T1G10 DEUDA ECOLOGICA

Views:
 
Category: Education
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

slide 1:

MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO SECRETARIA MUNICIPAL DE EDUCACION COLEGIO DEPARTAMENTAL CATUMARE “COMPROMETIDOS CON EL DESARROLLO DE LA CALIDAD HUMANA” TALLER 1 DE ETICA AMBIENTAL GRADO Décimo CUARTO PERIODO 2016 La Deuda Ecológica y la miseria suramericana “Es América Latina la región de las venas abiertas. Desde el descubrimiento hasta nuestros días todo se ha transmutado siempre en capital europeo o más tarde norteamericano y como tal se ha acumulado y se acumula en los lejanos centros de poder. Todo: la tierra sus frutos y sus profundidades ricas en minerales los hombres mujeres y su capacidad de trabajo y de consumo los recursos naturales y los recursos humanos”. Eduardo Galeano Las venas abiertas de América Latina. 1971 A través de la historia los países de América Latina -lo mismo podríamos decir de otros continentes como África- han sido objeto del despojo constante de sus recursos naturales generando de esta manera una deuda ecológica inmensa para los países industrializados responsables de este saqueo social y ecológico sustentado en modos de producción destructivos y contaminantes. Desde la Colonia se expresa como un usufructo de la naturaleza y si bien las dinámicas han cambiado hoy en día sigue siendo en últimas expropiación y expoliación de la naturaleza y fuerza de trabajo en el marco de un comercio ecológicamente desigual. Comercio en el cual los responsables no han querido incorporar las externalidades a los costos de producción dejando un amplísimo pasivo ambiental. En todo caso la cuestión es más grave que internalizar estas externalidades en el mercado. Es precisamente en el contexto de un modelo de desarrollo expansionista basado en la liberalización mercantil el consumismo la especulación financiera y la dependencia de la naturaleza para acumular riqueza y no para vivir promoviendo consumos exosomáticos de energía absurdos que se evidencian las insuperables contradicciones entre mercado y naturaleza y la insostenibilidad del sistema capitalista 10 . La deuda ecológica es hoy en día producto de las herramientas del mercado que imponen condiciones y modelos de producción. La globalización del mercado impuesta por vías legales e ilegales ha llevado a los países del tercer mundo a asumir modelos impropios y a financiar su “progreso” a través de préstamos externos. Los petrodólares impulsaron la concesión de préstamos a mediados de la década de los 70 del siglo pasado teniendo como resultado la explosión de la crisis de la deuda a inicios de la década de los 80. Los planes de estabilización y ajuste estructural impuestos por el FMI y el Banco Mundial tuvieron como consecuencia la liberación de acceso a los recursos. Este proceso de liberalización de la economía se impuso a los países deudores para ofrecerles “oportunidades” para pagar la deuda. Como consecuencia de esto se incrementaron las exportaciones se iniciaron planes de desarrollos viales urbanos y rurales y se intensificaron los niveles de explotación de recursos naturales. Como consecuencia de esto una deuda ecológica crítica. Al interior se generaron así mismo por medio de los bancos formas de despojo entre sectores opulentos y poblaciones con economías tradicionales todo esto funcional al proceso de globalización que permite el control de los recursos a la empresas transnacionales subordinado la soberanía de los pueblos a los interés del capital destruyendo las bases de subsistencia amenazando la sustentabilidad de las regiones. La deuda externa es una deuda ilegítima impuesta en condiciones de desigualdad que subordina la vida a los intereses de los ricos y poderosos y propaga la miseria deteriorando el sistema natural y sociales de nuestros territorios. Como dice la alianza de los pueblos del sur acreedores de la deuda ecológica: ¡no somos deudores ¡Somos acreedores de una deuda histórica social y ecológica En Colombia no existe una obra muy extensa sobre este tema. Sin embargo sí hay trabajos e iniciativas que vale la pena mencionar. Mario Pérez profesor de la Universidad del Valle realizó una investigación muy juiciosa sobre la deuda ambiental y social para el caso del Valle del Cuaca y los corteros de caña: “Deuda social y ambiental del negocio cañicultor en Colombia”. La industria de la caña de azúcar que ha recibido subsidios gubernamentales ha incrementado los niveles de producción a ritmos

slide 2:

MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO SECRETARIA MUNICIPAL DE EDUCACION COLEGIO DEPARTAMENTAL CATUMARE “COMPROMETIDOS CON EL DESARROLLO DE LA CALIDAD HUMANA” TALLER 1 DE ETICA AMBIENTAL GRADO Décimo CUARTO PERIODO 2016 verdaderamente a alarmantes para la obtención de agro-combustibles. Se disminuyen las condiciones salariales y se incrementa en palabras de Mario Pérez “la explotación de los recursos naturales y los impactos ambientales de sus procesos productivos que no son incluidos en los costos de producción y se trasladan al resto de la sociedad y de los ecosistemas a través del uso y contaminación del agua y del suelo la contaminación atmosférica por la quema de la caña y otros efectos perversos sobre el ambiente y la salud pública” Pérez y Álvarez 2001. Y si bien es un análisis desde un enfoque de economía ambiental que no llama la atención sobre el modelo productivo ya que insiste mucho en la internalización de las externalidades por el mercado si avanza en un conceptualización de un problema pocas veces asumido en el ejercicio de reconocer la deuda que tiene ciertos sectores en relación a los recursos naturales y los servicios ambientales. La ecología política es una ecología contextualizada. Si bien son muchos los enfoques los cuales insisten en temas como los cambios ambientales la economía política o las causas sociales de la degradación ambiental si es claro que los paradigmas tradicionales de la epistemología son revaluados por la ecología política al interrogar “la condición del ser en el vacío de sentido y la falta de referentes generada por el dominio de lo virtual sobre lo real y lo simbólico” Leff 2003. La ecología en contexto articulada a los fenómenos sociales y en el marco de conflicto políticos vinculados con el mundo material tiene necesariamente que asumir la distribución ecológica en un mundo globalizado es decir de las disputas entre diversos actores en relación a sus ecosistemas Pengue 2009. Ahora bien ¿cómo se reparten esos impactos ambientales ¿A qué interés responden ¿Cuáles son las causas éticas de la degradación ambiental Y en un sentido más institucional ¿Cómo se determina desde las políticas internacionales como el FMI la distribución de la riqueza de la pobreza y de la degradación ambiental Los partidos verdes también han sido un elemento importante en la proliferación de discursos ambientalistas en el juego electoral. La ecología política es un campo prolífico que involucra muchas disciplinas entre ellas a la economía ecológica. En los últimos años los movimientos sociales han empezado a prestarle mucha más atención a las cuestiones ambientales. De hecho muchas de las reivindicaciones por las cuales luchan están en el marco de estructuras jurídicas como Constituciones Nacionales desde las cuales le apuestan al reconocimiento de los territorios y al respecto al derecho a un “medio ambiente sano” en el marco de una intromisión multinacional que atenta contra la soberanía y amenaza las fuentes de alimentación de las poblaciones. Numerosas organizaciones le apuestan a la politización de los impactos ambientales y a poner en práctica acciones jurídicas y de movilización social para denunciar e impedir daños ambientales y sociales irreversibles desde la promoción de nuevos valores éticos. Las comunidades se organizan para defender su territorio y su entorno natural y enfocar su accionar en la agricultura en la búsqueda de alternativas sustentables y en la reivindicación del conocimiento ecológico ancestral. Las luchas sociales de los movimientos campesinos indígenas entre otros son cada vez más conscientes de las injustas distribuciones ecológicas incluyendo en sus agendas políticas la lucha contra la degradación ambiental. Sin embargo algunos movimientos sociales más alineados a la democracia representativa que a la directa y los llamados “partidos verdes” tienden a jugar muchas veces a las dinámicas del sistema apostándole a una iniciativa “verde” que como fachada pretende vender el discurso de lo “eco” como estrategia mediática para fines oportunistas electorales y/o económicos. Para el caso de una instancia tan importante como lo es el Foro Social Mundial y su insistente trabajo por “otro mundo posible” el desarrollo crítico en relación al trabajo ambiental y la inclusión en la agenda global por un mundo sustentable es evidente. En el Foro Social Mundial de 2007 en Nairobi se dio un paso importante para la creación del Global Young Greens considerada como «una red mundial de jóvenes

slide 3:

MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO SECRETARIA MUNICIPAL DE EDUCACION COLEGIO DEPARTAMENTAL CATUMARE “COMPROMETIDOS CON EL DESARROLLO DE LA CALIDAD HUMANA” TALLER 1 DE ETICA AMBIENTAL GRADO Décimo CUARTO PERIODO 2016 activistas y organizaciones juveniles verdes» Marcellesi 2000. La crisis económica el recorte de gastos sociales y las privatizaciones responden a modelos de modernización neoliberales que inciden negativamente en la naturaleza y la sociedad de ahí que la coordinación y organización de movimientos sociales en espacios como el FSM son importantes en tanto sea el movimiento social el gestor de decisiones. Los partidos verdes que buscan pintar de verde al capitalismo tienden a distorsionar al movimiento social como ha sido en algunos casos la experiencia del FSM adhiriéndose a la institucionalidad y obscureciendo a través de un “discurso de desarrollo sostenible” los problemas. En Colombia el partido verde es como se señaló una fachada funcional al sistema de explotación en el cual el movimiento social que incluye la lucha por la naturaleza no puede más que desconfiar. Mucho de esto se debe a la crisis epistemológica de los movimientos que han abrazado banderas ecologistas. La falta de claridades de nociones y de principios ha generado muchos malentendidos así como la cooptación del sistema capitalista de la “preocupación por la naturaleza”. Conservation International por ejemplo busca garantizar corredores biológicos recursos naturales muchas veces desplazando a comunidades indígenas o campesinas. El desconocimiento de las relaciones dialécticas entre sociedad y naturaleza las característica biofísicas del mundo en que vivimos y la adhesión a un modelo económico abstracto representan un peligro. Incluso movimiento anticapitalistas desconocen relaciones necesarias y enfocan su análisis desde unos criterios ambiguos abstractos y monotemáticos. Los “ismos” en el plano del ambientalismo neutralizan la posibilidad de un accionar multicriterial y multidisciplinario que aborde los problemas sociales y ecológicos desde una nueva ética una ética ambiental una ética para sustentabilidad INTEGRANTES CURSO 1 10.03 2 3 FECHA: TALLER AVERIGUE TRES DECRETOS O RESOLUCIONES DE POLITICAS VIGENTES EXISTEN SOBRE EL CUIDADO DEL RECURSO HIDRICO EN COLOMBIA QUE ESTEN VIGENTES Y COMO SE HAN APLICADO EN EL DEPARTAMENTO DEL META Y EN ESPECIAL EN EL MUNICIPIO DE VILLAVICENCIO.

authorStream Live Help