CHIAPAS - TONALA

Views:
 
Category: Entertainment
     
 

Presentation Description

No description available.

Comments

Presentation Transcript

Slide1:

Para avanzar TONALA Tema musical Tonalá Marimba Lira de Oro de Carlos Tejada Letra y Música: Maestro Antonio Gutiérrez Escobar Tonalá, mi lindo Tonalá, tu me viste nacer y reír y llorar. Para ti, nada más para ti, canto yo mi canción, canción del corazón. Son tus noches diluvio de estrellas y luna en el cielo, que acarician con besos de espuma las olas del mar. Para ti, nada más para ti, canto yo mi canción, canción del corazón. Son tus noches diluvio de estrellas y luna en el cielo, que acarician con besos de espuma las olas del mar. Tonalá, mi lindo Tonalá, alma, vida y amor solo se encuentra en ti.

Slide2:

El Madresal en Manuel A. Camacho (Ponteduro) a 74 Km. de Tonalá Boca del Cielo a 36 Km. de Tonalá y 19 de Puerto Arista Puerto Arista a 21 Km. de Tonalá Paredón a 12 Km. de Tonalá Tonalá a 170 Km. de Tuxtla La Encrucijada Tapachula a 2 ½ hrs. de Tonalá y 4 1/2 de Tuxtla Puente Fronterizo Ciudad Hidalgo Barra Zacapulco Tuxtla Chico Izapa a 13 km de Tapachula Puente Fronterizo Talismán Cacahoatán Huixtla Acacoyagua Embarcadero las Garzas Unión Juárez Volcán Tacaná Motozintla Cd. Cuauhtémoc Lagos de Colón a 74 Km. de Comitán Chamíc La Trinitaria Tuxtla Gutiérrez Cañón del Sumidero Sima de las Cotorras a 18 Km. De Tuxtla Chiapa de Corzo a 15 Km. de Tuxtla San Cristóba l a 60 Km. de Tuxtla El Chiflón a 2 Hrs. de Tuxtla y 30 Km. de Comitán Comitán a 150 Km. de Tuxtla Zinacantan a 10 km. de San Cristóbal San Juan Chamula a 10 Km. de San Cristóbal Tenam Puente a 88 Km. de San Cristóbal Ocosingo a 171 Km. de Tuxtla Toniná a 12 Km. de Ocosingo, a 115 Km. de Palenque y a 85 Km. de San Cristóbal Agua Azul a 64 Km. de Palenque y a 240 Km. de Tuxtla Misol-Ha a 25 Km. de Palenque Palenque a 300 Km. de Tuxtla y a 220 Km. de San Cristóbal Parador Sta. María Chinkultic a 56 Km. de Comitán Montebello a 230 Km. de Tuxtla y a 70 Km. de Comitán. La Realidad base del EZLN Las Nubes a 125 Km. de Comitán y 50 Km. de las Guacamayas Lacanhá Bonampak a 125 Km. de Palenque Las Guacamayas a 224 Km. de Comitán Crucero Chahul Reforma Agraria 32 Km. SELVA LACANDONA Yaxchilán a 115 Km. de Palenque Frontera Corozal Jerusalén Gallo Giro Traslado 1 Hr. en lancha Rio Usumacinta desde Frontera Corozal OCEANO PACIFICO Imagen Esteban Zorrilla Amén Puerto Chiapas 3 Amatenango del Valle Hotel Rural Rancho Santa Lucía

Slide3:

Tonalá es uno de los asentamientos más antiguos del Estado de Chiapas, aunque la continuidad histórica no pueda aún establecerse con certeza. A unos kilómetros de la ciudad actual se encuentran las ruinas de Iglesia Vieja, un asentamiento de influencia olmeca, a juzgar por los rasgos negroides de algunas de las esculturas que permanecen en el lugar; o quizás debiera decir, que aún no han sido saqueadas, debido a su tamaño (es el caso de “El Sapodrilo”) o por la dificultad de desenterrarlas completamente. La tardía conquista azteca de la zona en 1486 duró relativamente poco (unos 38 años), pues ya los españoles se habían instalado en 1524 (justamente en febrero de ese año, Pedro de Alvarado derrotó a los indígenas de la sierra del Soconusco y tuvo lugar la conquista de Cuscatlán, en lo que hoy es El Salvador, de acuerdo al Memorial de Sololá. La región, sin embargo, retiene gran parte de su toponimia náhuatl. Una de las edificaciones españolas más antiguas en la actual Tonalá es la iglesia consagrada a San Francisco de Asís, erigida en el curso del siglo XVIII; presumiblemente inaugurada el 22 de octubre de 1794. Durante la época de la guerra de independencia, las Cortes españolas, desde la Isla de León (separada de Cádiz por el Río Sancti Petri), otorgan a Tonalá el rango de Villa, “debido a la ayuda proporcionada”, el 1º de Noviembre de 1813.

Slide4:

El puerto de Tonalá (que se había abierto el 29 de octubre de 1813) toma parte en la decisión chiapaneca de separarse de España y anexarse a México. De esas mismas fechas es el decreto de las Cortes por el que se le da libertad de derechos por diez años, fechado, también, en Isla de León, el 7 de Noviembre de 1813. Durante su cuarta campaña (1813-1815), el generalísimo José María Morelos y Pavón ocupó la ciudad de Oaxaca. Morelos destacó entonces a Matamoros para que persiguiera a las tropas realistas enviadas por el Capitán General de Guatemala. El único combate por la independencia nacional de México realizado en territorio chiapaneco, tuvo lugar justamente en Tonalá: las tropas (con muchos tehuanos) de Don Mariano Matamoros alcanzaron a las del realista Manuel Dambrini, y las deshicieron en la “Batalla de la Chincúa”, el 19 de abril de 1813. Tonalá, al igual que otras poblaciones de Chiapas, tiene un Acta de Independencia firmada “Por el S. Alcalde José María Esquinca, Secretario”, el 20 de septiembre 1821. La Regencia del Imperio Mexicano decretó la incorporación de Chiapas a México, el 22 de enero 1822. Pero Iturbide abdicó en marzo de 1823... En esos años cruciales, cuando Chiapas decidió que más valía ser “cola de león, que cabeza de ratón”, Tonalá fue uno de los seguidores del Plan Chiapas Libre, del 26 de Octubre de 1823.[6] Por menos de un año, Chiapas fue una “nación independiente”; aunque... corrió la suerte de ser “incorporado” a Guatemala el 18 de agosto 1824. Ulteriormente, un escrutinio llevado a cabo el 12 de septiembre de 1824, dejó claro que Chiapas quería, a diferencia del resto de Centroamérica, seguir siendo parte de México.

Slide5:

Es igualmente importante recalcar que Tonalá tomó parte en la afirmación nacional mexicana frente a Guatemala. Puesto que nuestro vecino centroamericano no aceptara, originalmente, a la Costa como parte del nuevo Estado mexicano de Chiapas, hubieron de llevarse a cabo conflictos que se decidieron a favor de la parte mexicana. Una gran merma demográfica, considerando el pequeño tamaño de la población, fue causada por el Cólera Morbus. Un reporte de la mortandad, entre mediados de enero y febrero 1834, cifra el número de víctimas en 424. El 2 de julio de 1835, Jiquipilas y Cintalapa estaban unidos a la Villa de Tonalá. Es decir la extensión geográfica de Tonalá fue mucho mayor, incluyendo poblaciones no sólo en la franja costera, sino también al otro lado de la Sierra Madre, como estas dos últimas. Sólo el Partido del Soconusco se mantuvo como entidad independiente, desde el 24 de Julio, en que había manifestado su unión a Guatemala, hasta el 11 de Septiembre de 1842. El general Antonio de León, nativo de la ciudad de Huajuapan, Oaxaca, fue el Comandante Militar de Chiapas que logró la incorporación del territorio del Soconusco a México en 1838, asunto saldado con la declaración de unión irrevocable del Distrito del Soconusco al entonces Departamento de Chiapas en 1842, por parte del presidente Antonio López de Santa Anna. Guatemala, por su parte, no reconocería los derechos de México, ni sobre el Soconusco, ni sobre Chiapas, hasta 1883.

Slide6:

De manera que según decreto del 27 de abril 1847, Tonalá es uno de los 10 partidos de que el estado se compone. El año anterior, con fecha 26 Oct 1846, el gobernador del estado, desde San Cristóbal urge a los chiapanecos a auxiliar a los tonaltecos por la destrucción sufrida por fuertes temporales. La Época Porfiriana La época porfiriana significó crecimiento material para la zona. El Archivo Matías Romero consigna, además, la llegada de grupos emigrantes diversos a la zona del Soconusco. El 27 de diciembre de 1870, Tonalá fue elevada al rango de ciudad; al año siguiente existirá el Departamento de Tonalá. El mismo Matías Romero (quien llegara a ser diputado al Congreso de la Unión por el Soconusco y Tapachula en abril 1875) fue gestor en las negociaciones para “desarrollar” la zona, rica en café, azúcar, tabaco y hule; mismas que, si bien no concluyeron en la construcción del Southern Mexican Railroad, sí contribuyeron a que Guatemala fuese aceptando la soberanía mexicana sobre la zona. La compañía Southern Mexican Railroad o Ferrocarril Meridional Mexicano (producto de la fusión de la Mexican Southern Railroad y del Ferrocarril Mexicano Oriental Interoceánico Internacional, el 14 mayo 1883) perdió la concesión el 29 de mayo de 1885, a falta de evidencia de construcción. Lo anterior debido a problemas económicos en EEUU, su país de origen.

Slide7:

Ya en 1886, don Antonio García Cubas reportaba una notable actividad económica en el Puerto de Tonalá. Con el crecimiento económico de la Costa, habitantes del centro del estado de Chiapas y del colindante estado de Oaxaca, vendrán a engrosar el contingente poblacional. Según García Cubas, durante el año fiscal 1885-1886, ingresaron al Puerto de Tonalá mercaderías por un valor de 73, 923.43 pesos, y se exportaron 73, 185 pesos. Según el mismo autor, en el año 1887, diecisiete barcos visitaron el puerto; de los cuales 5 fueron veleros y 12 embarcaciones de vapor. Conviene poner estas cifras en su contexto. En esos años, la mayor parte del comercio exterior marítimo se realiza por el Atlántico, seguido por la Frontera Norte, y sólo en tercer lugar viene el comercio por el litoral del Pacífico. Tonalá viene a representar sólo un modesto 1.77% del valor total del comercio por el Pacífico. Aún así, su importancia es mayor que las de, en orden decreciente: Manzanillo, Salina Cruz, Bahía de Magdalena, Puerto Ángel, Altata, Cabo San Lucas y Todos Santos. Chiapas tenía 241 404 habitantes; su capital, San Cristóbal, 10 500; Tuxtla Gutiérrez, Comitán y Tonalá, 7 000 habitantes cada una; Tapachula 6 000.

Slide8:

Es a fines del siglo XIX cuando se registran las emigraciones que han hecho de la zona un mosaico etnográfico más comentado que estudiado: grupos de chinos, japoneses, canacos, alemanes, árabes, españoles, etc, vienen a avecindarse en una zona de antaño transitada y habitada por distintos pueblos indígenas. En 1890 llegó a Tonalá la primera locomotora. Para 1906, ya se había concluido la ferrovía hasta Tapachula. Tonalá se convertiría así en una gran estación ferroviaria regional. Y existió, también, un “trenecito” que comunicaba a la ciudad de Tonalá con su playa, ramal del Ferrocarril Mexicano del Pacífico Limitado. Don Leopoldo Goût, quien fungió como Cónsul Honorario de Francia en el Puerto de Tonalá era uno de los tres grandes comerciantes del puerto, junto con De Cueto, y M. Rabasa Sucesores. Tonalá tenía también un consulado inglés y uno español.[20] Don Belisario Domínguez fue Senador suplente por el Estado de Chiapas en 1912, y ascendió a propietario por la muerte de Goût. La familia Rabasa se trasladó a Tonalá en 1836. La Era Rabasista de Chiapas va de 1891 a 1911. Emilio Rabasa regresó a la Cd. de México en 1894. Ramón Rabasa fue gobernador del 30 nov 1899 a 1905.

Slide9:

Una revisión de las estadísticas compiladas por el Sr. Stavoli, correspondientes a los años 1889, 1890 y 1891 muestran algo poco conocido: las exportaciones combinadas de los dos puertos chiapanecos Tonalá (hoy Puerto Arista) y San Benito (hoy Puerto Madero) llegan a sobrepasar a las de Acapulco, primer puerto nacional del Pacífico. De Tonalá partía otra pequeña red de comunicaciones fluviales y terrestres. Se podía ir en canoa hasta Mazatán, cerca de Tapachula, por el estero (“El Manguito”) aunque el trayecto duraba 2 ó 3 días, y se dejó de utilizar con la llegada del ferrocarril. A Villa Flores se hacía un día, utilizando el camino que asciende por la margen izquierda del Río Zanatenco. Los barcos que tocaban el Puerto de Tonalá eran de distintas banderas (hubo uno de Dinamarca, por ejemplo). Pero la bandera norteamericana será, progresivamente, la más común entre las extranjeras; enarbolada, comúnmente, por la Pacific Steamship Company. El tren de Puerto Arista estaba proyectado para llegar hasta “La Mesilla” (cerca de Cintalapa), donde existió una fábrica textil, pero la Revolución dio al traste con tales planes. El único trayecto diario del trenecito era hacia la playa, de ida y regreso: paraba en Agua Tendida (en un pozo de agua para la caldera), El Zarzal, El Zancón del algodón, pasaba el puente en Capulín, y llegaba a Puerto Arista, donde una mesa giratoria le daba vuelta. El Puerto estaba y sigue estando sobre mar abierto, sin escollera. Los barcos anclaban detrás de la rompiente de las olas.

Slide10:

Los capitanes conocían en qué épocas del año era más fácil aproximarse a la playa. Desde los barcos, se tendía un cable hasta tierra firme, y mediante esa guía se realizaba el desembarco; todo asistido por un experto nadador; un “boga”. Una rápida hojeada al contenido de las exportaciones chiapanecas nos confirma la naturaleza principalmente agraria de nuestro estado (arroz, índigo, cacao, café, tabaco, cueros, panela o piloncillo, etc). Es de notar la presencia de textiles elaborados en (Cintalapa). El Código Internacional de Señales de 1923 presenta la bandera de registro usada por el Puerto de Tonalá, quizá antes de 1888. Un cuadrado dividido diagonalmente del ángulo inferior izquierdo al superior derecho; la parte superior es color rojo, con un círculo blanco, la parte inferior es amarilla. Por 1923, el nombre de la localidad había cambiado a Puerto Arista, y la bandera también (la mitad superior del cuadrángulo es azul, y la inferior, blanca). La “cabeza del puerto” de Tonalá cambió de nombre de “La Puerta” a “Puerto Arista” en 1892. Todavía pueden verse en el centro de la ciudad, los edificios que antes fueron propiedad de grandes comerciantes de Tonalá. Detrás del palacio municipal, por ejemplo, está el de De Cueto, que después fue utilizado como mercado municipal; y en lo que hoy es el Hotel Galilea, se encontraron, una vez, los de Goût. Los últimos restos, ya muy menguados, de los portales de Tonalá están a punto de desaparecer, víctimas del “progreso” inexorable del cemento moderno, a su alrededor.

Slide11:

Siglo XX El inicio del siglo XX fue catastrófico para Tonalá en términos demográficos. Aunque relativamente alejada del centro del país y su revolución, sí resintió tardíamente sus embates. Aunado a los ataques del famoso “mapache” (revolucionario) Zínar Corzo al puerto de Tonalá, epidemias como el cólera y la influenza española diezmaron la población. Ésta registró cifras negativas, tanto en sus tasas de crecimiento, como en términos absolutos, tal como puede apreciarse en los gráficos correspondientes que se presentan más adelante. El crecimiento demográfico de Chiapas, y el de sus ciudades costeras, difiere mucho del resto del país. Por regla general, nuestro estado ha crecido a una tasa inferior a la nacional, como se puede apreciar en la tabla siguiente; así como se puede apreciar un gran salto,[25] en los años ochenta, que será objeto de nuestra discusión, enseguida. Como puede observarse, Chiapas con una población relativamente pequeña crecía menos que el promedio general del país: dos décimas porcentuales menos que el promedio nacional en el período 1950-60, siete décimas porcentuales menos en el periodo 1960-70, cuatro en 1970-80. Y luego, en 1980-90, de manera extraordinaria, rebasó el promedio nacional por 2.5 %; es decir, Chiapas creció al tremendo[26] ritmo de 4.5 en los años ochenta. Y así, el estado pasó del 11º al 8º lugar entre los estados más poblados del país, sitio que ha mantenido hasta ahora.

Slide12:

Para las cifras municipales es necesario tomar en consideración que, a medida que han ido creciendo, algunos pueblos se han convertido, a su vez, en ciudades; como pasó con Arriaga en 1943 y Pijijiapan en 1961. Al cambiar ellas de status, el municipio de Tonalá pasa a tener “menos” habitantes, puesto que esas partes ya no se contabilizan de la misma manera. Lo mismo podrá pasar, en el futuro, con los poblados de Paredón (que ya tuvo 5 846 habitantes en el censo del año 2000), y Tres Picos (4 503 habitantes en el censo del año 2000).

Slide13:

Si hipotéticamente, pudiéremos juntar los tres municipios de nuevo, la estadística nos diría algo muy diferente (y para algunos, alarmante); es decir, la población del “municipio reconstituido” de Tonalá fuere de 163 376 habitantes en el año 2000.[30] El crecimiento de la mancha urbana El desarrollo del casco urbano de la ciudad ha debido registrar cambios en su emplazamiento. Es comprensible que algunas de las viviendas más antiguas se encuentren alrededor de la parroquia de San Francisco, sitio de oración, y de la plaza (o “parque”) central, sitio original del mercado. Aquellos desafortunados que fincaron en las márgenes de los ríos, o en tierras bajas anegables, hubieron de pagar las consecuencias. Los desbordamientos del “riyito” que cruza la ciudad han inundado las casas ubicadas en sus riberas. Por tales razones, y hasta la segunda mitad del siglo XX, existieron playones y espacios no fincados en ambas márgenes. El olvido imprudente, el afán de lucro y el descuido oficial, llevaron a los tonaltecos a saturar de casas lo que debió consolidarse como una zona de absorción del impacto de las crecientes. Cada indeterminado y esporádico número de años, una tromba, una lluvia prolongada, etc, nos recuerda cómo debimos proceder. Los asentamientos en la margen derecha del Zanatenco, el proveedor de agua potable, han corrido con peor suerte, en el pasado. El río casi termina su descenso, y ya no está rodeado de colinas, justo al pasar por Tonalá. O peor aún, la última colina queda del lado izquierdo, forzando las crecientes sobre la margen derecha.

Slide14:

Antes hubo de despoblarse la zona, ahora se construye con ahínco ahí mismo; pues el cambio climático parece sugerir que las lluvias serán escasas; desde luego, con el olvido ha crecido el riesgo. Cuando las lluvias torrenciales cayeren de nuevo, como en 1998, poco podrá hacerse, con los recursos disponibles, por quienes no corran suficientemente aprisa. Debo añadir que todas las calles (en Tonalá las que corren paralelas a las montañas, son “avenidas”) se transforman en ríos, durante la estación de lluvias. Entonces, Tonalá ha tenido una forma de número 4, limitada al Este por el Río Zanatenco . El Río Zanatenco no se dejaba cruzar fácilmente en época de lluvias, y llega aún a derribar los puentes. Pero, Puerto Arista queda del otro lado del río... Al Sur la ciudad terminaba en las últimas casas que bordeaban el camino al mar. Al Norte por las colinas del barrio del “Otro Mundo” que rematan en la Santa Cruz (que se yergue como exorcizando a Iglesia Vieja). Y al Oeste, la curvatura de “El Riyito”, por cuyas márgenes las casas continuaban. Los barrios hacia el Sur crecieron mucho con la llegada del ferrocarril. Varias calles se poblaron hacia abajo. Y el hecho de que la estación estuviese plantada al Oeste de la “calle real” (16 de Septiembre) hizo que crecieran calles paralelas al Oeste de la misma; es decir, a la izquierda del mástil del número cuatro, como la calle Francisco I. Madero, y otras más a medida que se fueron construyendo puentes sobre “el riyito”.

Slide15:

La Colonia Evolución (nombre muy porfiriano) resulta del crecimiento poblacional entre la zona ferroviaria y el (“nuevo”) Panteón Municipal. Y así, el mástil del “4” toma la forma de letra “J”. Fue entonces cuando Tonalá vivió sus años de esplendor, siendo puerto (que perdió importancia a medida que Salina Cruz, Oaxaca, la ganó) y gran estación ferroviaria regional. La siguiente en importancia que acabaría eclipsándola, sobre todo después de la huelga vallejista, era la de Matías Romero, en Oaxaca. A la vuelta del siglo, entonces, Tonalá era el sitio regional al que acudir en busca de medicinas, piezas de repuesto, novedades. La ciudad tuvo alcantarillado y agua potable antes que las capitales estatales del sureste. Tenía sus grandes almacenes, sus hoteles, sus calles empedradas, sus puentes, su alumbrado público, sus extranjeros, su casino, su tren, su balneario, su puerto. Todo dicho modestamente. Si bien mucho del comercio marítimo empezó a decaer con la llegada del ferrocarril, y el transporte de la carga al puerto de Salina Cruz, el golpe mortal fue el triple impacto de: 1.- la Revolución Mexicana, 2.- los desastres naturales (una gran inundación: 1919), y langosta (1913) 3.- las enfermedades: el cólera o vómito negro (1882),32 la viruela negra (1914) y la influenza o gripe española (1918).

Slide16:

El Cólera Morbus había asolado a la población entre enero y febrero 1834, matando a 424 personas, como mencionamos anteriormente. Este tipo de epidemias afectan más a las ciudades portuarias que a las poblaciones del interior, La revolución llegó tarde a Chiapas, cuando ya se extinguía en el resto del país. Pero tuvo un impacto peculiar en Tonalá. El principal “mapache” que asoló la ciudad fue Zínar Corzo, y sus ataques los realizó a fines de 1916 y principios de 1917. Tres fechas, correspondientes a tres ataques distintos, me han sido sugeridas en entrevistas a gente de Tonalá: el 4 de diciembre 1916, el 22 de febrero 1917, y el 15 de marzo 1917. Después de esas fechas, los mapaches se retiraron a las serranías, aquejados, ellos también, por las mismas epidemias que los tonaltecos. Un oficial carrancista, de nombre Manuel Salvador Orduña Figueroa tuvo a su cargo la defensa de la plaza que, según la tradición oral, pudo haber caído en manos de los atacantes. Pero entonces se produjo la aparición providencial de Tata Chico, el santo patrono de la ciudad, en la forma de un niño turulito. Entre los defensores se encontraban Vareliano Villanueva (con gente de las localidades de El Congreso, Huizachal, San Nicolás, Guayabo); Mardoqueo Palomeque (de Pijijiapan), y Merced Antonio, de Tonalá.

Slide17:

La leyenda cuenta que en el momento crucial del combate, cuando había francotiradores disparando a las espaldas de los defensores de la ciudad, el fusil de Orduña se encasquilló. En medio de la balacera, estaba aquel niño tonalteco jugando con una varita de madera. El niño ofrece a Orduña desatascar su rifle con ella. La primera reacción del soldado fue ordenar al niño ponerse a cubierto. Pero como el niño insistiera (habría que considerar el efecto del aura de San Francisco sobre Orduña), el hombre le entregó su arma. El niño limpió fácilmente el cañón con su varita. A partir de entonces, todos los tiros de Orduña dieron en el blanco, y los atacantes debieron retirarse. El conflicto armado hizo huir de la ciudad a algunos de los grandes empresarios, y arruinó los negocios, en general. Las enfermedades, por su parte, tuvieron un impacto demográfico tremendo. Los viejos hablan aún de carretas repletas de los cadáveres apestados conducidos lejos de la ciudad. El impacto es observable en los cuadros estadísticos presentados con anterioridad. Y la gran inundación de 1919 vino a completar el ciclo de decadencia de la ciudad. La tormenta se encarnizó con la ya severamente golpeada Tonalá. No dejó “ni las vías del FFCC”, y desde luego forzó la reubicación de las casas de la margen derecha del Zanatenco, a tierras más seguras; en particular, los barrios de “Nicatán” y de “Las Flores”. Pasará algún tiempo para que Tonalá recuperare su población. Y cuando lo consiguió, su desarrollo debió partir de varias casillas atrás: el Puerto de Tonalá no volvió a levantar cabeza.

Slide18:

Poco después, a Tonalá también le tocará la persecución religiosa callista y cardenista (1926-38). Don Valeriano cuidaba la iglesia; un pitazo del taller o un repique de campana y “se soltaba la rancherada” a defender el inmueble, que se reabrió en 1938. Luego llegó la carretera federal pavimentada en 1959, a lo largo de la Avenida Hidalgo, estimulando el crecimiento de caseríos y calles a ambos lados de ella: la Avenida Rayón (paralela al Norte) y las avenidas Matamoros y Juárez (al Sur). Antes el desarrollo urbano se había orientado a lo largo de la vía del ferrocarril. La Colonia Evolución había sido creada en 1938. En el cruce de lo que hoy son la calle Independencia y la avenida Matamoros, se encuentra uno de los puentes más antiguos, invisible hoy por la proliferación de negocios encima de él. Desde la segunda mitad del XIX, los alemanes de Chiapas, admirados por su laboriosidad, con la producción cafetalera habían ligado San Benito y Tonalá al comercio con Hamburgo, e introducido maquinaria de vapor. Lo mismo hicieron en otras regiones de América Central. ¡Qué de fortunas se crearon al expropiarlos durante la II Guerra Mundial en varios países de la región centro y sudamericana! Todo empezó a cambiar más rápidamente. El crecimiento poblacional se hizo notar, llegaron más automóviles, más cemento, más electricidad. La pavimentación nos permitió recorrer rápidamente la ciudad que había crecido bastante. Sin embargo, persistía el sentimiento de aislamiento e incomunicación con otras poblaciones.

Slide19:

Tapachula quedaba “lejos” y Tuxtla Gutiérrez también; para no hablar del DF. Todavía en los años 60, se empleaban 3 días para llegar a la Ciudad de México. Cuando empezó a funcionar una línea de autobuses, 17 horas... Y desde luego, la temporada de lluvias destruye puentes, carreteras y ferrovías. Los pocos extranjeros avecindados eran notados; y como la ciudad era ya casi 100% mestiza, también eran considerados “visitantes” los chamulas y los zapotecos. Centroamérica existía para los tonaltecos, casi exclusivamente en las mercancías de contrabando que traían las “bayunqueras” (oficio predominantemente femenino). Crecer en Tonalá, para los niños privilegiados, era asistir a buenas escuelas, desde el kínder hasta la secundaria (la escuela preparatoria empezó a funcionar a fines de los años sesenta). Era consumir alimentos despachados envueltos en papel estrasa o en hojas de plátano o en el recipiente que uno mismo llevaba; pero no se usaban los plásticos. Era jugar en los campos deportivos y parques. E ir mucho al único cine: el “De La Rosa”. Y aún los tonaltecos salían a estudiar con la expectativa de regresar a ejercer sus profesiones, a su terruño; especialmente los médicos. La naturaleza y el estado de las instituciones y las vías de comunicación hicieron que ir al DF se convirtiera en el destino principal en busca de educación superior. La radio local llegaría en los años 60 y la TV nacional mucho más tarde; pero los cambios ya hacía tiempo que llegaban a través de las montañas, no del mar. Tonalá había dejado de ser una ciudad pequeña, para convertirse en un pueblo grande.

Slide20:

Ir al DF por vía terrestre era percibido como menos riesgoso que remontar “La Sepultura” rumbo a Tuxtla. Ir a Tapachula era como ir en sentido contrario respecto al centro. No es un secreto que el Estado de Chiapas fue abandonado por los gobiernos post-revolucionarios. De hecho, Tonalá vivió su mayor esplendor bajo el gobierno porfiriano. Las riquezas naturales del estado, el petróleo, la hidroelectricidad, el café, etc, han servido para subsidiar la economía del centro de la república, y escasamente para ayudar la supervivencia de los chiapanecos más pobres. Volviendo a Tonalá, ya convertido en un pueblo grande, pasó a sobre-explotar lo ya existente, sin añadir nuevas obras; o casi sin hacerlo. Las excepciones de rigor son: la llegada del IMSS, la apertura de nuevas escuelas, la radio local, la televisión... Empero, la ciudad no volvió a ser lo que fue. Y una vez amputada de su desarrollo portuario-comercial, pasó a sustentarse de sus otras actividades: la ganadería y la pesca exclusivamente ribereña. La población creció mucho, como dijimos al inicio. El país mismo tenía la mitad de los habitantes de hoy, hace sólo 40 años. Pero, en ese entonces, todos los niños traían su “torta bajo el brazo”;¿o, no?. ¡Al menos eso parecía!. Pero los predicamentos de la crisis económica son sólo algunos de los problemas que afectan a la región costera en los años 1980. Al tremendo crecimiento poblacional se añadirá la inmigración de cientos de miles de centroamericanos que escaparon de los estragos de la guerra en sus países.

Slide21:

Y así, llegamos a un punto en que los tonaltecos “ya no cabemos”. La ciudad se desborda. Los nuevos barrios desafían la planeación municipal. Los servicios son insuficientes, y la calidad de los mismos se deteriora. Tonalá tiene más escuelas.; incluyendo varias opciones universitarias; pero la calidad de los estudios es muy baja. Al Río Zanatenco hubo que construirle compuertas, cada vez más arriba, para asegurar el abasto de agua. El río se llega a secar ahora: nos lo estamos bebiendo todo. La red de agua potable es insuficiente y anticuada. Ésta fue privatizada por algún tiempo, infructuosamente, para dueños y usuarios. La electricidad es cara, más cara en Chiapas que en otros estados del país. A principios del siglo XXI, Tonalá tiene nuevos barrios y unidades habitacionales, casi por todos lados. Del lado Este, se ha poblado la margen izquierda del Río Zanatenco (San Felipe). Del lado Norte, las casas descienden desde el barrio de “El Otro Mundo” hasta la colina siguiente.

Slide22:

Por el Poniente, ya está poblado desde “La Farola” (antes una finca rural) hasta la colonia ferrocarrilera; ahora unida por un par de puentes sobre el “Riyito”, con la colonia Evolución. Y al Sur, las casas han rebasado el barrio del “Señor de Acapetahua”, y se encuentran a ambos lados del desvío carretero, que corre en dirección Este-Oeste, y de la carretera a Paredón. Las unidades habitacionales, que a veces se quedan en “pies de casa”, son ejemplos de cómo conservar el calor en el infierno: techos bajos, ventanas pequeñas, todo de concreto. La construcción de la Carretera de la Costa por Enrique Salinas de Gortari y su compañía constructora, requieren una breve reseña: se limitaron a construir una carretera de dos carriles junto a la “libre” que ya teníamos, y le pusieron casetas de cobro a ambas: la vieja y la nueva. El injusto cobro ha sido repelido, hasta ahora, y promete ser la causa de futuros conflictos, en Tonalá. Ponencia presentada en el IV Encuentro Nacional sobre Conservación del Patrimonio Industrial Puebla, Pue., del 28 de septiembre al 1 de octubre 2005 Por el Dr. David R. Dávila Villers.

Slide23:

Tonalá es una ciudad localizada en el sureste de México, asentada en la transición de la Llanura Costera y la Sierra Madre de Chiapas, y a su vez cabecera de uno de los 122 municipios que conforman al estado. En la geografía estatal, se ubica al sudoeste, en las cercanías del litoral del Océano Pacífico. De raíces prehispánicas, Tonalá es una de las ciudades más antiguas del estado, célebre porque que en sus cercanías se suscitó la Batalla de la Chincúa, en donde Mariano Matamoros derrotó a Manuel Servando Dambrini, quedando a la posteridad como la única ciudad en la que se luchara por la emancipación de Chiapas. Desde 1983, para efectos del sistema de planeación del gobierno estatal, fue designada como cabecera de la región IX Istmo-Costa, siendo su urbe más poblada e importante, además de ser considerada la tercera ciudad en importancia económica del estado. Para fines electorales funciona como cabecera del VII Distrito Electoral Federal y del XV Distrito Electoral Local. A nivel tanto local como nacional es reconocida por su característico clima soleado y caluroso, sus playas, sus quesos y su creciente producción de mango Ataulfo. Tonalá es un municipio cuyo crecimiento demográfico avanza rápidamente. Se le considera un lugar estratégico, tanto por ser un sitio de paso de Tuxtla Gutiérrez a Tapachula y su colindancia con el estado de Oaxaca, así como por proveer a la capital del estado una abundante producción de pescados, moluscos y mariscos, y debido a su posición estratégica en la producción pesquera, es la sede de la Secretaría de Pesca local. La comarca es heredera de una vocación ganadera centenaria que la posiciona como centro de una de las principales regiones ganaderas de Chiapas.

Slide24:

Actualmente la actividad turística se perfila como el principal motor económico municipal, proyectada entorno a los dos principales destinos de playa estatales: Puerto Arista y Boca del Cielo. Toponimia Una reproducción del jeroglífico náhuatl que representa la palabra «Tonalán» que Antonio Peñafiel proporciona en el «Atlas» de su libro «Nomenclatura geográfica de México» extraída del «Lienzo de Tlaxcala». Popularmente se cree que el topónimo deriva de la palabra «Tonatlán» (Náhuatl clásico /toː.na.ˈt͡ɬaːn/), que debido a la propiedad aglutinante del náhuatl, formaría la palabra de los términos «Tonatiuh» (Náhuatl clásico /toː.ˈna.tiʍ]/) —el dios del sol azteca— y el sufijo «Lan» (Náhuatl clásico /laːn/) —Lugar—, que devendría significando «Lugar del sol». Esta confusión probablemente se origine en el alias «Ciudad del Sol» con el que coloquialmente se conoce a la ciudad, así como del mote con el que los mexicas nombraron a Pedro de Alvarado —conquistador del lugar—, «Tonatiuh», debido a su cabello rubio. En la época virreinal, como resultado de la fundación de la ciudad por los frailes franciscanos, al nombre del pueblo se le antepuso el de un santo, en este caso el de San Francisco de Asís. Esta era una práctica generalizada por los evangelizadores de Nueva España, pero especialmente en la región del Istmo de Tehuantepec — San Francisco del Mar o San Francisco Ixhuatán

Slide25:

Por lo consiguiente, durante la época colonial la localidad fue conocida como «San Francisco Tonallán» o «San Francisco Tonalá». Se deba añadir además, que al sector del Soconusco al que pertenece Tonalá, los españoles la nombraron como «El Despoblado» —actuales municipios de Arriaga, Tonalá, Pijijiapan y Mapastepec—, debido a la escasa población indígena remanente y los pocos colonizadores que se asentaron en la región. Gentilicio El gentilicio de los habitantes, tanto del municipio como la cabecera, es tonalteco (AFI /to.nal.'te.co/), pero dentro del estado son más conocidos como «turulos» (AFI /tu.'ru.lo/). La palabra turulo proviene del «turulete» —un pan hecho de maíz típico del estado— y del refrán popular «Turulo come panela». Historia La historia de Tonalá es oscura, ya que no han quedado grandes registros de sus primeros pobladores. El municipio, desde la época prehispánica, ha estado ligado a la región histórica del Soconusco, que originalmente abarcó desde el Río Las Arenas —en el actual municipio de Arriaga— hasta el Río Tilapa —en la actual Guatemala— limitando al norte con la Sierra Madre de Chiapas. Es a partir de las conquistas del General Tliltotl, por órdenes del Tlatoani Ahuízotl —esto a fines del 1490—, que Tonalá aparece en los escritos mexicas, pues son éstos quienes le imponen el nombre de Tonalá.

Slide26:

Época prehispánica En el municipio se encuentran documentadas más de catorce zonas arqueológicas de relativa importancia por su tamaño —y que son— de diferentes culturas. La zona arqueológica «La Perseverencia» fue un gran centro ceremonial del preclásico tardío (450 a.C. al 200 d.C.), así lo atestiguan sus más de 28 estructuras y dos juegos de pelota, en una superficie de más de 15 hectáreas. Junto a las zonas arqueológicas de «Tiltepec», «Tzuzuculli» y «Las Ánimas» —que corresponden al período Preclásico— tienen fuertes vínculos con la cultura olmeca. «Los Horcones», «Fracción Mujular», «Mojarras» y «La Chincúa», que corresponden al período Preclásico tardío y al Clásico temprano, cuyas culturas locales tuvieron intercambio tanto económico como religioso con la cultura teotihuacana. «Paredón», a la cultura mixteca. Y queda aun sin definir la cultura de «Iglesia Vieja», «Ocuilapa», «San Carlos», «Ponteduro», «La Polka», «Cabeza de Toro», y la «Ciudad Perdida en el Cerro de Bernal». Peter Gerhard menciona que mucho antes de la llegada de los españoles, los huaves habitaron la costa baja de Tonalá —es decir— las marismas de la laguna del Mar Muerto.

Slide27:

Zona arqueológica Iglesia Vieja. La historia de la ciudad de Tonalá se remonta a los tiempos precolombinos, ya que existió una antigua población a 4 kilómetros al norte de la actual, de la cual, aún persisten sus ruinas, conocidas como Iglesia Vieja y que datan, según el INAH, de los años 400 a.C. a 600 d.C5 del periodo Clásico temprano. Fue punto intermedio en la ruta comercial entre el sur del área Maya, el altiplano mesoamericano y la depresión central chiapaneca, donde confluyeron distintas culturas mesoamericanas como la olmeca, la maya, la zapoteca y la mixteca. Fue capital regional durante el periodo Clásico Tardío, dominando una amplia zona que incluía Tonalá y los actuales municipios de Pijijiapan y Arriaga. Posteriormente a la desaparición de la civilización de Iglesia Vieja se desarrollaron 5 asentamientos en las cercanías: Tiltepec, Tzutzuculi, Quetzalapa, Nicatán y Noyola. Los aztecas conquistaron toda la costa chiapaneca (incluyendo esos 5 pueblos) durante el reinado de Ahuízotl (1486-1502) e impusieron el nombre de Tonallán a la comarca que tuvieron bajo su dominio. Las poblaciones dominadas sirvieron como punto intermedio entre Tenochtitlán y el soconusco. El dominio nahoa perduró hasta de la conquista de imperio por parte de Hernán Cortés y la llegada de los conquistadores españoles a la región.

Slide28:

Época colonial Bajo los Habsburgos Españoles (1524-1700). Pedro de Alvarado. Conquistador de la región tonalteca en 1524. Conquistada Tenochtitlan, Hernán Cortés envió algunos españoles que ocuparon a la región del Soconusco sin mayor resistencia. El mismo año, en Tuxpan, se le presentaron dos españoles —de los previamente enviados— acompañados con muchos indígenas del Soconusco, quienes se ofrecieron como vasallos del rey de España; bien es cierto que Cortés desconfió de sus intensiones, los recibió con atención y los envió a sus líderes para hacer constar de una alianza con sus caciques. Posteriormente Cortés comisionó a Pedro de Alvarado con la tarea de subyugar a Utatlán y toda Guatemala, para lo cual Alvarado dispuso de un ejército de trescientos soldados, de los cuales eran: 120 escopeteros, 130 a caballo, 4 tiros, 1 artillero, 200 tlaxcaltecas y cholultecas y 100 mexicas. Alvarado salió de Tenochtitlan el 13 de diciembre de 1523, pasando por Tehuantepec en donde tuvo que hacer frente a tribus hostiles. Ya en territorio chiapaneco —en febrero de 1524— en las cercanías de la actual ciudad de Tonalá, Alvarado encontró una rebelión al dominio español por parte de los pobladores de Quetzalapa, quienes fueron derrotados y los sobrevivientes de dicha batalla se replegarían hasta el Río Tilapa. Alvarado siguió con su paso «como de rayo» hasta Guatemala, por lo que la conquista fue más nominal que de facto. Sería al regreso de Alvarado en 1526, después de haber completado el sometimiento de la región una vez conquistada la capital Soconusco, en que recomendó empezar la evangelización del lugar, actividad en la que participaron frailes franciscanos y dominicos en el periodo comprendido de 1529 a 1540.

Slide29:

Como parte del Soconusco, la comarca tonalteca aparece en la lista de posesiones de Hernán Cortés de 1524 a 1526 quien aparentemente se reservó para sí la provincia. El 24 de noviembre de 1526, el Soconusco fue declarado provincia por la Audiencia y Cancillería Real de México. Más adelante, el 8 de diciembre de 1526, Francisco de Montejo fue designado gobernador y Capitán General de la Provincia de las Chiapas de manos del rey Carlos I, con jurisdicción sobre el Soconusco, pero esta situación sería breve, ya que en 1529 los cuantiosos recursos del Soconusco fueron confiscados por la Real Audiencia de México, pasando a pertenecer a la corona española. El 11 de marzo de 1531, esta Audiencia nombra al primer corregidor del Soconusco, siendo este derecho de nombramiento de corregidores ejercido por el virrey de 1535 a 1556. El 1538, el Virrey Antonio de Mendoza recibió instrucciones para asignar a Pedro de Alvarado el Soconusco a cambio de los pueblos de Izúcar y Chietla. Con la muerte de Pedro de Alvarado en 1541 y la creación el 20 de noviembre de 1542 de la Audiencia de los Confines de Guatemala y Nicaragua —con base en la promulgación de las Leyes Nuevas, y además estableciendo su sede fundacional en Santa María de la Nueva Valladolid pero establecida de facto en Gracias a Dios — se suprimió a las gobernaciones existentes al momento de su fundación, Chiapas y Soconusco —junto con Nicaragua, Honduras, Panamá, Veragua, Guatemala, Tabasco, Costa Rica y Yucatán— pasaron a depender administrativamente de esta Audiencia, comenzando de esta forma la incipiente conformación de la Capitanía General de Guatemala, pero es muy probable que el control real de ambas fuese ejercido desde Guatemala hasta 1544

Slide30:

En 1545 el Soconusco vuelve a aparecer como una posesión de la corona dependiente de facto del virreinato novohispano. En 1551, el título del magistrado del Soconusco cambio de corregidor a alcalde mayor. En 1556, una real cédula colocó al Soconusco en la jurisdicción y bajo el poder nominativo de la Audiencia y Cancillería Real de Santiago de Guatemala. En 1561, la provincia alcanzó el rango de gobernación, por lo cual el titular del gobierno era nombrado por el rey y aprobado por el Rel y Supremo Consejo de Indias. En 1565 le es restablecido su estatus de gobernación. Desde el 8 de septiembre de 1563 a 1568 la sede de esta Audiencia se trasladó a Panamá por órdenes de una real cédula — siendo esta la segunda instalación de la Audiencia y Cancillería Real de Panamá en Tierrafirme— que abarcó Honduras, Nicaragua y Panamá, mientras que Chiapa, el Soconusco y Guatemala quedaron bajo el control de la Real Audiencia de México. A instancias de Bartolomé de las Casas, el 15 de enero de 1568 una real cédula restableció la Real Audiencia de Guatemala delineando la jurisdicción de la Capitanía General de Guatemala que abarcaría la mayor parte de Centroamérica —Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Chiapas y Chiriquí—. Posteriormente, una real cédula fechada el 25 de enero de 1569 transfirió a la gobernación de Soconusco, de la Real Audiencia de México a la Real Audiencia de Guatemala. Debido a los cambios políticos a los que fue sometido el Soconusco, la lejanía de la provincia respecto a los grandes centros poblacionales y su calidad como mera encomienda de la corona española, le proporcionaron al gobernador poderes extraordinarios sobre la economía y las cuestiones judiciales de la región, esto hacía al gobernador propiamente un feudal sin muchas interferencias del exterior.

Slide31:

En primeras instancias, la comarca de Tonalá dependió gubernamentalmente, de Cacaluta, un pueblo cerca de la localidad del Soconusco. En 1540, la sede del gobierno fue trasladada a San Pedro Huehuetlán. En cuanto a las cuestiones eclesiásticas, la Diócesis de Tlaxcala administró el Soconusco hasta 1536, en que pasó a la Diócesis de Guatemala. En 1545, el rey Carlos I, asignó al Obispado de Chiapa el Soconusco. Del período de 1561-1596 pasó a ser gobernada nuevamente desde Guatemala, posteriormente seguiría dependiendo del Obispado de Chiapa. El clero secular habría de monopolizar el Soconusco. Cabe destacar que durante la época colonial el Soconusco estuvo dividido en seis o siete beneficios eclesiásticos, aunque los centros y los límites de las parroquias variaron con el tiempo. De esos siete (Asunción Soconusco, Tianguistlán, San Pedro Huehuetlán, Santo Domingo Cuilco, Asunción Tustla, Santa María Ayutla y El Despoblado), Tonalá dependía del beneficio del Despoblado con sede en San Pedro Mapastepeque. En la década de 1560 empresarios españoles adquirieron tierras en «El Despoblado» e introdujeron ganado bovino, que se multiplicó a tal punto, que se dice, que una de sus estancias era la mayor de la Nueva España (esto cerca del 1629). Tal era la riqueza del Soconusco y la fama que esta generaba, que se decía que algo muy valioso valía un Soconusco. Además en 1590, Miguel de Cervantes Saavedra —unos años antes de escribir el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha— solicitó al rey Felipe II el puesto de gobernador del Soconusco. En 1611 el pueblo se vio reflejado en el censo de ese año con 40 españoles, 245 indígenas y 45 negros.

Slide32:

Hay que hacer notar que por la poca mano de obra indígena —que decayó por las enfermedades traídas por los españoles— fue necesario traer esclavos —aunque también se instalaron negros y mulatos libres— del continente africano para que cuidaran las estancias ganaderas y trabajaran el añil. Para 1684 había 259 jefes de familias mulatas, que trabajaban las haciendas de ganado en Tonalá, Pijijiapan, Mapastepec y Ayutla. Bajo los Borbones Franceses (1700-1821). Para el 1700, Tonalá pasó a depender políticamente de Santo Domingo Escuintla, debido a una crisis política surgida por el intento de sublevación del visitador Francisco de Gómez de la Madrid en contra de Gabriel Sánchez Berospe, presidente de la Audiencia de Guatemala. Alrededor de 1740, el beneficiado del Despoblado pasó de Mapastepec a Tonalá. En 1786 con la implementación de las Reformas Borbónicas, particularmente la creación del sistema de intendencias8 al interior de la provincia chiapaneca, las dos alcaldías mayores de Chiapa y el gobierno del Soconusco —que hasta entonces era independiente, políticamente hablando, de Chiapa— formaron la nueva Intendencia de las Chiapas. Entonces hubo tres partidos con 109 poblados y 38 curatos. Las cabeceras de los tres partidos eran Ciudad Real, Tuxtla y Soconusco. Se nombraron 12 subdelegaciones para hacer más eficiente el cobro de tributos quedando los siguientes: Palenque, Ocosingo, Tila, Huistán, Tuxtla, Comitán, Huitiupán, Ixtacomitán, San Andrés o Coronas, Tapachula, Tonalá y Llanos, cada uno con un subdelegado residente en la cabecera. Por lo mismo, el Soconusco se dividió en dos partidos, el de Tonalá al noroeste y el de Tapachula al sureste.

Slide33:

En 1787 se expidió el título de propiedad del mancomún de indios y mulatos y en 1791 se constituye el primer ayuntamiento de la ciudad. Ese mismo año, una comitiva del pueblo se traslada a San Cristóbal de las Casas a solicitar el reconocimiento de las autoridades del ayuntamiento de Tonalá. En 1793 principia la construcción formal de la iglesia de San Francisco de Asis. En 1794 se desata una epidemia de tifo que diezma a la población. Es mismo año, se incendian las casas y el techo de palma de la iglesia de San Francisco de Asís. En 1790 el subdelegado de Soconusco —que residía en Santo Domingo Escuintla— a causa de huracán que la dejó el ruinas tuvo que trasladarse a Tapachula por lo que la subdelegación de Tonalá pasó a pertenecer a Tapachula. En 1796 el provisor del Obispado de Chiapa, José de León y Goicochea, remitió a la Real Audiencia de Guatemala noticias de los habitantes del Soconusco, donde se incluía a Tonalá. En ese entonces Tonalá registró 2 874 personas. En 1805 vuelve a quemarse por vientos huracanados la mayor parte del pueblo, incluido el techo de palma de la iglesia, este incendio se extendió a las comunidades cercanas donde vivían la mayor parte de los pobladores, que terminaron refugiándose en los terrenos aledaños de la actual localidad llamada El Congreso. El 29 de octubre de 1813 se le concedió el rango de Villa a Tonalá por decreto de las Cortes de Cádiz, instaladas en la Isla de León. Además que las mismas Cortes de Cádiz le autorizaron la apertura del Puerto de Tonalá por diez años para comerciar con el Perú.

Slide34:

En 1814 la villa tuvo un crecimiento poblacional y quedó con 4 5059 personas: 222 Españoles, 944 Indios y 3339 mulatos. Al finalizar el régimen colonial en 1821, quedaron en total doce partidos: el de Ciudad Real, Llanos (Comitán), Tila, Palenque, Ixtacomitán, Tuxtla, Tonalá, Soconusco, Ocosingo, Simojovel, Huixtán y de San Andrés. Batalla de la Chincúa. En la época de la Independencia, el istmo de Tehuantepec en Oaxaca era considerado raya limítrofe entre la Nueva España y la provincia chiapaneca (parte de la Capitanía de Guatemala). Los movimientos de insurrección que acontecían en la Nueva España, generaron interés por reforzar las huestes provinciales de Chiapa. Los insurgentes al mando de José María Morelos avanzaban rápidamente hacia Oaxaca con 12'000 hombres. Sin embargo, el mal estado de los caminos entre Oaxaca y Chiapa, detuvo el paso de los insurgentes sin que pudiesen avanzar más hacia el sur. A causa de ello el correo de estafeta comenzó a desorganizarse provocando que indios a pie y ocultos trasladaran las cartas de pueblo en pueblo. La intensidad de los movimientos armados en la Nueva España, alertaron al gobierno de Guatemala. El ex-capitán guatemalteco Antonio González Mollinedo y Saravia, fue ejecutado por los insurgentes en Oaxaca donde se hallaba de paso. En venganza, el gobernador de Guatemala José Bustamante y Guerra ordenó entonces el viaje de tropas hacia la raya limítrofe.

Slide35:

En diciembre de 1812, Dambrini emprendió la marcha desde Guatemala, rumbo al istmo de Tehuantepec. El armamento que llevó se constituyó de, al menos, 200 fusiles y varios cañones. Como consecuencia de esto, en Tonalá se estableció la fundición provisional para elaborar cañones de guerra. Diez años después se reactivó gracias al metal que se trajo desde Tabasco, de los cuales se hicieron cañones de 4 y 8 calibres. Probablemente fueron estos los tipos de cañones utilizados en la batalla de Tonalá el 19 de abril de 1813. Especialmente los de calibres 2 y 4, más fáciles de trasladar por los caminos generalmente en mal estado. A finales de enero de 1813, un grupo de 250 hombres salió de Quetzaltenango, Guatemala y marchó hacia Tonalá. Los generales militares más importantes eran Félix Lagrava, Farrera, Garci-Aguirre y Dambrini. Este último dirigió una tropa compuesta principalmente por locales y la leva de negros del Caribe. Debido a la integración racial en sus tropas, fue enviado a Chiapa para combatir contra los insurgentes en Oaxaca. Morelos peleaba contra el general Calleja desde Tehuacán, Puebla y poco a poco reconquistó Oaxaca. Manuel Servando Dambrini, por su parte, llegó a Tonalá y poco después situó su campamento en la hacienda Macuilapa. Los primeros días de abril, Dambrini enfrentó a tropas insurgentes en Tehuantepec viéndose derrotado fácilmente. El sentir de una noticia puso en evidencia el resultado adverso para el general guatemalteco, que vio en su huida la mejor opción.

Slide36:

Las fuerzas de Morelos y Matamoros habían atacado con bombas la Villa de Tehuantepec, pusieron fácilmente en retirada al Teniente Coronel Dambrini. Posteriormente las tropas guatemaltecas regresaron a Tonalá el día 11 de abril, donde establecieron una guarnición y recibieron apoyo del cura (Luciano Figueroa). Los soldados al mando de Dambrini hacían un total de 400 hombres más o menos armados. Mientras se recuperaban de la derrota en Oaxaca, el coronel Esteban Figueroa fue comisionado por Dambrini para llevar bastimentos a Tonalá desde Jiquipilas y Ocozocuautla. El 19 de abril, Matamoros marchó hacia Tonalá junto a la brigada llamada Ysúcar (Izúcar), decidido a atacar a Dambrini. Este último se encontraba con pocos elementos para defender la plaza. Y los subalternos permanecieron dispersos por las haciendas, bastante diezmados y ocultos entre los montes. El ataque se llevó a cabo en las inmediaciones de Tonalá, probablemente en los caminos cercanos a las montañas que anteceden la hacienda La Calera (localizada en el actual municipio de Arriaga). Desde el día 18 de abril Luciano Figueroa, se encontraba apoyando al ejército proveniente de Guatemala. Aunque estuvo lejos de la batalla en Oaxaca, presenció el regreso de las tropas de Dambrini a territorio tonalteco, donde 100 indios al mando del cura apoyaron para abrir caminos, formar trincheras, cargar las nuevas municiones y agrupando 14 cargas de bastimentos entre hachas, machetes, además de 20 caballos. En la tarde de ese día Matamoros atacó a Dambrini quien resistió hasta ponerse en retirada.

Slide37:

En la mañana del 19 de abril, las tropas de Dambrini se encontraban en el llano Santa Rosa. Figueroa proveyó de bastimentos a la tropa sin detener su rumbo hacia el rancho Mulato, pues Matamoros avanzó rápidamente. Después de haber descansado en ese rancho, Dambrini marchó con intención de llegar hacia la raya limítrofe. Sus mejores armas consistían en cuatro cañones (probablemente de calibres 2 y 4) que tenían montados en sus respectivas cuereñas. El camino estaba en tan mal estado, que comisionó a Francisco Herrera para que lo reparara junto a los zapadores. Sin embargo, el camino montuoso imposibilitó las labores de reparación y la tropa tuvo que desmontar la artillería en medio del camino. Herrera continuó reparando los caminos hasta llegar al Portillo de las Huertas. En Tonalá el subdelegado y los alcaldes mostraban apoyo e interés en las noticias de la tropa que dirigía Dambrini. Los pobladores comenzaron a evacuar el pueblo y las fincas rústicas más importantes se vaciaron rápidamente. Herrera se marchó rumbo a la Trinidad y únicamente mandó cerrar el camino principal a Tonalá. Los indios limpiaban el camino cuando la gente de Matamoros atacó violentamente a la caballería de Dambrini, retrocediéndolos casi una legua del Portillo de las Huertas. El grupo insurgente se encontraba emboscando a la tropa de Dambrini y el tiroteo duró tres horas bajo los calurosos rayos del sol. Hábilmente la gente de Matamoros no ofreció el ataque frente a frente y atrás de los montes asediaron sin parar. Al respecto señala el cura Luciano Figueroa: “[…] la sed fue el mayor enemigo nuestro por lo caluroso del día, y habiendo durado el combate cerca de tres horas salía nuestra infantería en trozos de a seis hombres a buscar agua y ya no regresaban;

Slide38:

hubo muy poca subordinación, pues el comandante mandaba no menudear el fuego para que el enemigo saliese del bosque, y no obedecía.” Entrada la tarde, el recuento de daños en la tropa de Dambrini presagiaba la derrota. Quedaron poco más de 50 hombres de infantería, pocos de caballería, dos ayudantes y cuatro capitanes. Finalmente la tropa de Dambrini decide romper los cañones, quemar las cuereñas y regar la pólvora para que no quedasen en manos del enemigo; decidiendo la victoria para los insurgentes de Matamoros. A las doce de la noche, después de andar varias leguas llegó a Tonalá la desgastada tropa de Dambrini. El panorama fue confuso y desolador, según comentó el cura Luciano, principal testigo. El día 20 de abril, el cura proporcionó algunas reses para alimentar a la tropa que se encontraba en la hacienda Los Patos perteneciente a su parroquia. Los insurgentes marcharon hacia Trinidad, Dolores y Calera, rumbo al istmo. Sin embargo, del 20 al 22 de abril las tropas de Matamoros merodearon Tonalá sin mayor actividad. El 23 ingresó al pueblo acompañado de tres pedreros y estableció siete cuarteles. Al día siguiente puso una proclama al pueblo y tres días después concluía su retirada del lugar; de manera que el día 27 de abril ya se encontraba fuera del territorio tonalteco. Situación que aprovechó el cura Luciano Figueroa para regresar a Tonalá desde el 25 de abril.

Slide39:

Mientras tanto Matamoros mandó varias cartas a Ciudad Real expresando su postura y en Tonalá trató de enlistar a los indios sin lograrlo. Las fuerzas con las que contó ascendían a 6'000 hombres, pero había atacado a las tropas guatemaltecas con tan sólo una cuarta parte de ellos. Dambrini ya se encontraba en Tapachula y recibió las noticias de todo lo acontecido por cartas del renombrado cura. La victoria de Matamoros sobre Dambrini, obedeció a que tenía en su poder más de cuatro cañones por cuartel y gozando de al menos siete cuarteles. Al finalizar la batalla Matamoros amarró a siete tonaltecos a los cuales llevó mientras otros lo siguieron voluntariamente. Antes de salir de Tonalá, las tropas de Mariano Matamoros se entregaron al saqueo y robo de bestias durante ocho días. Finalmente el 25 de abril de 1813, se retira de Tonalá y deja cuatro cuarteles, cada uno resguardado por un cañón. Décadas recientes El día 29 de mayo de 2013, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) informó a través de su cuenta de Twitter que el Huracán Bárbara (el primer huracán de la temporada) había tocado tierra en el municipio de Tonalá como huracán categoría 1, a las 15:10 horas, entre las Pesquerías de Paredón y Punta Flor en Arriaga, con vientos sostenidos de 120 km/h y rachas de hasta 150 km/h.

Slide40:

El día 17 de diciembre de 2015, a las 13:49 horas, se registró un sismo que alcanzó los 6.6 en la escala de Richter con el epicentro a 37 km al sureste de la ciudad de Tonalá muy cerca de Tres Picos, a una profundidad de 90 km y con una duración aproximada de 12 segundos. Resumen de hechos históricos. En 1813 se efectúa la Batalla de la Chincúa, entre el insurgente Mariano Matamoros que viene a enfrentar y a derrotar a las fuerzas realistas de la Capitanía General de Guatemala que comandaba el Teniente Coronel Manuel Servando Dambrini, cuyo objeto era posesionarse de la costa de Chiapas e Istmo de Tehuantepec. El 29 de octubre 1813 se le concede el rango de Villa por decreto de las Cortes de Cádiz.

Slide41:

El 10 de septiembre de 1821 se celebra misa en la parroquia de San Francisco de Asís por motivos de la Independencia de México. El 14 de septiembre de 1821 Chiapas se federa a México, incluyendo a Tonalá. El 27 de diciembre de 1870, por decreto del Gobernador José Pantaleón Domínguez se eleva al rango de Ciudad a la Villa de Tonalá. El 6 de diciembre de 1871, por decreto del Gobernador José Pantaleón Domínguez se erige el Departamento Judicial de Estado con cabecera en la ciudad homónima. Diciembre de 1889, se inicia la construcción del ferrocarril del Pacífico de Puerto Arista a Tonalá. 26 de junio de 1890, llega la primera locomotora de la marca "Beyer, Peacock & Company" a Tonalá, que había sido bautizada con el nombre del Gobernador del Estado “Manuel Carrascosa”, y siendo Presidente Municipal don Constancio de la Torre. 15 de septiembre de 1902, se terminan los 50 km del ferrocarril desde Puerto Arista a la estación “La Aurora” ubicada en la zona limítrofe con Oaxaca. Diciembre de 1903, se termina de construir el ferrocarril de San Jerónimo (hoy Ixtepec, Oaxaca) a Tonalá, Chiapas, con un total 170 kilómetros, se abre al público y tráfico comercial hasta el 1 de noviembre de 1904.

Slide42:

Noviembre de 1904, se inician los trabajos del Ferrocarril Panamericano de Tonalá a hacia Tapachula, lo que tomó cuatro años de construcción. 1908, año en que se canceló el recorrido de un tren de recreo de Puerto Arista a Tonalá, por ser incosteable. Este recorrido nada más duró 6 años. En 1915, desaparecen las jefaturas políticas y posteriormente se crean 59 municipios libres, estando dentro de esta primera remunicipalización. En 1917 la población civil repele y se defiende heroicamente de los contrarrevolucionarios mapachistas del general Tiburcio Fernández Ruiz. En 1983, para efectos del Sistema de Planeación, Tonalá es cabecera de la región IX Istmo-Costa. En 1985, con motivo del 175 Aniversario de la Independencia y 75 de la Revolución Mexicana, durante un período nacional, reciben en la cabecera municipal los símbolos patrios.

Slide43:

Medio geográfico. Según la Constitución Política Siglo XXI del estado de Chiapas, el municipio tiene una extensión territorial de 1634.33 km², lo que representa un 2.20% de la superficie total del estado. La densidad de población es de 51.76 hab/km². Estos datos divergen de los que proporciona el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en los cuales la extensión territorial de Tonalá es de 1867.72 km² y la de Chiapas es de 73 288.83 km², según la cual, el municipio tonalteco representa el 2.55% de la superficie del estado. Esta variación se debe al hecho de que el INEGI considera parte del municipio a la Laguna del Mar Muerto. Según cifras del mismo INEGI, Tonalá cuenta con 286.12 km² de aguas continentales, por lo que, el municipio en realidad cuenta con 1581.60 km² de tierra firme. Ubicación. Municipio de Tonalá en Chiapas. El municipio se ubica en la Región Socioeconómica IX Istmo-Costa. Las coordenadas de la cabecera municipal son: Latitud 16° 05' 22 N y Longitud 093° 45' 05 W, se ubica a una altitud de 60 metros sobre el nivel del mar; se encuentra aproximadamente a 100 km (42.56 grados) en línea recta y 151 km por carretera de Tuxtla Gutiérrez, capital del estado.

Slide44:

Clima. Por lo general el municipio presenta una mediana oscilación térmica diaria y anual. La radiación solar se deja sentir en casi todo el año, siendo abril el mes más caluroso mientras que diciembre es el más frío. Septiembre es el mes más lluvioso en tanto que enero es el más seco. Durante el veranos se producen la mayor cantidad de lluvias (entre los meses de mayo y octubre), en el invierno los frentes fríos producen fuertes ventarrones que resecan la vegetación. Sismicidad. El territorio municipal se sitúa sobre la placa del Caribe. Además, se encuentra cerca de la trinchera mesoamericana, una zona de subducción de la placa de Cocos, que se mueve 7 cm al norte por año, bajo la Norteamericana y la del Caribe. Tonalá, como el resto de la costa chiapaneca, tiene una elevada sismicidad debido a este fenómeno de subducción de placas.

Slide45:

Personajes ilustres. Hermilio Marín Hernández. Músico, autor de conciertos y valses, intérprete de folklore. Felipe Peña Palacios (1900-1967). Músico, compositor y promotor de la música folklórica. Fundador de la marimba orquesta «Hnos. Peña Ríos». Entre sus composiciones encontramos: «Zanatenco», «Tres Preguntas», «La Tonalteca», «Héroe de Nacozari». Alberto Peña Ríos (1938-2011). Director de la Internacional Marimba Peña Ríos. Entre sus composiciones destacan: «Chiapas», «Ecos de marimba», «Sonata», «Ejecución», «Corazón abierto», «Corazón de niño», «Parque jardín de la marimba» y otras. A su esposa, Olga Ramos, le compuso «Cómo podré pagarte». Braulio José Zorrilla Vera (1840-1920). Político y primer poeta tonalteco, autor de “La Inmortalidad del Alma” o “La Leyenda de la Ciencia”, “Una mañana en Paredón”, y “Elífasis la Bella” entre otras. Miguel Lara Vasallo (1878-1964). Radicado en Tonalá. Autor de la música del himno a Chiapas. Militar mapachista. A su llegada a la ciudad en 1924 estableció la primera imprenta del lugar. Co-fundador de la Escuela Secundaria «Tonalá» (hoy «Profesor Ramón E. Balboa»). Ramón Rabasa Estevanel. Político.

Slide46:

Policarpo Rueda Fernández. Radicado en Tonalá. Médico y político, gobernador interino de Chiapas en 1911. Leopoldo Gout Nivón (1863-1912). Radicado en Tonalá. Filántropo. Senador propietario por Chiapas durante el gobierno de Madero, murió durante la Decena Trágica. Gilberto Marín Rizo (1915-2007). Educador, periodista, poeta, escritor y primer cronista de la ciudad.

Slide47:

(1910) Parque Central Esperanza (2016)

Slide50:

(1881)

Slide66:

Presidencia Municipal

Slide68:

Estación del Ferrocarril

Slide74:

Av. Rayón y Calle Independencia

Slide75:

Calle Francisco I. Madero y Av. Rayón

Slide76:

Prof. Gilberto Marín Rizo (Cronista de Tonalá) Prof. Ramón Escobar Balboa Dr. Juan Clímaco Corzo (Presidente Municipal)

Slide84:

De las primeras casas modernistas en la Av. Hidalgo, propiedad de don Policarpio Rueda.

Slide86:

(Calle Real , Calle Central, Calle 16 de Septiembre)

Slide87:

Av. Hidalgo y Calle 5 de Mayo Av. Hidalgo y Calle 5 de Mayo

Slide88:

Calle 16 de Septiembre (Calle Real) y Av. Hidalgo (Pérgolas y Mercado)

Slide96:

Inauguración del edificio de la Presidencia Municipal - 1967

Slide101:

Rio Zanatenco

Slide115:

Calle 16 de Septiembre

Slide118:

Festejos 15 de Septiembre

Slide119:

Parquecito Juárez (antes Parquecito Pimentel ).

Slide120:

Parque Mariano Matamoros

Slide121:

La Lomita

Slide122:

La Lomita - 2014

Slide123:

La Lomita - 2014

Slide125:

(2013)

Slide127:

Escuela Primara «Juanita»

Slide128:

Hospital General Dr. Juan Clímaco Corzo

Slide132:

Cruz al final de la calzada al Panteón Municipal

Slide136:

Iglesia de San Francisco de Asís (1950)

Slide149:

Av. Hidalgo - 2013

Slide150:

Rio Zanatenco

Slide160:

Motivados únicamente por el deseo de conocer un poco de la Ciudad de Tonalá; Chiapas se realiza esta presentación en PowerPoint sin fines de lucro. La mayoría de las imágenes fueron bajadas de Internet en Google Chrome, gracias a todas y cada una de las personas que proporcionaron sus imágenes al subirla a Internet; asimismo, agradezco a los foristas que postean sus imágenes en skyscrapercity.com, y que, voluntaria o involuntariamente colaboraron con sus bellas imágenes y notas de investigación, sin duda alguna, sin ellos no hubiera sido posible la realización de esta presentación. Agradecimiento a Roge CasGu por proporcionarnos la letra de la canción «Tonalá»; letra y música escrita por su señor abuelo, el Maestro Antonio Gutiérrez Escobar . Agradezco al Dr. David Roberto Dávila Villers, por su excelente ponencia en el IV Encuentro Nacional Conservación del Patrimonio Industrial, la cual enriqueció esta presentación. Igualmente agradezco a la amiga Guadalupe Sayeg Huerta al proporcionarnos imágenes de Tonalá (antiguo). Esteban Zorrilla Amén ez_amen@hotmail.com FIN

authorStream Live Help