (cont.) Pedro fue inteligente en saber que Dios no lo mandó a hacer algo que las Escrituras claramente prohiben. Pedro entendió que la visión no tenía nada que ver con un cambio en las leyes dietéticas; fue una forma de Dios mostrarle a Pedro su intención de injertar los gentiles dentro de la ciudadanía de Israel atravéz de la fe en el Mesías de Israel que era el lienzo blanco que los purificaría. Y aquellos injertados a Israel deben obedecer los mandamientos que Dios dió a Israel.

Colosenses 2:16:

Colosenses 2:16 Colosenses 2:16 RV60 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, ¿Significa esto que los Cristianos están absolutamente libres de cualquier restricción dietética? Si fuere el caso, entonces yo podría ser glotón y borrachón. ¡Pero esto está condenado en otros pasajes de la Biblia! Usted diría. Cierto. Comer carne de animales inmundos está condenado en otros pasajes de la Biblia también.

Colosenses 2:16 (cont.):

Colosenses 2:16 (cont.) Como en otros pasajes del Nuevo Testamento, solo tenemos que mirar el contexto de esta declaración para entender su significado. Versos 13-14 nos dicen que hemos sidos perdonados porque “el certificado de deuda” había sido borrado. Este “certificado de deuda” no es la Torá de Dios. Esto es el jeirógrafon . Esta palabra es usada una sola vez en el Nuevo Testamento. Es un término legal usado en los escritos extra-Bíblicos griegos, y significa “certificado de endeudamiento”. En este contexto, significa que el acta de nuestros pecados ha sido eliminado de la corte de Dios.

Colosenses 2:16 (cont.):

Colosenses 2:16 (cont.) Porque el Mesías murió por nuestros pecados, este acta de nuestras transgreciones es una evidencia inadmisible en la Corte de los Cielos. Por el trabajo de nuestro abogado, Yeshúa, hemos triunfado sobre nuestro acusador ( verso 15 ). Es por esta razón que nosotros no debemos dejar que ningún hombre nos juzgue. ” Por tanto, nadie os juzgue…” La palabra “por tanto” señala los versos previos que hemos discutido.

Colosenses 2:16 (cont.):

Colosenses 2:16 (cont.) Una forma que podemos parafrasear esto es: Usted ha sido perdonado ( v.13 ) El acta de sus pecados ha sido removida de la Corte de Dios por medio del trabajo de su abogado, Yeshúa ( v.14 ) Él triunfó sobre tu acusador, el diablo, para que puedas ser victorioso sobre el pecado. ( v.15 ) Por esta razón [“ por tanto ”], no des la oportunidad a nadie de condenarte [“ nadie os juzgue ”] en comidas, o en bebidas, o días festivos, o de luna nueva, o día de reposo. En otras palabras, atravéz del Mesías usted tiene el poder de obedecer los mandamientos de Dios que regulan estas cosas.

Colosenses 2:16 (cont.):

Colosenses 2:16 (cont.) Por lo tanto camine en obediencia para que ningún hombre pueda condenarlo por no obedecer los mandamientos de Dios concerniente a comidas, bebidas, días festivos, de luna nueva y reposo. Estas cosas son importantes porque ellas son sombras [no “eran” sombras] de cosas que han de venir [no “de cosas que ya vinieron”] ( v.17 ) El párrafo anterior afirma las leyes dietéticas en vez de abolirlas. Aún si alguien quiere interpretar Col. 2:16 para decir “no te preocupes por las leyes dietéticas”, el contexto nos fuerza a entender esto como “no te preocupes acerca de las regulaciones hechas por el hombre concerniente a las comidas y bebidas.” El pasaje entero está lidiando con regulaciones hechas por el hombre de origen humano.

Colosenses 2:16 (cont.):

Colosenses 2:16 (cont.) “Y esto lo digo para que nadie os engañe con palabras persuasivas.” ( v. 2:4 ) “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres,” ( v. 2:8 ) “Por tanto, nadie os juzgue” ( v. 2:16 ) “Nadie os prive…” ( v. 2:18 ) “¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos tales como” ( v. 2:20-22 )

Colosenses 2:16 (cont.):

Colosenses 2:16 (cont.) La versión NIV (New International Version) reconoce que estos versos están hablando, no acerca de los mandamientos de Dios, sino acerca de las regulaciones hechas por los hombres: la NIV titula esta sección “Freedom from Human Regulations Through Life in Christ– Libertad de regulaciones humanas atravez de una vida con Cristo.” Pablo estaba lidiando con maestros que estaban imponiendo regulaciones hechas por los hombres como un medio de obtener espiritualidad. Pablo no estaba diciendo que las leyes de la Torá de Dios no eran importantes. La palabra ley ni siquiera aparece en la carta a los Colosenses.

1 Timoteo 4:1-5:

1 Timoteo 4:1-5 1 Timoteo 4:1-5 RV60 (1) Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; (2) por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, (3) prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. (4) Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias; (5) porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.

1 Timoteo 4:1-5 (cont.):

1 Timoteo 4:1-5 (cont.) ¿Está este pasaje diciendo que podemos desechar los mandamientos de Dios que prohiben comer animales inmundos? Podemos llegar a tal conclusión si ignoramos dos frases que califican y limitan el significado de “ todo lo que Dios creó.” La primera frase calificadora es “ que Dios creó para que con acción de gracias participasen [creó como alimento, creado para ser consumido como alimento].” ¿Cúales criaturas Dios creó para ser consumidos como alimento? ¿Creó Dios el cerdo, los mariscos, las ratas, los gusanos, los lagartos, los murciélagos y los topos para ser consumidos como alimentos? Obviamente la frase “ todo lo que Dios creó ” significa “todo lo que Dios creó para ser consumido como alimento.”

1 Timoteo 4:1-5 (cont.):

1 Timoteo 4:1-5 (cont.) ¿Cómo sabemos que criaturas fueron creadas para ser consumidas como alimento? La contestación a esa pregunta se encuentra en la segunda frase calificadora, “ porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado .” ¿Dónde la palabra de Dios nos dice cuales animales son santificados y apartados para ser consumidos como alimento? En Levíticos 11 y Deuteronomio 14 , los capítulos que dan las leyes dietéticas.

1 Timoteo 4:1-5 (cont.):

1 Timoteo 4:1-5 (cont.) Si decimos que “todo lo que Dios creó” no está limitado y calificado por las frases “ que Dios creó para que con acción de gracias participasen ” y “ porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado ” entonces tenemos un problema, porque la carne de algunos animales es venenosa y matarían a una persona. Estas criaturas obviamente no son para ser consumidas como alimento. Palabras tales como “todo” están limitadas en su significado. En esta misma epístola Pablo le dice a Timoteo que “que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” (v. 6:17). ¿Significa “que nos da todas las cosas” en un sentido ilimitado? ¿Nos da Dios revistas pornográficas para disfrutarlas? ¿Nos da la esposa de nuestro vecino para disfrutarla? ¿Nos da la heroina, cocaina, y la marijuana para disfrutarlas?

1 Timoteo 4:1-5 (cont.):

1 Timoteo 4:1-5 (cont.) Obviamente “ todas las cosas ” no incluye estas cosas la cuales Dios ha prohibido, o que son mortíferas. De la misma forma, “ todo lo que Dios creó ” no incluye los animales que Dios ha prohibido para su consumo. Vemos un uso similar de “todo” en Génesis 1:29 , donde Dios le dice a Adam, “ He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.” ¿Significa esto que todas las plantas son comestibles? ¿Qué acerca de la cicuta, la hiedra venenosa, y la marijuana?

1 Timoteo 4:1-5 (cont.):

1 Timoteo 4:1-5 (cont.) La posición Cristiana declara que no hay restricciones de lo que podemos comer. Pero los Cristianos no piensan en las implicaciones lógicas de esta posición teológica. Si no hay restricciones, entonces no podemos criticar a las personas que comen pastelillos de marijuana. No podemos criticar a los glotones y los borrachos. No podemos criticar a los caníbales, porque el hombre también es una de las criaturas de Dios.

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27:

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 “comed lo que os pongan delante;” ( Lucas 10:8 ) “de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia.” ( 1Cor. 10:27 ) ¿Dijo Yeshúa que cuando fuesemos invitados debemos comer todo los que el anfitrión nos ofrezca, aún si la comida está prohibida en la Torá de Dios? ¿Dijo Pablo que no debemos preguntar si la carne proviene o no de un animal inmundo?

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.):

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.) Hay algunas cosas que debemos considerar. Miremos Lucas 10:8 primero. Yeshúa dijo esas palabras cuando envió a los setenta. Estos eran 70 judíos observantes de la Torá quienes seguían a un rabí judío observante de la Torá. El Rabí Yeshúa dijo a sus discípulos. “ Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel.” ( Mat 10:5-6 ). Es obvio por esta declaración que los discípulos serían alojados en casas de judíos observantes de la Torá, donde las leyes kosher son guardadas. Es ridículo suponer que a los discípulos le ofrecerían cerdo en una de estas casas judías. Aún si esto hubiese sido una posibilidad, ellos hubieran tenido suficiente entendimiento para saber lo que su Maestro les dijo, “comed lo que os pongan delante”. Él simplemente quiso decir estar satisfechos con la comida que su anfitrión les ofreciese.

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.):

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.) La declaración de Pablo en 1 Corintios es muy similar a la de Yeshúa, pero el contexto es bastante diferente. Pablo está lidiando con la pregunta acerca de comidas ofrecidas a los ídolos. El Nuevo Testamento enseña que está prohibido para los Cristianos comer comidas ofrecidas a los ídolos. Cuatro veces esta escrito esto en Hechos 15:20, 21:25; Apoc 2:14, 20 . En la superficie, la enseñanza de Pablo en 1 Cor. 8 parece contradecir estos versos en Hechos y Apocalipsis. Pero Pablo clarifica el asunto en 1 Cor. 10 , cuando él escribe que “ lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios. No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios .” ( v. 21-22 )

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.):

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.) El problema que los Corintios estaban encarando era este; ellos no querían comer carne que había sido ofrecida a los ídolos. A veces la carne vendida en los mercados públicos provenía de animales que habían sido sacrificados a los ídolos. Sería difícil sino imposible saber si un corte de res provenía de una res que había sido ofrecida a ídolos. ¿Deberían los Cristianos de Corinto comprar carne en el mercado público, sin saber si esta había sido o no ofrecida a los ídolos? Pablo contestó esta pregunta: “ De todo lo que se vende en la carnicería, comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia ;” ( 1Cor. 10:25 ) Aparentemente, Pablo daba a entender a los Corintios que una persona era culpable de comer carne ofrecida a los ídolos solamente si sabía que la carne había sido ofrecida a un ídolo.

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.):

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.) Si un anfitrión te ofreciera carne y dijese, “Esto fue ofrecido en sacrificio a los ídolos,” Pablo dice que el Cristiano “no debe de comerla.” ( v. 10:28 ) Pero si el anfitrión no dice nada, entonces el Cristiano es libre de comer la carne. Es en este contexto que Pablo escribe “ de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia .” ( v. 10:27 ). En otra palabras, no preguntes si la carne ha sido ofrecida a los ídolos. Sin embargo, esto no significa que no debemos preguntar que clase de animal la carne es.

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.):

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.) Muchos Cristianos sinceros creen que las instrucciones de Yeshúa y Pablo de “comer de lo que les ofrezcan” significa que un misionero no debe rehusar la comida que un anfitrión le ofrezca, aún si la carne es de un animal inmundo. Rehusarse a la comida podría insultar al anfitrión e impedir que acepte el evangelio. Otra vez, los Cristianos no piensan en las implicaciones lógicas y la conclusión de esta posición. Si es permitible (y actualmente preferible) concientemente desobedecer las leyes dietéticas de Dios para evitar ofender al anfitrión, entonces ¿por qué no es permitible (o preferible) desobedecer otras leyes divinas para evitar ofender al anfitrión? En algunas culturas un hombre muestra su hospitalidad permitiendo que su invitado duerma con la esposa del anfitrión. Si el invitado se rehusa, esto es considerado un gran insulto para el anfitrión y su esposa.

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.):

Lucas 10:8 y 1 Corintios 10:27 (cont.) En otras culturas es un insulto si el invitado se rehusa a emborracharse con el anfitrión. En la cultura de la droga es un insulto rehusarse a drogarse con el anfitrión. Nuestra tranquila y humilde obediencia a los mandamientos de Dios a veces ofenderán a personas que son ignorantes de los mandamientos de Dios. Ofender a las personas es uno de los efectos secundarios de la obediencia a Dios.

Isaías 65 y 66:

Isaías 65 y 66 Isaías 65:2-3 RV60 (2) Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde, el cual anda por camino no bueno, en pos de sus pensamientos; pueblo que en mi rostro me provoca de continuo a ira, sacrificando en huertos, y quemando incienso sobre ladrillos; Una de las razones por las cuales provocan a ira al Señor es dada en el siguiente pasaje, “ que se quedan en los sepulcros, y en lugares escondidos pasan la noche; que comen carne de cerdo, y en sus ollas hay caldo de cosas inmundas ;” ( v. 4 )

Isaías 65 y 66 (cont.):

Isaías 65 y 66 (cont.) Pero alguno objetará diciendo “¡pero eso no es hablando de los gentiles! ¡Ese verso está hablando de Israel! Pablo dice eso en Romanos 10 .” Cierto. Y en Romanos 11 , el próximo capítulo, Pablo dice que los gentiles quienes creen en el Mesías son injertados dentro de Israel. También dice que los gentiles son hechos conciudadanos de Israel ( Efesios 2:12 ). El contexto de la profecía de Isaías es después que los gentiles han sido injertados y hechos parte de Israel. Por lo tanto estas palabras no son dirijidas solamente a los judíos. Ellas están también dirigidas a los Cristianos no judíos viviendo bajo el Nuevo Pacto, porque estos Cristianos son injertados a Israel.

Isaías 65 y 66 (cont.):

Isaías 65 y 66 (cont.) Antes que los nuevos cielos y la nueva tierra sean establecidas, Yahweh declara que Él consumirá a estas personas quienes “ comen carne de cerdo y abominación y ratón ,” ( Isaías 66:17 ). El contexto de esta profecía es al final de la era, antes de que los cielos nuevos y la tierra nueva sean establecidos. Esto nos dice que en este tiempo de la historia, el Señor espera que su pueblo obedezca sus leyes dietéticas. No presumiré a especular en la postura o la fé de los Cristianos quienes conscientemente desechan los mandamientos de Dios concernientes a las carnes y animales inmundos. Dios es misericordioso, y creo que perdona a su pueblo cuando ellos yerran en ignorancia, cuando ellos honestamente no saben mejor que esto. Claro que existe una diferencia entre ignorancia voluntaria e ignorancia inocente.

Conclusión:

Conclusión Creo que antes que el Señor destruya a estos que “ comen carne de cerdo y abominación y ratón ,” ( Isaías 66:17 ) Él hará claro a aquellos quienes verdaderamente lo aman que las leyes dietéticas aún son válidas y son para nuestro bienestar y salud. Es mi oración que este artículo será instrumental en ayudar a abrir los ojos de aquellos quienes verdaderamente lo aman.

Fuente:

Fuente Escrito por Daniel Botkin, Litt. D. Este artículo es de la edición de noviembre/diciembre 1997, de la publicación gratis bi-mensual del Sr. Botkin, “Gates of Eden – Puertas del Paraíso”, PO Box 2257, East Peoria, IL 61611-0257 http://www.giveshare.org/Health/dietarylaws.html

Slide 48:

Porque la ley de Moisés se viene enseñando en las sinagogas de cada ciudad todos los días de descanso desde hace muchos años". ( Hechos 15:21 PDT )

authorStream Live Help